Menú
¿Qué es la dieta paleo?
ALIMENTACIÓN

¿Qué es la dieta paleo?

La dieta Paleo, basada en los hábitos alimenticios de la Edad de Piedra, es rica en proteínas, vegetales y frutos secos.

Lucía Pérez Villoria

La dieta Paleo, también conocida como dieta Ancestral o Primitiva muy en boga en los medios de comunicación. Aquellos partidarios de la misma la definen no sólo como una simple dieta si no como un estilo de vida: busca buenas prácticas, buenos hábitos y una educación alimenticia, de cara a comprender el papel significativo que la alimentación tiene sobre nuestro cuerpo y sobre nuestra salud en general. Se trata de una dieta personalizada a cada persona, a las necesidades de su cuerpo.

Otros, definen la dieta Paleo como comer como en la Edad de Piedra o Paleolítico. Aunque profundizaremos en la misma, a rasgos generales, se trata de una alimentación rica en carne (por tanto en proteína), vegetales y frutos secos. A cambio, se reducen los azúcares y los cereales procesados, lo que incluye la pasta y el pan. Además, se recomienda comer sólo dos o tres veces al día, sin picoteo por en medio; cuando lo generalmente indicado es realizar cinco comidas al día.

Qué objetivos tiene la dieta Paleo

Este estilo de vida se mueve fundamentalmente para lograr dos objetivos:

1.Buena función digestiva: en la lucha contra las enfermedades crónicas, donde el 80 % de las mismas comienzan en el sistema digestivo. Una alimentación basada en alimentos tolerables por nuestro sistema digestivo reduce la incidencia de enfermedades.

2.Regulación de los niveles de azúcar en la sangre: entender cuanta proteína, grasa, y carbohidratos buenos deberías consumir de acuerdo de las necesidades de tu cuerpo, nos ayudará a comer menos veces al día.

Cómo surgió la dieta Paleo

El paleolítico fue el periodo en el que evolucionamos de Homo Habilis, el primer homínido, a Homo Sapiens (nosotros). La dieta Paleo surge de la idea de que hemos tenido una dieta paleo durante más de 2 millones de años y nuestro cuerpo ha evolucionado con esta alimentación. Además, seguimos siendo genéticamente iguales que hace 60.000 años. Asimismo, a pesar de los años que llevamos consumiendo alimentos como las legumbres, los lácteos o los cereales, nuestro cuerpo no termina de tolerarlos. Sin embargo, mantener este estilo de vida del paleolítico en la sociedad moderna, industrializada y con el estilo de vida actual resulta verdaderamente un reto...

En qué consiste la dieta Paleo

-Comer alimentos nutritivos, tradicionales y anti-inflamatorio: carne (proteína), órganos, y caldos de hueso de animales criados en libertad, alimentos y bebidas fermentadas tradicionalmente, vegetales y frutas sin pesticidas, grasas saludables como aguacate (palta), aceite de oliva, aceite de coco, nueces y almendras (en moderación), y el aceite de hígado de bacalao fermentado.

-Evitar alimentos que pueden producir inflamación en el cuerpo: el gluten, los lácteos pasteurizados, los granos. El 65% dela población mundial no tolera los lácteos. Sin embargo, la mayoría de los alimentos de la dieta Paleo tiene calcio.

-Evitar alimentos altamente procesados: edulcorantes artificiales, aceites industriales hidrogenados, grasas trans, soja, antibióticos y hormonas en animales.

-Buscar un balance entre el trabajo, la actividad física y el tiempo de relajación: nuestra genética no está preparada para una vida sedentaria ni para un constante estado de estrés.

Efectos positivos de la dieta Paleo

-Una mejora en el rendimiento de los entrenamientos físicos en deportistas

-Favorece el consumo de las grasas almacenadas

-Regula los niveles de azúcar en sangre

-Mejora el aspecto de la piel

-Reduce el riesgo de padecer enfermedades como el cáncer, diabetes, enfermedades cardiovasculares y autoinmunes.

-Mejora la calidad del sueño

-Aumenta la masa muscular y reduce la grasa corporal

-Nuestros niveles de energía se mantienen estables a lo largo de todo el día

-Desinflamación abdominal

-Reduce el hambre y la necesidad de picar entre comidas

-Influye positivamente sobre el estado de ánimo

-Asegura un aporte de proteína suficiente

La dieta paleo restringe el consumo de legumbres,por considerarlas inflamatoriasLa dieta paleo restringe el consumo de legumbres,por considerarlas inflamatorias

Efectos negativos de la dieta Paleo

-Es posible sufrir un déficit en vitamina D a corto plazo

-Exige mucha disciplina y control

-Puede provocar el conocido "efecto yoyó" a causa de la rápida pérdida de peso en las primeras semanas

-Es muy monótona, lo cual hace que sea poco factible seguirla a largo plazo

-Conviene prestar atención a las carencias nutricionales de los lácteos y las legumbres

-Presenta posibles efectos secundarios: exceso de proteína, lo cual eleva los niveles de colesterol malo LDL y los riñones deben trabajar más para eliminar los productos de desecho. Resfriado o gripe por falta de carbohidratos (fatiga, irritabilidad y fiebre) y antojos (por la falta de azúcar).

-Riesgo de una dieta desequilibrada

-Conseguir carne y pescado de animales criados en libertad resulta difícil y caro

Factores a tener en cuenta si se quiere seguir la dieta Paleo

1.Empieza poco a poco: no comiences con la dieta de forma drástica. Comienza sustituyendo una de tus comidas por una paleo, luego dos, y así sucesivamente. En Internet podemos encontrar un montón de recetas.

2.Suprime los cereales y granos por pasos: en primer lugar, suprime los rebozados, luego los cereales y galletas del desayuno, luego la pasta, más tarde el arroz y, por último, el pan.

3.Elimina los refrescos, las bebidas azucaradas: por zumos naturales, infusiones o agua. Pasarás a nutrirte con vitaminas, fibra y sales minerales en vez de con exceso de calorías que no te aportan nada.

Puedes sustituir las bebidas azucaradas por infusiones o aguaPuedes sustituir las bebidas azucaradas por infusiones o agua

4.Compra carne y pescado que no haya vivido en granjas. Proteína: los animales de granja, que se mueven poco, son alimentados con piensos y engordados en base a la retención de líquidos. Los animales criados en libertad tienen una alta actividad física y su alimentación es más natural.

5.Cambia las cantidades de comida: comer muchas veces en pocas cantidades supone al intestino estar en constante movimiento. En cambio, si comes pocas veces pero comes bien, el intestino sólo trabajará 3 veces al día.

6.Somos lo que comemos: nuestra alimentación influye enormemente sobre la incidencia de alergias, acné, intolerancias, obesidad, inflamaciones, diabetes y tumores.

7.Cada uno de nosotros es único: los partidarios de la dieta recomiendan no dejarse guiar por modas, recomendaciones o malas opiniones. Recomiendan probar y si este estilo de vida te hace sentir mejor y tu cuerpo lo agradece, aconsejan continuar con la dieta del paleolítico.

Artículos recomendados

Comentarios