Menú
Qué es la hidrocefalia
ENFERMEDADES

Qué es la hidrocefalia

La hidrocefalia es una dolencia que puede tener graves efectos en la persona que lo padece. Es una enfermedad que debes conocer y saber por qué se produce.

Irmina Merino Vidal

Seguramente habremos oído hablar de la hidrocefalia. Esta dolencia puede darse tanto en bebés como en adultos y puede tener efectos graves en la persona que la padece. Te contamos un poco mejor en qué consiste la hidrocefalia, sobre todo en los más pequeños, para que conozcas mejor esta enfermedad y puedas actuar en consecuencia lo antes posible por el bien del niño o del adulto afectado.

Qué es la hidrocefalia

La hidrocefalia se produce cuando se hincha el cerebro de la persona afectada debido a la acumulación de líquido cefalorraquídeo en su cabeza. El cuerpo empieza a generar demasiado líquido cefalorraquídeo y este se concentra en el cerebro, causándole grandes dolores al bebé o al adulto que lo padece y problemas muy graves de salud en general.

Las causas de la hidrocefalia en bebés pueden sucederse durante el embarazo o después de dar a luz. Puede ser que la madre mientras está embarazada haya sufrido alguna dolencia o enfermedad y esta haya afectado en tal grado al bebé que la cantidad de líquido que tendría que estar en su cerebro se ha multiplicado, creándole una hidrocefalia.

La hidrocefalia se da con mayor frecuencia en bebésLa hidrocefalia se da con mayor frecuencia en bebés

Puede que el mismo bebé haya contraído una enfermedad después de su nacimiento que le haya podido dar pie a sufrir una hidrocefalia, como puede sucederle también a los niños o a los adultos, o que se hayan dado un fuerte golpe en la cabeza, lo que desestabilice los niveles de líquido cefalorraquídeo normales en el cerebro y estos se multipliquen.

Diagnóstico y tratamiento de la hidrocefalia

Los primeros síntomas que empezará a notar la madre o la persona afectada en aquella que pueda estar sufriendo una hidrocefalia será su incapacidad para recordar cosas durante mucho tiempo. Además tendrá dolores frecuentes de cabeza, cambios de humor muy bruscos y molestias físicas, como la incapacidad de controlar ambos ojos sin que uno se tuerza, no poder controlar las ganas de orinar siempre que se quiera, muchas ganas de dormir y sin ganas de comer, etcétera.

Puede que en el caso de los niños y de los ancianos no sea más difícil discernir estos síntomas, ya que debido a sus edades no siempre podemos controlar si lo que les sucede es debido a la edad o que si realmente están padeciendo una enfermedad. Por esto, es importante que consultemos con nuestro médico ante cualquier posible duda qué le puede estar sucediendo. Si el niño o el adulto se quejan de constantes dolores de cabeza es algo que definitivamente debemos controlar en manos de un profesional. Y si es el bebé que llora en exceso, probablemente sea un claro síntoma de que no se encuentra bien y tenga demasiado líquido cefalorraquídeo en el cerebro.

Una vez en el hospital, el médico puede realizar diferentes pruebas en el bebé o en el adulto para determinar si realmente está padeciendo una hidrocefalia. Algunas de estas pruebas pueden ser una ecografía, una radiografía, una punción lumbar, etcétera. Una vez conocidos los resultados de las pruebas el profesional de la salud podrá determinar si realmente el niño, el bebé o el adulto están padeciendo una hidrocefalia.

El tratamiento depende del grado de hidrocefalia de la personaEl tratamiento depende del grado de hidrocefalia de la persona

Dependiendo del grado de hidrocefalia que padezca la persona afectada se diagnosticará un tipo de tratamiento u otro. Algunos de ellos consisten en la toma de antibióticos, en la extirpación de la parte del cerebro afectada u otros tipos de cirugía. Sin embargo, debemos tener en cuenta que muchas personas afectadas por esta dolencia sobreviven con problemas físicos graves, ya bien sean mentales o de movilidad y muchas otras no sobreviven a la hidrocefalia.

Por eso, es muy importante que ante cualquier síntoma o sospecha llevemos a la persona afectada al hospital lo antes posible para que los médicos y los profesionales de la salud puedan poner en tratamiento lo antes posible al niño, al bebé o al adulto con la hidrocefalia y pueda recuperarse del mejor modo posible.

Artículos recomendados

Comentarios