Menú
Por qué todo exceso es malo para tu salud
EXCESOS

Por qué todo exceso es malo para tu salud

Los excesos siempre son malos para la salud, aunque parezcan actividades saludables. Descubre algunos de ellos.

Sara Poyo Lorenzo

Todo en la vida tiene una medida y una causa concreta que si se excede resulta perjudicial para nosotros, incluso los buenos hábitos pueden ser contraproducentes. Y justo porque todo tiene que tomarse o hacerse en su justa medida os dejamos con algunos excesos que tenéis que cuidar para mantener vuestra salud.

Excesos que son malos para tu salud

1- Exceso de ejercicio

¿Sabías que el exceso de deporte es contraproducente? Nuestro cuerpo es una máquina que hay que cuidar, como tal debemos dejar que también descanse y si la forzamos podemos dañarla.

-La actividad física produce la liberación de sustancias oxidativas en nuestro cuerpo, los llamados radicales libres, pues cuando hacemos ejercicio entra más oxígeno en nuestro cuerpo y el proceso oxidativo se acelera, por eso es recomendable tomar vitaminas y antioxidantes en nuestra dieta para evitar este efecto.

-El ejercicio físico excesivo puede producir que nuestras articulaciones se resientan por la pérdida de líquido en el cartílago que hay entre ellas. Cuando levantamos mucho peso y las llevamos al límite continuamente sin desarrollar una musculatura fuerte capaz de aguantar los golpes estaremos desgastándolas.

-Pasar demasiado tiempo ejercitándose puede derivar en un trastorno mental llamado vigorexia; la persona se vuelve adicta al ejercicio y al consumo de proteínas, carbohidratos y en muchos casos de esteroides anabólicos.

asar demasiado tiempo ejercitándose puede derivar en un trastorno mental asar demasiado tiempo ejercitándose puede derivar en un trastorno mental

2- Tomar demasiado el sol

Todos sabemos de los beneficios que tiene tomar el sol: es un aporte extra de vitamina D, mejora nuestro sistema inmunológico gracias al aumento de glóbulos blandos, reduce la presión sanguínea, nos mejora el humor y hasta nos ayuda a metabolizar el colesterol... Sin embargo, como todo, los excesos son malos. Pasar demasiado tiempo bronceándose puede producir cáncer de piel, carcinomas, melanomas, el envejecimiento prematuro e incluso daños en los ojos. Incluso de forma irónica un exceso reduce la respuesta del sistema inmunitario debido a la radiación ultravioleta que inhibe las defensas normales de nuestro organismo.

Por otro lado, también hay un trastorno mental asociado a pasar demasiado tiempo bronceándose, es la tanorexia; las personas que lo sufren están obsesionadas con conseguir un bronceado perfecto durante todo el año, arriesgando su salud física y mental. Cuando no pueden hacerlo de forma natural van a centros especializados, muchos de forma diaria o incluso varias veces al día, dañando considerablemente su piel y aumentando el riesgo de padecer enfermedades asociadas. Para ellos su bronceado nunca es el deseado, siempre se ven con la piel mucha más clara de la que verdaderamente tienen.

3-Beber demasiada agua

Estamos hartos de oír lo bueno que es beber al menos 2 litros diarios de agua para estar bien nutridos, pero lo cierto es que esto es solo un promedio y que no nos lo tenemos que tomar al pie de la letra. Los dos litros incluyen las sopas y el agua que se encuentra en los alimentos (frutas, verduras, etc). Los excesos por beber agua pueden producir daños en los riñones, no podemos forzarlos, debemos dejar que trabajen a su ritmo. También se pueden dañar las neuronas porque el exceso de líquido hace que se libere magnesio, mineral vital para el buen funcionamiento cerebral, la falta de este mineral nos llevará a un envejecimiento cerebral prematuro.

4- Tomar demasiada verdura y fruta

Obviamente los excesos de verduras y frutas siempre tendrán menos repercusiones que comer otros alimentos más calóricos como la bollería o carne roja, sin embargo, eso no quiere decir que podamos comer todo lo que queramos solo porque venga de la tierra. De hecho, no es recomendable pasarnos por varios motivos:

-Demasiada fibra es malo para la salud digestiva. Se recomienda tomar 25 gr de fibra al día, si excedemos esa cantidad podremos sufrir diarreas u otros problemas gastrointestinales, sobre todo si además bebemos mucho líquido.

-Tomar demasiada fruta puede aumentar los triglicéridos y el colesterol malo porque estaremos haviendo una ingesta excesiva de fructosa, el azúcar natural de las frutas (que por otro lado no deja de ser azúcar).

Es importante seguir una dieta balanceada donde no pueden faltar las verduras y frutas, sin emabrgo, no debemos obsesionarnos con ello y debemos respetar las cantidades recomendadas, 5 raciones al día.

5- Tomar complementos vitamínicos

Las vitaminas que tomamos por ingesta natural no son perjudiciales porque lo hacemos en cantidadesmoderadas, sin embargo, mucha gente toma complejos vitamínicos cuando realmente no lo necesitan. Pues bien, se ha visto que el exceso de vitamina K, D, E y vitaminas del complejo B pueden causar toxicidad, estas vitaminas al ser hiposolubles no se eliminan tan fácilmente del cuerpo como las hidrosolubles.

6-Trabajar demasiado

En un estudio dirigido por Mika Kivimäki, profesora de Epidemiología en la University College London, Reino Unido, se comprobó que las personas que trabaja más de 55 horas semanas tienen más probabilidades de sufrir un ictus o ataque cardiaco en comparación con las que trabajan 35-40 horas. No se sabe muy bien cual es la causa pero Mika cree que en parte es debido a las conductas que muchas veces se vinculan con el exceso de trabajo como el llevar una vida sedentaria, estar estresado cada poco, consumo de alcohol y mala alimentación al no tener tiempo cocinar de forma casera y balanceada.

Dormir poco y demasiado está directamente relacionado con el riesgo de sufrir diabetes en el futuroDormir poco y demasiado está directamente relacionado con el riesgo de sufrir diabetes en el futuro

Este problema no es nuevo, incluso se ha inventado un nuevo término para denominar a las personas que trabajan de más por iniciativa propia, son los "workaholics" o "adictos al trabajo". Dentro de esta problemática hay varios perfiles y dependiendo de la personalidad estas personas aumentan su riesgo de padecer infartos cuando se trata de personas controladoras y cominantes o depresiones si hablamos de personas pasivas y complacientes (que les cuesta descargar su ansiedad y decir realmente lo que piensan).

7- Dormir demasiadas horas

Todos conocemos las consecuencias de dormir menos de lo normal, sin embargo ¿sabías que dormir demasiado perjudica tu salud a largo plazo? Según Susan Redline, profesora de la Universidad de Harvard en EEUU dormir más de 10 horas tienen una peor salud general que las que duermen 7 u 8 horas. Por ejemplo, las personas que duermen mucho son más propensas a tener sobrepeso, es lógico si pensamos que cuanto más dormimos menos horas de actividad tenemos al día. Por otro lado, dormir poco y demasiado está directamente relacionado con el riesgo de sufrir diabetes en el futuro.

Artículos recomendados

Comentarios