Menú
¿Qué es la dermatitis atópica?
DERMATITIS ATÓPICA

¿Qué es la dermatitis atópica?

Picor, escozor, granos, erupciones, marcas rojas...si notas estos síntomas en tu piel, es probable que padezcas dermatitis atópica.

Irmina Merino Vidal

Muchas veces habremos visto a bebés con unos puntitos rojos en el rostro o el cuerpo. A veces, estas pequeñas manchas las encontremos en adultos o nos hayan aparecido a nosotros mismos.

Estos pequeños eccemas aparecen en pieles muy sensibles, normalmente en personas que también padecen alergias cutáneas o tienen una falta de proteínas, estos son algunos de los síntomas de la dermatitis atópica.

En Bekia te contamos qué es la dermatitis atópica y cómo podemos tratarla.

¿Qué es la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica es una enfermedad cuyos síntomas suelen presentarse desde la juventud y que acompañará a la persona que la padece a lo largo de su vida. Sin embargo, existen muchos casos por los cuales los bebés al crecer reducen los efectos de la misma o, incluso, llegan a eliminarla por completo.

 Suele aparecer durante la juventud y acompañarnos toda la vida Suele aparecer durante la juventud y acompañarnos toda la vida

La piel muy sensible y la falta de proteínas hacen que aparezcan unos pequeños puntitos rojos sobre todo en el rostro, codos y/o rodillas. Estas zonas pueden presentar también hinchazón, ampollas o picores a quienes las padecen y debido a todo esto la piel puede llegar a escamarse.

Es muy común ver a niños que presenten esta enfermedad, principalmente en el rostro, y más si tienen la piel extremadamente sensible, sufren de otras alergias o están faltos de alguna proteína. Su cuerpo aún se está formando, por lo que es normal que todavía no sea capaz de desarrollar un método de defensa para proteger su piel.

Como comentábamos, existen casos en los cuales los niños al llegar a la adolescencia sienten un retroceso de la enfermedad o la eliminan por completo. Así pues, son muy pocos, estadísticamente, los adultos que sufren casos severos de dermatitis atópica. Esta enfermedad está estrechamente ligada con otras alergias cutáneas, como al polen, al polvo y aquellas que afectan a la respiración. Es normal entonces que los niños que tienen asma o una de estas alergias presenten estos eccemas en la piel, en mayor o menor medida.

No obstante, se desconocen las causas exactas que generan este trastorno en la piel. Muchos profesionales creen que es debido a alguna carencia en el sistema inmunológico del bebé, otros que es debido a una alergia cutánea o respiratoria y unos terceros que creen que es propiciada por factores psicológicos como el estrés y la ansiedad.

Tratamiento para la dermatitis atópica

Las personas que sufren esta enfermedad tienen una piel extremadamente sensible. Por lo tanto, es muy importante que la protejan siempre que sea posible, incluso antes de que aparezcan los síntomas evidentes de la misma. Cuando vayan a limpiar la casa, siempre deberán utilizar guantes. La mayoría de los productos químicos y de limpieza pueden irritar su piel, ayudando a la aparición del eccema.

 Se desconocen las causas exactas que producen la dermatitis atópica, al primer síntoma debemos acudir al dermatologo Se desconocen las causas exactas que producen la dermatitis atópica, al primer síntoma debemos acudir al dermatologo

La hidratación de la piel es muy importante, pero no deben comprar una crema cualquiera, ya que si no es la más adecuada para su caso puede no hacerle nada bien en la zona afectada.

Si crees que tú o tu bebé sufrís los síntomas de la dermatitis atópica deberéis acudir a un dermatólogo lo antes posible para que diagnostique la enfermedad y os recomiende cuál es el mejor producto para vuestro caso en concreto.

Para aquellos que padecen alergias cutáneas el médico también os podrá recetar el mejor tratamiento. Manteniendo la alergia a raya, podremos controlar mejor la dermatitis atópica e intentar mejorar el estado de nuestra piel.

Cuando la dermatitis atópica aparece en el cuerpo: zonas como los codos y las rodillas, deberemos intentar lucir ropas que no nos dañen la piel. La lana, los tejidos elásticos y sintéticos no nos ayudarán a que nuestra piel respire y el roce puede empeorar el eccema. El algodón y las prendas un poco holgadas serán ideales para no sentir rozadura, picores o dolencias en la zona afectada.

Seca bien tu piel después de la ducha e intenta no dejar la zona húmeda durante mucho tiempo, pues esto no ayudará a mejorar las ampollas o heridas. No te expongas al sol durante mucho rato si tienes heridas recientes, este no hará más que empeorarlas y te pueden quedar cicatrices profundas.

Por el momento no se suelen recetar más que cremas, pero si el caso es muy grave puede que tu dermatólogo te recete unas pastillas, muy potentes, para paliar esta dolencia. Sin embargo, es una medicación muy fuerte, por lo que se prefiere tratar la dermatitis atópica de otros modos igualmente fructíferos.

Artículos recomendados

1 Comentario

ABRAHAN

02/08/2015 00:11

gracias a BEKIA SALUD de presentarnos estos consejos de salud, a buena hora, ya que en Colombia y el mundo hay muchos niños y personas jóvenes y adultos que padecen estas enfermedades, y quizás no tengan una guía como poderla atacar, esperamos que nos sigan enriqueciendo con esos conocimientos de enfermedades de la salud personal, muchas gracias.