Menú
Qué es la dysania
ESTADO DE CONCIENCIA

Qué es la dysania

Si alguna vez has sentido que estás despierto en la cama pero no puedes levantarte, descubre qué es la dysania.

Sara Poyo Lorenzo

Estás durmiendo a gusto en la cama, fuera hace frío y llueve... Pero tú estás protegido en una coraza de sábanas calientes... y de repente ¡suena la alarma! Sientes que de repente el mundo se te cae encima, es normal pues... ¿A quién no le cuesta despertarse por las mañanas? Sin embargo, si al sonar la alarma estás remoloneando media hora en la cama a pesar de ser consciente de que tienes que levantarte podrías estar sufriendo este síntoma.

Llamamos dysania a un estado de conciencia en el que la persona está despierta pero su cuerpo se resiste a levantarseLlamamos dysania a un estado de conciencia en el que la persona está despierta pero su cuerpo se resiste a levantarse

Llamamos dysania a un estado de conciencia en el que la persona está despierta pero su cuerpo se resiste a levantarse, de manera que permaneces en la cama un tiempo más, normalmente 30 minutos o más. También se caracteriza por sentirte confuso e irritado tras levantarte, aunque esto probablemente le ocurra a la gran parte de la población aun sin padecer dysania. En general, si no tenemos este problema deberíamos ser capaces de despertarnos y funcionar bien en 5 o 10 minutos, son más que suficientes para que nuestro cerebro de la señal de alarma al cuerpo de que se levante.

¿Por qué ocurre?

La dysania no es una enfermedad física ni un trastorno psicológico en si mismo sino más bien un síntoma que tiene la persona y que es consecuencia de otros trastornos o enfermedades. Por ejemplo, es común en personas con fatiga crónica, insomnio o sometidas a algún tipo de estrés. Es decir, la dysania no es genético, es una cuestión de hábitos y aprendizajes que hemos ido desarrollando con el tiempo. Por eso, al igual que hemos "aprendido" a nuestro cuerpo a actuar así también podemos desaprenderlo. La dysania está muy vinculada a los siguientes trastornos psicológicos:

-Insomnio.

-Estrés y ansiedad.

-Depresión, la falta de motivación y ganas de empezar el día hace que la persona no quiera levantarse.

-Síndrome de la fatiga crónica.

-Malos hábitos de sueño, en estos casos hay una alteración del patrón de sueño-vigilia.

La dysania tiene consecuencias negativas para la persona que la sufre, para empezar se despierta de mal humor y las relaciones interpersonales pueden verse afectadas (riñas con la familia, pareja...), también hay peligro de que se llegue tarde al trabajo o a citas importantes y te preguntas una y otra vez si realmente merece la pena ir al trabajo.

Diferencias con la clinomanía

Por otro lado, no debemos confundir la dysania con otro trastorno muy parecido llamado la clinomanía. Este trastorno cuyo nombre proviene del griego ("kline" es lecho y "manía" es locura) se utiliza para designar a las personas que están obsesionadas con el sueño y la cama, es decir, aquellas que desean estar continuamente en la cama y que no quieren levantarse, llegando a postergar obligaciones sociales, familiares y laborales/educativas.

Se caracteriza principalmente porque a quién lo sufre le da exactamente igual lo que ocurra, prefiere quedarse durmiendo aunque sepa que eso va a tener consecuencias nefastas para él, sin embargo, en la dysania la persona es consciente de todo lo que tiene que hacer y sufre por no poder levantarse o hacerlo de tan mal humor. En general, la clinomanía tiene muchísimas más consecuencias negativas porque la persona no pone de su parte para arreglar la situación, no está motivada...

Para poder superar una clinomanía la vía más rápida es acudiendo a un psicólogo. Por otro lado, en la dysania la persona reconoce su problema aunque no sabe cómo ponerle solución. Tampoco requiere necesariamente un psicólogo porque no es un trastorno e si mismo, al ser un síntoma desaparecerá cuando se ponga remedio a la causa del problema, por eso primero tenemos que descubrir que es lo que está originando la dysania, ¿es la falta de hábitos? ¿insomnio? ¿depresión? ¿estrés? ¿la fatiga crónica? Solo llegando al fondo del problema podremos solucionarlo.

¿Solución a la dysania?

Como decíamos antes no hay un tratamiento en si mismo para la dysania, más bien el tratamiento iría dirigido a la causa de la cual se deriva. Por ejemplo, si sufres insomnio deberás buscar tratamiento psicológico para el insomnio, según se vaya curando poco a poco la dysania también desaparecerá. Sin embargo, a continuación te dejamos algunos consejos para que puedas "apañarte" por el momento:

1- Planea el día siguiente antes de ir a dormir. Antes de meterte en la cama ordena tu agenda y haz una lista de objetivos a cumplir para el día siguiente, esto hará que estés más motivado para levantarte por la mañana.

2-Crea un ambiente adecuado para despertarte. Es decir, la noche antes ordena tu habitación para que cuando te despiertes lo tengas todo a mano, eso te permitirá poner la alarma unos minutos más tarde y arañar algo más de tiempo en la cama.

3- Cambia la alarma del móvil. Cuando te acostumbras a escuchar siempre el mismo sonido tu cuerpo sabe que puede seguir remoloneando, por eso tenemos que sorprenderle con algo nuevo, asi podremos romper la asociación que has creado con ese sonido... Lo más recomendable es programar la radio para que suene un programa matutino, hay varios programas despertadores diarios que con bromas te alegran la mañana desde las 6:00 am.

Si vas con el estómago lleno te costará conciliar el sueñoSi vas con el estómago lleno te costará conciliar el sueño

4-No reprogrames la alarma. Este punto es más que evidente pero si tienes miedo de quedarte dormido de verdad ponte otro despertador fuera de tu alcance, al otro lado de la habitación, asi te obligarás a levantarte cuando quieras apagarlo.

5- No te quedes despierto en la cama. Es obvio que empeora las cosas, piensa en si realmente va a ser reparadora esa media hora de más. Si al final te despiertas igual de cansado... ¿de qué sirve quedarse media hora más dando vueltas? Por eso en cuanto oigas el sonido de tu "nueva" alarma pega un salto y da tumbos fuera, te sentirás fatal durante un par de minutos pero mejor que como te sentirías si remoloneas 30 más, no descansas y encima no cumplirás tus compromisos.

6-Prohibido estar con el móvil o leer en la cama. Si tienes problemas para coger el sueño en ningún caso deberías llevar actividad a la cama que te active, la cama es para dormir no para hablar o pasar el rato.

7-No comer antes de dormir. Si vas con el estómago lleno te costará conciliar el sueño, procura cenar al menos 2 horas antes.

Artículos recomendados

Comentarios