Menú
Para qué se realiza una cistoscopia
PRUEBAS MÉDICAS

Para qué se realiza una cistoscopia

La cistoscopia es una prueba diagnóstica que nos pueden practicar para examinar la zona de la vejiga y la uretra para diagnosticar posibles enfermedades.

Sergio Gallego Uvero

La prueba de la cistoscopia se realiza para examinar toda la zona de la uretra y de la vejiga urinaria con el fin de hacer un buen diagnóstico de los tejidos explorados. La cistoscopia se realiza con un aparato llamado cistoscopio que se introduce en la vejiga a través de la uretra. Se trata de una prueba rutinaria que se usa para determinar la causa de posible afecciones como sangre en la orina, dolor al orinar o la presencia de cálculos renales. Acto seguido te hablo un poco más detalladamente de esta prueba para que sepas cómo se realiza y en qué consiste.

Preparación

A la hora de preparar al paciente para realizar la prueba de la cistoscopia no se requiere ningún tipo de medida en particular ya que es muy sencilla e indolora. En el caso de que la persona esté especialmente nerviosa se puede administrar algún tipo de sedante que ayude a tranquilizar a la persona que se va a someter a dicha prueba. Si se va a administrar anestesia general es importante que la persona no beba ni coma nada antes de someterse a dicha prueba.

El cistoscopio es el instrumento con el que se realiza esta pruebaEl cistoscopio es el instrumento con el que se realiza esta prueba

Cómo se realiza la cistoscopia

La cistoscopia es una prueba que no suele requerir la anestesia para el paciente sin embargo si el médico observa que la persona está nerviosa y puede sentir molestias, se puede aplicar anestesia. La cistoscopia consiste en la introducción de un tubo delgado y flexible llamado cistoscopio en la zona de la vejiga a través de la uretra. En el extremo del tubo hay una cámara para que el médico pueda seguir la exploración a través de un monitor. Durante todo el proceso de exploración, el urólogo suele introducir un líquido junto con el cistoscopio con el fin de distender las paredes y realizar un diagnóstico mucho más exacto. La cistoscopia suele durar unos minutos y no resulta dolorosa para el paciente. Una vez ha terminado la exploración, la persona sometida a tal prueba se puede ir a casa sin ningún tipo de problema.

Lo normal es que al hacerse una cistoscopia, el paciente no presente ningún tipo de problema o complicación para la salud. Sin embargo, puede ocurrir que la cistoscopia se complique y provoque algún que otro problema en el paciente. La uretra puede sufrir algún tipo de daño ya sea a causa de la propia prueba o por error del propio urólogo. La persona que se somete a una cistoscopia puede tener de manera posterior a la misma una infección de orina que debe tratarse con la ingesta de antibióticos. Otra de las consecuencias de someterse a una cistoscopia consiste en una infección en la zona de la próstata que debe ser tratada con un antibióticos de tipo intravenosos.

La cistoscopia es una prueba médica para detectar problemas renalesLa cistoscopia es una prueba médica para detectar problemas renales

Resultados de la citoscopia

Uno de los puntos a favor de esta prueba es que el urólogo puede obtener los resultados en el mismo momento de realizar dicha citoscopia. Dichos resultados pueden complementarse con alguna que otra prueba como es el caso de una ecografía. En el caso de que el especialista haya observado la presencia de algún tumor o malformación es importante realizar una biopsia con el fin de asegurarse de un diagnóstico bien fiable. En unos días el paciente debería conocer el resultado de la biopsia y saber a ciencia cierta si realmente tiene algún tipo de problema en la zona de la uretra.

Espero haberte ayudado a aclarar todas las dudas sobre una prueba médica tan habitual como es la cistoscopia. Como has podido ver se trata de una prueba muy sencilla y fácil de realizar y que se hace en pocos minutos y que no supone de ningún tipo de dolor para la persona sometida a la misma.

Artículos recomendados

Comentarios