Menú
Mitos y realidades sobre el sobrepeso
SOBREPESO

Mitos y realidades sobre el sobrepeso

Hacer ejercicio no nos exime de comer equilibradamente, pero picar entre horas tampoco nos hará engordar necesariamente. ¿Cuántas cosas de las que creemos sobre el sobrepeso son mentira?

Lucía Pérez Villoria

El sobrepeso es uno de los problemas principales que afectan a las sociedades modernas. Cada año mueren, aproximadamente 2,8 millones de personas por las consecuencias de la obesidad o sobrepeso. De hecho, un 45,2 % de los alumnos españoles de 6 a 9,9 años padecen exceso de peso. El estilo de vida actual es el factor que más condiciona el peso. Es decir, la televisión, las videoconsolas, Tablet...genera estilos de ocio exentos de actividad física que, sí se hacía en otras épocas, donde los niños quedaban para salir a la calle a jugar.

Según una encuesta de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), es una realidad que en los últimos cinco años la el sobrepeso ha aumentado estrepitosamente en países como Australia, Canadá, Francia, México, España y Suiza. Además, se ha vista que la crisis económica vivida recientemente ha influido en los estilos alimenticios y por ende, negativamente sobre el peso y la salud: la falta de recursos económicos ha generado que las familias gasten menos en comida sana como frutas y verduras e, incluso, en los hogares más pobres se haya modificado la dieta hacia la comida basura con gran contenido calórico.

En España la tasa de adultos obsesos supera la media mundial, ya que uno de cada 6 adultos es obeso, y más de 1 de cada 2 tiene sobrepeso. Asimismo, se ha visto hay más mujeres con sobrepeso que hombres.

Qué es el sobrepeso

Obesidad y sobrepeso hacen referencia a un peso corporal mayor del que se considera saludable para una estatura determinada. La medida más indicativa del sobrepeso es el índice de masa corporal (IMC), que se calcula con base en la estatura y el peso. Pero, ¿qué es mito y qué es realidad?

Realidades sobre el sobrepeso

-Es una realidad que tener sobrepeso o ser obeso conlleva el riesgo de presentar muchos problemas de salud tales como: enfermedad coronaria, presión arterial alta, problemas respiratorios, cáncer, diabetes tipo II, cálculos en la vesícula.

-En el peso de una persona influyen muchos factores: el medio ambiente, los antecedentes familiares y hereditarios, el metabolismo y las conductas o hábitos de vida.

-Las medicinas y la cirugía para bajar de peso son alternativas para algunas personas que, por medios naturales no son capaces de modificar su peso.

-Otra realidad es que para bajar de peso se debe: limitar la ingesta energética procedente de la cantidad de grasa total y de azúcares; aumentar el consumo de frutas y verduras, así como de legumbres, cereales integrales y frutos secos; y realizar una actividad física periódica.

-Los niños con sobrepeso pueden convertirse en adultos obesos: el sobrepeso está relacionado con los hábitos que se forman en la infancia, no por una predisposición a la obesidad. Por tanto, es importante inculcar a los niños la importancia de una dieta equilibrada y un ejercicio regular.

-No se puede bajar de peso con dietas continuamente: efectivamente, las dietas generan ansiedad por falta de azúcares, y, la alimentación debe ir acompañada de ejercicio. Además, no olvidemos el conocido efecto "yo-yo".

Mitos sobre el sobrepeso

-Un mito muy extendido es que las personas con gordura son más felices: falso. Las personas con sobrepeso pueden tener el mismo estado de ánimo que una persona sin sobrepeso. Sin embargo, se ha visto cierta relación con trastornos psicológicos como trastornos de alimentación, ansiedad y trastornos de la personalidad.

-Las personas con amigos obesos tienden a aumentar de peso: lo son en la medida en que pueden modificar los hábitos de vida para acercarlos a la de la otra persona (actividades más sedentarias, ocio basado en la comida...) pero la obesidad no es contagiosa.

El agua ayuda al organismo a sentirse saciado, pero no quema caloríasEl agua ayuda al organismo a sentirse saciado, pero no quema calorías

-Otro mito es que hacer ejercicio no ayuda a bajar de peso, al contrario, da más hambre: algunos defienden que hacer ejercicio físico supone para el cuerpo un reclamo calórico. Sin embargo, está demostrada la gran incidencia del ejercicio físico en el hecho de bajar de peso. No sólo eso, si no que sido demostrado que hacerlo diariamente reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, de diabetes, de algunos cánceres y de depresiones menores.

-Hay un virus que aumenta el peso y la gordura: algunos estudios tratan de demostrar que la infección con el andenovirus-36 (Ad-36) es responsable de algunos problemas respiratorios y que también puede transformar células madres expuestas en células de grasa. La obesidad tiene varias causas y no se ha demostrado que ésta sea la única que afecte simultáneamente a la persona.

-Saltarse comidas o hacer ayunos prolongados ayuda a bajar de peso: cuanto más tiempo transcurra entre una comida y otra, más riesgo de aumentar el peso. Cuando han transcurrido varias horas sin comer y el cuerpo ha agotado la energía que proviene del azúcar, pasa a consumir grasas. Sin embargo, esa reserva hay que cubrirla nuevamente. La gran sensación de hambre hará que comamos más cantidad y más rápido.

-Comer entre comidas genera gordura: es cierto que, si entre comidas "picamos" alimentos con gran contenido calórico (dulces, frituras...) pero, si comemos algo sano (una pieza de fruta, por ejemplo), nuestro contenido calórico se verá equilibrado y evitará "devorar" la comida.

-Beber mucha agua me ayuda a bajar de peso: es indudable que necesitamos beber mucha agua para reponer toda la que perdemos realizando nuestras funciones vitales, y da cierta sensación de saciado. Sin embargo, el agua no quema calorías.

-Las dietas ricas en proteínas aceleran la bajada de peso: con estas dietas, la mayor cantidad de peso que se pierde en un principio es agua y ya cuando se ha perdido bastante peso se baja grasa y masa muscular pero se pierde mucho músculo y se obtiene glucosa de una manera que perjudica mucho al organismo, produciendo sustancias toxicas dañinas para el cerebro.

El ejercicio siempre debe ir acompañado de una dieta equilibradaEl ejercicio siempre debe ir acompañado de una dieta equilibrada

-Haciendo mucho ejercicio puedo comer todo lo que quiera: mentira. El ejercicio siempre debe ir acompañado de una dieta equilibrada y, si la ingesta de calorías es superior a la pérdida de las mismas durante el ejercicio, no se pierde peso. Por tanto, todo depende del tipo de alimentos que ingieras y de la calidad y cantidad de la actividad física.

-Todas las personas con sobrepeso tienen problemas hormonales: falso. Sí es cierto que algunas alteraciones como la enfermedad de tiroides puede generar gordura pero no es la única causa.

Artículos recomendados

Comentarios