Menú
Cómo prevenir la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo
ENFERMEDADES VIRALES

Cómo prevenir la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo

Después de la alarma desatada a causa de los contagios de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo es necesario que sepas cómo puedes prevenir que a ti también te ocurra.

María José Roldán Prieto

La fiebre hemorrágica de Crimea-Congo es causada por la infección de un virus que transmiten las garrapatas ?Nairovirus- de la familia Bunyaviridae. La enfermedad apareció por primera vez en la guerra de Crimea en 1944 y se le dio el nombre de la fiebre hemorrágica de Crimea. Fue más tarde cuando se reconoció como la causa de la enfermedad del Congo, exactamente en 1969, por lo que por estos motivos tienen el nombre actual de la enfermedad.

La fiebre hemorrágica de Crimea-Congo se puede encontrar en Europa del Este, especialmente en la antigua Unión Soviética, en todo el mediterráneo, en el noroeste de China, Asia Central, sur de Europa, África, Oriente Medio y el subcontinente Indio.

La fiebre hemorrágica se transmite a través de las garrapatasLa fiebre hemorrágica se transmite a través de las garrapatas

Cómo se transmite

La fiebre hemorrágica se transmite a través de las garrapatas, especialmente las del género, Haylomma. Son muchos los animales salvajes y domésticos como las vacas, las cabras, las ovejas o las liebres que son huéspedes perfectos para el virus. La transmisión al hombre se produce a través del contacto con las garrapatas infectadas o con la sangre de los animales.

La fiebre hemorrágica de Crimea-Congo puede transmitirse de un humano infectado a otro por contacto con sangre infectada o por los líquidos corporales infectados. También se puede producir en hospitales a causa de una esterilización inadecuada de los equipos médicos, la reutilización de las agujas de inyección o la contaminación de los suministros médicos.

Señales y síntomas

El inicio de la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo es con dolor de cabeza, fiebre alta, dolor de espalda, dolor en las articulaciones, dolor de estómago y también vómitos. A continuación aparecerán otros síntomas como el enrojecimiento de los ojos, enrojecimiento de la cara, la garganta enrojecida, manchas rojas en el paladar también son comunes. También puede aparecer ictericia, cambios en el estado de ánimo y una mayor percepción sensorial.

A medida que la enfermedad progresa, pueden aparecer áreas de contusiones más graves, graves hemorragias nasales, hemorragias no controladas en sitios dónde hay inyecciones... todo esto aparece a partir del cuarto día de la enfermedad y puede durar dos semanas. En los brotes documentados las tasas de mortalidad en pacientes hospitalizados es bastante elevada.

Los efectos a largo plazo de la infección por fiebre hemorrágica de Crimea-Congo no se han estudiado suficientemente bien en los supervivientes para determinar si existen o no complicaciones específicas. Sin embargo, sí se puede apreciar que la recuperación es lenta.

Para prevenir esta enfermedad es importante usdar un repelente de insectosPara prevenir esta enfermedad es importante usdar un repelente de insectos

Cómo prevenir la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo

Los trabajadores agrícolas y otras personas que trabajan con animales tienen más riesgo de contraer ésta enfermedad que puede llegar a ser mortal. Por eso, si eres una persona que trabaja con animales, es importante que utilices repelente de insectos en tu piel expuesta y también en toda tu ropa.

Los repelentes de insectos deben ser eficaces para acabar contra las garrapatas. También es necesario que utilices guantes y otras prendas de protección. Las personas también deberán evitar el contacto con los fluidos corporales y la sangre de animales o seres humanos que puedan mostrar síntomas de infección.

Es importante también que los trabajadores de salud también utilicen las debidas precauciones de control de infecciones para prevenir una exposición ocupacional y acabar infectados.

Existe una vacuna derivada del cerebro de un ratón que era inactivo contra ésta fiebre y ha sido desarrollada y utilizada en pequeña escala en Europa del Este. Sin embargo, no existe una vacuna segura y eficaz actualmente que esté disponible para el uso humano. Se necesita más investigación para desarrollar estas vacunas potenciales, así como para determinar la eficacia de las diferentes opciones de tratamiento que incluyen ribavirina y otros fármacos antivirales.

Después del hombre que ha muerto en Madrid a los 62 años a causa de ésta fiebre hemorrágica, es necesario extremar las precauciones para evitar la transmisión a otros seres humanos.

Artículos recomendados

Comentarios