Menú
Qué es la sinusitis
VIRUS

Qué es la sinusitis

La sinusitis es una afección bastante seria que es necesario reconocer para poder encontrar el tratamiento adecuado.

Coral Ferrero Ibáñez

Te duele la cabeza, sientes la nariz congestionada, toses o tienes la garganta irritada... todos estos síntomas pueden indicar que has cogido un resfriado, la gripe o unas anginas. Pero también puede tratarse de una afección más seria, la sinusitis.

La sinusitis es la inflamación del tejido que recubre los senos paranasalesLa sinusitis es la inflamación del tejido que recubre los senos paranasales

¿Qué es la sinusitis?

La sinusitis es la inflamación del tejido que recubre los senos paranasales, provocada por bacterias, virus, hongos, alergias o por razones autoinmunes. Estos senos son cavidades óseas localizadas en el cráneo que se conectan al conducto nasal y entre sus funciones se encuentran humidificar y calentar el aire que se respira o aumentar la resonancia de la voz. En su estado normal los senos paranasales están llenos de aire, pero cuando se inflaman se bloquean por gérmenes y fluidos que crecen y provocan la infección.

Según su gravedad podemos encontrar sinusitis agudas, subagudas o crónicas. La sinusitis aguda puede durar hasta 4 semanas y suele estar provocada por un resfriado común. Los medicamentos comunes suelen ser suficiente par a combatirla pero si no lo hacen pueden derivar en algo más serio. La sinusitis subaguda puede alargarse un par de meses y normalmente es el resultado de una sinusitis aguda mal curada. En cuanto a la causa de la sinusitis crónica suele ser por una infección, los pólipos nasales o tener el tabique nasal desviado. Dura más de 3 meses o vuelve cada cierto tiempo y al paciente le cuesta respirar.

¿Cuáles son los síntomas de la sinusitis?

Algunos síntomas de la sinusitis pueden confundirse con los de la gripe o el resfriado, así que lo idóneo es acudir al médico para que te realice el diagnostico apropiado si sientes algunos de estos indicios:

- Dolor de cabeza por la presión de los senos bloqueados. Suele incrementarse cuando te inclinas o mueves la cabeza.

- Presión, hinchazón o sensibilidad en alguna parte de la cara.

- Fiebre por la infección de las cavidades óseas.

- Secreción nasal abundante y congestión en la zona.

- Irritación de garganta y tos.

- También es muy posible que sientas dolor de oído, de dientes o de ojos, por la presión que ejerce la inflamación en los nervios circundantes.

- El mal aliento debido a las bacterias y la fatiga a causa de la fiebre también pueden aparecer.

¿Cómo se diagnostica la sinusitis?

Lo habitual es que tu médico de cabecera te diagnostique sinusitis tras hacerte unas preguntas y un examen físico. Comprobará que sientes sensibilidad facial presionando ciertos puntos y es posible que te tome la temperatura por si tienes fiebre. En el caso de no tener claro el diagnóstico, el otorrinolaringólogo puede realizar una endoscopia nasal con la que poder ver en el interior de la nariz y comprobar cuál es el problema.

¿Cuál es el tratamiento de la sinusitis?

En muchas ocasiones la sinusitis desaparece por sí misma poco a poco o con la ayuda de algún descongestionante. Si la sinusitis se alarga varias semanas será porque la causa es bacteriana y por lo tanto hay que recetar antibióticos. Estos se toman varias semanas, según las órdenes del médico, y los síntomas suelen desaparecer durante el tratamiento. Mientras se pueden seguir varias técnicas que ayudarán a aliviar el malestar.

Inhalar vapor de agua caliente ayuda a respirar mejor. Si añades unas gotitas de menta el efecto se multiplicará. Un procedimiento muy conocido para estos casos es el riego nasal con agua y sal, que despeja las cavidades de la mucosa. Para el entumecimiento facial puedes aplicar unas compresas de agua templada. Por otra parte, a la hora de ir a dormir, eleva un poco la cabeza con la ayuda de dos cojines.

En muchas ocasiones la sinusitis desaparece por sí misma poco a poco o con la ayuda de algún descongestionanteEn muchas ocasiones la sinusitis desaparece por sí misma poco a poco o con la ayuda de algún descongestionante

Si se trata de una sinusitis crónica es posible que el problema no mejore con este tratamiento y haya que recurrir a la cirugía. Los procedimientos más habituales son la antrostomía maxilar, que drena los senos nasales de detrás de los pómulos, la septoplastia que soluciona la sinusitis causada por un tabique desviado, y la etmoidectomia que limpia los senos situados entre la nariz y los ojos.

Con todo esto, si tras leer el artículo crees que puedes tener algo más que un resfriado, no dudes en visitar a tu médico.

Artículos recomendados

Comentarios