Menú
Orfidal y los ansiolíticos, los peligros de su abuso
ORFIDAL

Orfidal y los ansiolíticos, los peligros de su abuso

Los ansiolíticos consumidos de manera prolongada causan dependencia y síndrome de abstinencia si los dejamos.

Carolina Avedano

El Orfidal es un tranquilizante que actúa directamente en el grado de ansiedad de la persona. Es un medicamento relativamente suave que sirve para estabilizar es el estado psíquico, consiguiendo calmar el nerviosismo y la ansiedad. El Orfidal es una marca comercial del lorazepam, así como Lexatín y Trankimazín. Si estos tres medicamentos te suenan, es normal: se encuentran entre los diez medicamentos más vendidos de España.

El Orfidal tienen propiedades sedantes e hipnóticas, por lo que se utiliza en trastornos de ansiedad. Este medicamento produce sedación y efecto relajante muscular, aunque básicamente está indicado como medicamentos ansiolíticos y como hipnótico ligero. Este medicamento se toma por vía oral y alcanza su máximo efecto a las dos horas de su administración.

El Orfidal se utiliza para los trastornos de ansiedadEl Orfidal se utiliza para los trastornos de ansiedad

Una sobredosis de Orfidal no es una amenaza vital, pero sí que puede inducir al coma. Si además se mezcla con otros medicamentos, el problema puede llegar a ser bastante más grave. Por lo general, una sobredosis de Orfidal produce una gran somnolencia, confusión y letargia. También es frecuente la pérdida de coordinación, la hipotensión y la depresión respiratoria.

Este medicamento es muy parecido al famoso Valium, de forma que muchas personas lo utilizan para dormir de forma profunda. Entre otros efectos secundarios tenemos la dependencia y el déficit de atención, por lo que es realmente peligroso tomar estos ansiolíticos cuando se conduce.

Síntomas de abstinencia y cómo evitarlos

Por lo general, el síndrome de abstinencia de los ansiolíticos es exactamente el opuesto a los efectos de estas sustancias. Entre los síntomas más frecuentes del Orfidal encontramos insomnio, ansiedad, tensión y trastornos musculares. Por otra parte, la abstinencia de lorazepam causan un aumento del deterioro de la memoria y del funcionamiento cognitivo.

Obviamente, la gravedad y duración del síndrome de abstinencia de benzodiacepinas depende absolutamente de la droga consumida, el uso, la dosis y la duración del consumo. Las características propias de la persona y el consumo de otros medicamentos también influye, por lo que realmente no podemos generalizar. Sin embargo, el síndrome de abstinencia de ansiolíticos es comúnmente dividido en abstinencia de dosis bajas y abstinencia de dosis altas.

Para abandonar el tratamiento con lorazepam debemos consultar al médico para evitar el síndrome de abstinenciaPara abandonar el tratamiento con lorazepam debemos consultar al médico para evitar el síndrome de abstinencia

Con dosis bajas de Orfidal también se da una dependencia física, básicamente depende del tiempo de consumo. El problema es que puede resultar difícil distinguir entre abstinencia y retorno de los síntomas preexistentes por los que se comenzó a usar benzodiacepinas. Si los pacientes han consumido Orfidal durante mucho tiempo, el síndrome de abstinencia será prolongado, pero no implicará síntomas graves. Estas personas, suelen tener ansiedad, irritabilidad, insomnio, pánico, inestabilidad emocional. También se encuentran síntomas neurológicos como intolerancia a la luz y los colores brillantes, y van desapareciendo gradualmente.

Por otro lado, el síndrome de abstinencia por dosis altas es algo más grave. La interrupción de estos medicamentos pueden producir deformaciones perceptuales, desmayos e hiperreactividad a estímulos externos, ataques con convulsiones y delirio, además de incluir los síntomas provocados por la abstinencia por dosis bajas de lorazepam.

La manera correcta de dejar el lorazepam sin tener efectos secundarios es bajo la supervisión de un médico. Ir reduciendo la dosis muy poco a poco es algo básico, de hecho, se recomienda hacerlo durante mes y medio. Tener un dieta controlada y hacer ejercicio ayudará a controlar los niveles de estrés. Además, el hacer ejercicio intenso diariamente ayudará a conciliar el sueño por las noches. Evitar el alcohol, el café y cualquier tipo de estimulante es realmente necesario durante esta etapa, ya que nuestro sistema nervioso estará terriblemente susceptible. También se recomienda que la persona que esté dejando el Orfidal no esté de vacaciones: tener la mente ocupada al pasar por este tránsito ayudará a controlar los niveles de hiperactividad.

Artículos recomendados

7 Comentarios

javichu36

14/01/2018 21:13

el orfidal produce luego dificultades para aprender y perdidas de memoria verdad?gracias

Yo querria probarlas

09/12/2017 03:03

Juan

Agustín racionero ri

29/06/2017 14:01

Yo le pregunto a la persona que da esta información,que si sabe bien que un mes y medio no es tiempo suficiente ,yo he estado un año y no he podido dejarlas ,es terrible la adición y dependencia que crean y el infierno de síntomas físicos y pscologicologicos que provocan,les recomiendo a los médicos que sean más honestos y claros al hablar de estas potentes droga

Yoko

04/03/2017 23:18

Les falto q un síntoma grave es querer suicidars

Azul

31/07/2016 13:42

Como se puede dejar de tomar, yo estoy enganchada y no soy capaz de dejarlo

alberto lbzgz@mail.c

01/05/2016 15:32

Me he tomado 12 orfidales que peligro sufro mee arrepiento.