Menú
Preguntas y respuestas sobre el ejercicio y la lactancia materna
LACTANCIA MATERNA

Preguntas y respuestas sobre el ejercicio y la lactancia materna

Estas preguntas y respuestas sobre el ejercicio y la lactancia materna te sacarán de dudas sobre qué es mejor tener en cuenta.

Mª José Roldán Prieto

Si eres madre reciente es posible que estés experimentando las alegrías y los dolores que supone la lactancia materna. De 6 a 8 semanas después de dar a luz, es probable que tu médico te dé el visto bueno para reanudar la actividad normal y una vez que encuentres el tiempo entre el cansancio, la falta de sueño, la lactancia, los cambios de pañal, la vida en el hogar y el trabajo... Puedas reanudar tu vida de entrenamientos.

Es necesario que recuerdes que debes escuchar a tu cuerpo puesto que cada mujer es un mundo diferente y deberás aceptar el ritmo que tu cuerpo te marca para su total recuperación.

El ejercicio intensivo que puede alterar el gusto de la leche se describe como ejercicio exhaustivoEl ejercicio intensivo que puede alterar el gusto de la leche se describe como ejercicio exhaustivo

Preguntas y respuestas sobre el ejercicio y la lactancia

¿Puedo hacer ejercicio si estoy amamantando?

La respuesta corta es sí. El ejercicio es un componente crucial de la salud y no menos durante la lactancia. La densidad ósea sufre durante el embarazo y el ejercicio moderado durante el embarazo y después del embarazo puede ayudar a mantener esta densidad ósea y a mejorarla.

¿Cómo de intenso puede ser el ejercicio?

Hay cuentos e historias que dicen que el ejercicio puede amargar el sabor de la leche, pero hay estudios que no apoyan esta teoría puesto que no es concluyente. Pero lo que resulta importante es comenzar con un ejercicio moderado y desarrollar un entrenamiento más intenso poco a poco.

La producción excesiva de ácido láctico puede hacer que exista un pequeño cambio en el sabor de la leche, pero esto no es perjudicial para el bebé y tampoco cambiará la composición o los beneficios de la leche materna, simplemente puede que a tu bebé no le guste ese cambio en el sabor.

El ejercicio intensivo que puede alterar el gusto de la leche se describe como ejercicio exhaustivo. Se recomienda que mantenga tu actividad cardiovascular al 80% de tu capacidad máxima para mantener a tu bebé feliz sin cambios en el sabor de la leche. Esto significa que tu ritmo cardíaco no debe excederse.

¿Puede el ejercicio afectar a la cantidad de leche?

Es un error común pensar que el ejercicio disminuye el suministro de leche en las mujeres lactantes. Su se ejercita moderadamente no deberías tener ningún problema en la cantidad de leche.

De hecho, en algunas situaciones, el ejercicio puede realmente aumentar la cantidad de la leche. Esto se debe al aumento de las endorfinas, la hormona natural de tu cuerpo para sentirte bien. Estas hormonas pueden aumentar la hormona de la prolactina, que produce leche.

Una mamá lactante necesita aumentar su consumo de caloríasUna mamá lactante necesita aumentar su consumo de calorías

¿Debo cambiar mi dieta?

Por lo general, una mamá lactante necesita aumentar su consumo de calorías para mantenerse al día con las exigencias de la fabricación de leche. Si además estás haciendo ejercicio más de una hora al día, es posible que tengas que aumentar tu consumo normal de calorías.

Si mantienes una dieta saludable y no restringes las calorías, el ejercicio en general no debe afectar tu cantidad de leche, solo tendrás que asegurarte de que incluyes en tu dieta suficiente líquido y proteínas.

¿Puedo amamantar inmediatamente después del ejercicio moderado?

Puedes darle de comer a tu bebé después de hacer ejercicio moderado, pero quizá a tu bebé no le gusta mucho el sabor sudado de tu piel (sabor salado) o notar que tienes un ritmo cardíaco demasiado elevado o que jadeas porque necesitas descansar. Es necesario que antes de amamantar a tu bebé primero te duches, te asees y te relajes. Así, estarás más tranquila y tu bebé se alimentará mejor.

¿Qué ejercicio es mejor mientras se está amamantando?

Ahora que ya no estás embarazada, puedes reanudar todas las formas de ejercicio siempre y cuando tu médico te dé el visto bueno. Puedes comenzar haciendo ejercicios que te hagan sentir bien y que sean cómodos para ti como caminar, hacer marcha o bailar. A medida que te sientas más en forma puedes agregar otras rutinas de ejercicio como cardio o resistencia.

Artículos recomendados

1 Comentario

Winni

10/10/2017 01:24

A mí me gustaría preguntar si la lactancia puede de alguna forma afectar al bebé, mi pregunta es porque yo le daba pecho a mi hijo de 4 meses y el empezó a presentar estreñimiento y muchos gases, incluso creo que cada vez tenía más problemas digestivos. Aunque dicen que es algo natural de los bebés, a mis sobrinos no les ha pasado, así que debe haber algún factor decisivo que ponga así a los bebés. Yo lo que hice con mi hijo fue curarme en salud y no inventar con cosas químicas o dañinas para el organismo, me fui por lo seguro, por el Babies Magic Tea de Secrets of Tea, además de ser totalmente natural, es kosher y no contiene azúcar. Es un té que fue calmando los dolores de mi bebé y pues también calmo mis nervios. Pero de verdad si me gustaría seguir leyendo sobre esto.

0 0

Responder