Menú
Qué dice tu aliento de tu salud
PROBLEMAS DE SALUD

Qué dice tu aliento de tu salud

Si tienes mal aliento o halitosis quizá tu cuerpo te esté avisando de algunos problemas de salud. Descubre por qué tienes mal aliento y qué puede significar.

Sara Poyo Lorenzo

El mal aliento o la halitosis es un problema que afecta a un cuarto de la población. En si mismo no es un problema grave produce rechazo social y la persona que lo sufre se siente muy incómoda. Aunque la causa más común suele ser la mala higiene bucal lo cierto es que nuestro aliento dice mucho de nosotros y a veces puede estar alertándonos de algún tipo de enfermedad subyacente que afecta a nuestra salud y de la que no somos conscientes. Ya Hipócrates en el año 400 a.C decía que el olor de nuestro aliento podía relacionarse con distintas enfermedades, y tenía razón. Por eso, si por más que nos cepillamos el mal olor no desaparece (o desaparece un tiempo pero enseguida resurje) podría existir otro tipo de problema que tenemos que investigar.

La causa más común del mal aliento suele ser la mala higieneLa causa más común del mal aliento suele ser la mala higiene

¿Por qué siempre tengo mal aliento?

A veces puede ser difícil identificar el mal aliento cuando es propio. Nos acostumbramos y no nos damos cuenta. Por eso, debemos fiarnos de quien buenamente nos lo dice. Si coincide que estás solo y quieres comprobar si te huele mal una forma es dar un par de lametazos con la parte central de la lengua sobre la parte interna de tu muñeca, espera unos segundos y huélela, tendrás una idea aproximada de si tu boca desprende mal olor.

Si queremos asegurarnos podemos coger un bastoncillo y frotar la parte posterior de la lengua, cerca de la garganta, así nos aproximaremos más porque es en esa zona donde se encuentran y se reproducen la mayoría de las bacterias que están en la boca. Saca el bastoncillo y huélelo. Si aun así te cuesta diferenciar el mal olor cepíllate los dientes y la lengua y a continuación enjuágate con un locutorio. Después repite el mismo proceso con el bastoncillo y compara los resultados.

Una vez hecho esto ya tenemos una idea aproximada del tipo de aliento que tenemos, y dependiendo de como nos huela podemos hacernos una idea de nuestro estado de salud. A continuación te dejamos una pequeña guía de que tu estado de salud en función del tipo de aliento que tengas.

Olor a "azufre" (huevos podridos).

La causa más común es mala higiene bucal, constituye el 87% de las causas de la halitosis, el otro 17% es opr otros motivos. El mal aliento es debido a la descomposición de los alimentos en nuestra boca y a las bacterias que de ellos se alimentan, estas a su vez desprenden azufre, que es lo que causa el mal aliento en la boca. Si no nos limpiamos bien la boca las bacterias se multiplicarán rápidamente y cada día el problema irá a más.

Para solucionar el problema no basta solo con lavarse los dientes y enjuagarte con un locutorio, tienes que cepillarte MUY BIEN toda la lengua, sobre todo la parte cercana a la garganta (aunque avisamos de que esto puede producir arcadas). También es obligatorio pasarse el hilo dental al menos una vez al día porque el 50% de la placa bacteriana se acumula entre los dientes y por debajo de las encías, zonas a las que el cepillo es imposible que llegue. Pasarse el hilo es algo que suele incomodar a mucha gente porque al principio sangran por las encías, eso es porque tienen las encías saturadas de placa, pero en cuanto se pasen el hilo 2 o 3 días seguidos dejarán de sangrar. Haz la prueba, pásate el hilo por una muela y después huélelo, si huele mal es que tienes la encía congestionada y necesitas mejorar tu higiene bucal.

Olor adulzado

Si tu aliento tiene un cierto olor afrutado (o a dulce) tu cuerpo podría estar en estado de acetoacidosis, lo cual significa que tu cuerpo no combustiona los azúcares, es decir, tienes un déficit de insulina. Podría ser un signo de diabetes. Si esto ocurre suprime todos los azúcares refinados, incluyendo la pasta, el pan blanco, los fritos y todo lo que tenga glucosa, al menos hasta que puedas contactar con un médico y te haga un chequeo. Es importante porque una diabetes que no se pilla a tiempo puede afectar gravemente a tu salud, incluso ser mortal.

El mal aliento puede deberse también a la edad avanzada de la personaEl mal aliento puede deberse también a la edad avanzada de la persona

Olor a amoniaco o a pescado

Podría deberse a problemas en los riñones, a una insuficiencia renal. Es decir, tus riñones no pueden desechar correctamente las toxinas y se acumulan en el cuerpo. Por eso, aparte de por la orina, al no ser suficiente, se intentan expulsar además a través del aliento.

Olor a heces

Aunque suena extraño decirlo, hay veces que el aliento puede presentar este desagradable olor. Normalmente ocurre cuando la persona ha estado vomitando o tiene problemas intestinales, como una obstrucción de los intestinos o gastroenteritis. También pueden sufrirlo personas enfermas que tienen sondas en la nariz y que le llega hasta el estómago.

Mal aliento en general

Aquí incluimos otras enfermedades que la persona puede sufrir y que se reflejan en el aliento pero que no tienen un olor característico como los anteriores, simplemente es desagradable y no se entra en detalle.

-Infecciones del tracto respiratorio: cuando hay una infección en las vías respiratorias la persona sufrirá de mal aliento. Un ejemplo es la sinusitis crónica, bronquitis o neumonía. Se produce por la acumulación de bacterias .

-Xerostomía o boca seca: la persona la sufre si tiene una producción de saliva deficiente. Al haber poca saliva, la boca no se limpia como debería y se produce una mayor cantidad de bacterias. Las causas de la boca seca son mmuchas: genéica, poca hidratación, dormir con la boca abierta, respirar por la boca en vez de por la nariz, la toma de medicamentos, etc.

-Causas normales o no patológicas: el mal aliento también puede tener su origen en otros motivos que no tienen porque ser enfermedades y una vez que los identificamos podemos actuar sobre ellos para mejorar la situación. Puede deberse a la edad de la persona (en las personas mayores la producción de saliva disminuye), una dieta rica en cebolla o ajo, que la persona en cuestión lleve una temporada saltándose comidas o a régimen, tener prótesis en la boca, beber alcohol regularmente y fumar son algunas de ellas.

Artículos recomendados

Comentarios