Menú
¿Por qué practicar kendo?
DEPORTE Y VIDA SANA

¿Por qué practicar kendo?

El kendo, por la disciplina y concentración que requiere, tiene excelentes beneficios para la mente; además de mejorar de forma notable nuestra agilidad y reflejos.

Irmina Merino Vidal

Seguramente hemos oído hablar muchas veces del Kendo, quizás porque conocemos a alguien que lo recomienda por sus beneficios, en los medios o por algún conocido que lo realiza. Puede que te apetezca conocer un poco mejor este deporte o te haya sido recomendado específicamente.

En Bekia te contamos qué es el Kendo para que conozcas este deporte milenario y puedas disfrutar de sus beneficios y propiedades para mejorar tu salud y bienestar.

Qué es el Kendo y cuáles son sus orígenes

El Kendo es un arte marcial, también conocido como esgrima japonesa. Aunque se desconocen las fechas exactas de su creación, ya que se considera que se ha ido generando con el tiempo y con la ayuda de muchas y varias personas, esta técnica se remonta a la época de los samuráis, los cuales quisieron idear su propio tipo de esgrima con tal de conseguir un código de lucha propio.

El sable está hecho de bambú, aunque anteriormente pudo estar hecho de otros materiales y en las competiciones pueden utilizarse sables japoneses, más conocidos como katanas. Para protegerse, las personas que realizan el Kendo llevan una armadura, que suele ser de color negro, la cual protege todo el cuerpo, pero principalmente la cabeza, el torso y la cintura. Debajo de esta protección llevan un traje típico japonés que se compone de un kimono largo hasta los pies con una chaqueta blanca o del mismo color que el kimono encima.

En función de quiénes eran los fundadores de cada escuela se fueron nombrando en su honor y en la actualidad podemos encontrar muchas de ellas por todo el país. Actualmente las encontramos también por todo el mundo, por lo que podemos apuntarnos a clases de Kendo o esgrima japonés si queremos aprender este arte marcial y mantenernos en forma. Si nunca hemos realizado antes esta técnica empezaremos por el primer dan, que al igual que con el Judo es el primer rango que podemos obtener. A medida que vayamos aprendiendo realizaremos pruebas de control y seguimiento con nuestros profesores, y pasada una media de 4 años, podremos conseguir nuestro segundo dan. Sin embargo, con el Kendo no obtendremos un cinturón del color del rango obtenido, como con otras técnicas de artes marciales como el Judo, sino que simplemente obtendremos los conocimientos y la capacidad de poder competir con personas de nuestro mismo rango. Conseguir el rango máximo en el Kendo es de lo más complicado y solamente un uno por ciento de las personas que se empiezan a realizar el esgrima japonés llegan a lograrlo, implica una gran inversión de tiempo y mucha dedicación.

Beneficios del Kendo

Realizar este deporte tiene excelentes beneficios para la mente. No solamente mejorará nuestros reflejos y habilidad para la defensa personal, sino que también nos pondrá un objetivo. Si realmente nos gusta seguramente aspiremos a llegar al décimo dan, lo cual puede llevarnos varios años. Competir también nos será muy sano, no por el hecho de ganar, sino por intentar mejorar nuestra técnica y ponernos un reto más serio que si lo hacemos simplemente por gusto, aunque si luego no ganamos no pase nada.

KendokasEl kendo, además de mejorar agilidad y reflejos, también ayuda a reforzar los músculos

En cuanto a nuestra salud física el Kendo es perfecto para reforzar nuestros músculos, agilidad y reflejos. El traje de por sí ya pesa 5 kilos, lo que nos supondrá un esfuerzo manejarnos con la misma agilidad que de costumbre llevando un peso extra. A esto deberemos sumarle la rapidez a la hora de prever los movimientos de nuestro atacante y el poder reaccionar a tiempo, incluso llevando todo este peso encima. Además la gruesa tela del kimono, la camisa y la armadura hacen que la persona que lo lleva pase mucho calor, de modo que mientras realiza los movimientos del esgrima japonés suda mucho, excelente ejercicio aeróbico y cardiovascular que te ayuda a quemar calorías, pero que también te deshidrata. Por lo que mientras realices este deporte no olvides beber agua todas las veces que te sea necesario.

Los movimientos tienen que ser siempre los adecuados y no podemos realizar el Kendo a nuestro libre albedrío. El profesor controlará que los realicemos acorde a la técnica y que no hagamos daño a nuestros contrincantes. Como en la mayoría de las artes marciales se trata de exponer la técnica y no es una verdadera lucha.

Lucha de kendoLa precisión y la disciplina son fundamentales a la hora de practicar kendo

Si nunca has realizado el esgrima japonés el profesor te aconsejará quitarte la armadura durante las primeras clases, te sentirás más ligero y podrás aprender las técnicas con más precisión y agilidad. Poco a poco, a medida que te vayas sintiendo ágil y cómodo te aconsejará realizar los primeros ejercicios con el sable de madera o bambú. Posteriormente procederás a ponerte la armadura y tendrás que acostumbrarte a realizar todos los movimientos aprendidos con la misma agilidad con la que lo hacías antes de ponerte la armadura. Finalmente, estarás listo para empezar a practicar en serio con tus compañeros y, a medida que mejores la técnica, a competir con otros contrincantes y subir de rango.

Este ejercicio será ideal no solamente para quemar calorías, fortalecer los músculos y aprender técnicas de artes marciales milenarias, sino que también será una excelente forma de ejercitar tu cerebro y ponerte una nueva meta: conseguir el décimo dan.

Artículos recomendados

Comentarios