Menú
No hacer ejercicio aumenta el riesgo de cáncer de mama
VIDA SEDENTARIA

No hacer ejercicio aumenta el riesgo de cáncer de mama

Llevar una vida sedentaria y sin hacer ejercicio puede ser la causante de la aparición del cáncer de mama según algunas investigaciones.

Inmaculada Jiménez Peral

Llevar una vida sana en la que una buena fuente de alimentación y una dosis diaria de ejercicio sean los protagonistas nos ayudan a tener un estado de salud óptimo, que nos permitirá llevar una vida de calidad. La relación que existe entre las personas que tienen mayor número de enfermedades y no realizan ningún tipo de ejercicio es cada vez mayor, por lo que es un dato que deberíamos tener muy en cuenta. En la actualidad, se ha desarrollado un estudio en el que ha quedado demostrado que no hacer ejercicio aumenta el riesgo de padecer cáncer y, en el caso de las mujeres, sobre todo el cáncer de mama.

La actividad física reduce el riesgo de cáncer de mamaLa actividad física reduce el riesgo de cáncer de mama

La actividad física reduce el riesgo de cáncer de mama

Los estudios, cada vez más demuestran cómo las mujeres que llevan una vida activa padecen en menor medida cáncer de mama. En este caso, realizar entre 3 y 4 horas de ejercicio a la semana reduce en un 30% el riesgo de padecer esta enfermedad. Cuanto más ejercicio se haga, menor es el riesgo de enfermar, aunque no se ha determinado ninguna cantidad de ejercicio que lo reduzca al cien por cien, ya que cada cuerpo es un mundo y reacciona de manera diferente ante los estímulos a los que les sometemos.

Existe una íntima relación entre la obesidad y el cáncer, ya que nuestro organismo no posee las defensas y los anticuerpos bien despiertos y ágiles para poder deshacerse de cualquier tipo de enfermedad, y en el caso del cáncer de mama está demostrado que las mujeres que llevan una vida más sedentaria están más expuestas a sufrirlo que aquellas que llevan una vida más activa.

Cuando realizamos ejercicio físico diario, aparte de mejorar nuestro estado físico y mental, conseguimos liberar unas hormonas llamadas estrógenos que son las encargadas, en cierto modo de alimentar el tumor, por lo que ayudará a que este no se propague ni se reproduzca por nuestro organismo.

¿Qué tipo de ejercicio puedo hacer para reducir el riesgo de cáncer de mama?

Cuando se trata de reducir el riesgo de cáncer de mama, todo el ejercicio que realicemos vale. Por un lado, contamos con aquellas mujeres a las que no les gusta realizar deporte por lo que desde Bekia les aconsejamos que se apunten a cualquier gimnasio en el que dispongan de actividades dirigidas por un monitor, en un aula que compartirán con un grupo de personas en su misma situación. Esta es la manera más divertida de realizar ejercicio pasándolo bien al mismo tiempo. Cada vez son más los gimnasios que cuentan con este tipo de actividades y las más destacadas son zumba, pilates, yoga, spinning y gap. Estas actividades, a la misma vez que te ayudarán a reducir el riesgo de padecer cáncer, conseguirán que alcances unos resultados físicos que ni tu misma te esperas, ya que son una serie de ejercicios que van destinados a un perfecto funcionamiento del organismo.

Para aquellas mujeres a las que les gusta realizar deporte y proponerse nuevos retos, desde Bekia les recomendamos que realicen deportes más intensos como por ejemplo es el caso del crossfit, una disciplina fitness que se ha puesto muy de moda entre nosotros y que trabaja de forma muy efectiva todos los músculos de nuestro cuerpo permitiendo que nos superemos cada día. En el caso de que el crossfit sea una disciplina muy arriesgada, también puedes proponerte otros retos como por ejemplo correr un maratón y preparaste conscientemente para ello.

Combinar el ejercicio físico semanal con una buena alimentación se convertirán en tu mejor aliado para reducir el riesgo de padecer cáncer de mamaCombinar el ejercicio físico semanal con una buena alimentación se convertirán en tu mejor aliado para reducir el riesgo de padecer cáncer de mama

Combinar el ejercicio físico semanal con una buena alimentación se convertirán en tu mejor aliado para reducir el riesgo de padecer cáncer de mama, a la misma vez que conseguirá que lleves una vida mucho más sana, te sientas más segura de ti misma y, por tanto, seas mucho más feliz.

Artículos recomendados

Comentarios