Menú
Pautas para padres: la diabetes infantil
PROBLEMAS DE SALUD INFANTIL

Pautas para padres: la diabetes infantil

Si tienes un hijo que padece diabetes infantil no te pierdas estos consejos para padres.

Noelia Rodríguez Alvarez

La diabetes es una de las enfermedades que más asusta cuando se diagnostica y más aún cuando se trata de un niño pequeño el que la tiene. Las alarmas saltan en la familia y los padres pueden llegar a sobreproteger a su hijo en exceso y el miedo se extiende entre ellos, tanto que en ocasiones lo traslada al propio menor.

Para evitar miedos innecesarios no hay nada mejor que conocer a fondo la diabetes infantil y convivir con ella con la máxima normalidad posible. Hay una serie de pautas que los padres pueden seguir para que la diabetes sea afrontada con la mayor naturalidad posible y convivir con ella no suponga ningún problema.

La primera de las pautas es desestigmatizar la diabetes infantil y conocerla a fondo. Existen mitos acerca de qué causa la diabetes y qué hacer para mantenerla a raya. Es algo que deben conocer los padres, pero especialmente los niños que la tienen. Aunque sean pequeños hay que buscar la forma de explicarles que su problema está en que su páncreas no produce suficiente insulina, que es la que transforma el azúcar en energía, de modo que sus niveles se elevan lo que puede tener consecuencias a largo plazo.

1.000 casos al año

Según los expertos cada año se detectan en España mil casos de diabetes infantil, por lo que hay que tener en cuenta que no es una enfermedad tan rara como se podría pensar a primera vista. Hay más niños que la sufren y es posible que alguno de ellos se encuentre en su entorno. De hecho existen asociaciones y organismos que organizan habitualmente actividades para los menores, en que se busca que conozcan a fondo la diabetes y cómo convivir con ella.

En este sentido es importante qué sepan qué es, pero sobre todo qué han de hacer para tratarla. Habitualmente los niños diagnosticados con diabetes infantil tienen un tratamiento farmacológico, pero también tienen que mirarse los niveles de azúcar a diario. Es fundamental tanto medicarse como conocer posibles cambios por lo que ambos aspectos son básicos y han de incorporarse con naturalidad a la rutina de la familia.

 Los padres son los que deben controlar la toma de medicamentos Los padres son los que deben controlar la toma de medicamentos

El niño ha de conocer su enfermedad

Al principio han de ser los padres los que controlen la toma de medicamentos y los controles de azúcar, pero es importante que el niño sea consciente de que es una enfermedad suya y que ha de hacerse responsable de ella. Así, deberá saber cuándo tomar las medicinas y cómo pincharse para conocer los niveles de azúcar. Esta labor cada día es más fácil y se crean herramientas muy simples de utilizar, algunas que ni siquiera requieren extraer una gota de sangre.

Es importante que el niño sepa cuáles son los niveles óptimos y qué hacer cuando no los tenga, así como actuar en caso de una bajada o subida de azúcar. En el mismo sentido ha de ser consciente de qué puede y qué no puede comer, así como el hecho de que ha de mantenerse activo para mejorar sus condiciones. Este proceder no ha de ser visto por los padres como una forma de distanciarse o desentenderse de la enfermedad de su hijo, sino que es la forma de que aprenda a convivir con la diabetes, que adquiera unas pautas de comportamiento y se haga responsable, especialmente de cara al futuro.

La diabetes infantil puede tener un origen genético o ambiental por lo que, además de controlar la enfermedad en el niño para ver cómo evoluciona, es importante conocer si sus hermanos, incluso padres ya en edad adulta, la desarrollan. Como ocurre con cualquier otra dolencia es fundamental un pronto diagnóstico para limitar sus consecuencias.

Hoy en día se puede convivir con normalidad con la diabetes infantilHoy en día se puede convivir con normalidad con la diabetes infantil

El apoyo de la familia

A fin de ayudar al niño que tiene diabetes con las pautas a seguir es recomendable que éstas se extiendan al resto de miembros de la familia. Es más llevadero, y no se sentirá como un bicho raro, si el resto del hogar comparte su alimentación -como recetas especiales y no perjudiciales, si cumplen con hábitos saludables en familia y si todos ven la diabetes como una enfermedad con la que convivir. No hay que restarle importancia, porque la tiene, especialmente por las repercusiones que pueda tener en el futuro -problemas de visión, enfermedades cardiovasculares, pulmonares o renales, pero no hay que darle la importancia justa.

Hoy en día se puede convivir con normalidad con la diabetes infantil, incluso aunque se mantenga años después, en la edad adulta. Basta seguir unas pautas respecto a la alimentación, la actividad física y un control de los niveles de glucosa. Aunque inicialmente el diagnóstico sorprenda a la familia y pueda verse como cuesta arriba se comprobará que con el día a día se puede normalizar.

Artículos recomendados

1 Comentario

Sofia

20/01/2018 21:26

Yo creo que la diabetes se puede revertir yo lo hice pero para hacerlo posible debes poner mucha voluntad y bastante responsabilidad contigo mismo. El proceso de revertir la diabetes me tomo como 3 meses en los cuales no deje el metodo ni un solo dia. Si deseas saber como revertir la diabetes puedes visitar este sitio: http://revertirdiabetesya.com/curar-la-diabetes