Menú
Qué es el alcoholismo fetal
EMBRIÓN

Qué es el alcoholismo fetal

Beber alcohol tiene consecuencias negativas para nuestra salud, pero si se bebe alcohol estando embarazada las consecuencias para el bebé pueden ser fatales.

María González Cabrero

El alcoholismo fetal se refiere a los cambios tanto físicos como mentales que puede provocar el consumo de alcohol por parte de una madre durante el embarazo. Beber alcohol tiene consecuencias negativas para nuestra salud, pero si lo haces estando embarazada además de afectarte a ti estarás dañando al hijo que estás esperando.

Beber alcohol tiene consecuencias negativas para nuestra saludBeber alcohol tiene consecuencias negativas para nuestra salud

Durante este período el alcohol atraviesa fácilmente la barrera de la placenta y el feto es muy vulnerable y por lo tanto no puede deshacerse de esta sustancia, por lo que tiende a recibir una concentración muy alta de alcohol, que permanece en su organismo más tiempo que en el de la madre.

Causas

El alcoholismo fetal tiene grave consecuencias, y es que si el consumo de alcohol de forma continuada en un ser humano adulto puede ocasionar graves problemas de salud y en una madre que está esperando a su hijo muchos más. Y es que cuando una mujer embaraza ingiere alcohol esta sustancia atraviesa el feto haciendo que llegue hasta el bebé.

Ingerir alcohol cuando se está en estado es perjudicial, aunque sea en pequeñas cantidad, y es que no se ha establecido aún un parámetro seguro sobre cual es la medida perfecta para consumir alcohol durante el embarazo.

También hay que tener en cuenta en que momento del embarazo tomamos alcohol, siendo el primer trimestre del embarazo el más dañino, ya que es cuando se desarrollan las funciones cerebrales del bebé y en presencia del alcohol es muy difícil que muchas conexiones cerebrales se formen. Aunque también hay que tener en cuenta que durante el segundo y el tercero comienza a formarse su sistema nervioso, por eso consumir alcohol puede hacer que dañemos al feto. También hay que añadir que muchas mujeres desconocen de su estado durante los primeros meses e ingieren alcohol desconociendo que están embarazas y esto es altamente peligroso para el feto.

Síntomas

Las consecuencias del alcoholismo fetal que puede tener el consumo de alcohol durante el embarazo no solo afectan a la madre sino que el bebé se puede ver gravemente perjudicado por ingerir esta sustancia durante el periodo de gestación.

Los síntomas más habituales que atañen al bebé son retraso en el crecimiento, puede darse el caso también de que tu bebé nazca con un menor milímetro craneal al que nacen los bebés recién nacidos sanos, epilepsia, problemas motores o de psicomotricidad, dificultad a la hora de aprender, bajo peso al nacer y problemas que conciernen al comportamiento como por ejemplo la hiperactividad.

Por ello las mujeres que se tengan pensamiento de quedarse embarazadas deberán adoptar una conducta alimenticia sana al igual que olvidarse del tabaco y el alcohol si no quieren tener ningún problema durante el período de gestación de su bebé.

Si tu bebé nace con este síndrome del alcoholismo fetal es difícil de diagnosticar, ya que no hay una única prueba que nos da el veredicto sino que hay varias y además hay otros síndromes que tienen características similares por lo que puede ser en un primer momento bastante difícil de diagnosticar. Pero durante el embarazo se pueden realizar exámenes como estudios imagenológicos del cerebro o una ecografía del embarazo mediante los cuales podemos saber el estado de nuestro hijo.

Si tu bebé nace con este síndrome del alcoholismo fetal es difícil de diagnosticarSi tu bebé nace con este síndrome del alcoholismo fetal es difícil de diagnosticar

Tratamiento

Como hemos dicho anteriormente los médicos recomiendan que durante el periodo de gestación de nuestro hijo no se tome alcohol, ya que esto puede ser muy perjudicial para nuestro hijo en un futuro, por lo que si se trata de una persona que es alcohólica se recomienda que acuda a un grupo de apoyo o rehabilitación y también someterse a estrictos exámenes médicos durante todo el embarazo para de esta forma poder prevenir cualquier tipo de malformación del bebé, y que nuestro hijo sufra lo que se conoce como síndrome del alcoholismo fetal.

Artículos recomendados

Comentarios