Menú
Qué es la torsión testicular
PROBLEMAS MASCULINOS

Qué es la torsión testicular

Los testículos se encuentran unidos al escroto por un cordón, conocido como cordón espermático. Pero, ¿qué es la torsión testicular?

María del Valle Mejías Morón

Los testículos se encuentran unidos al escroto por un cordón, conocido como cordón espermático. Este conducto va desde la zona del abdomen hasta los testículos y a través de él, además de transportarse el esperma que saldrá desde el pene en la eyaculación, se produce el riego sanguíneo. La torsión testicular ocurre cuando ese cordón espermático se gira y se tuerce, y la sangre deja de llegar de forma total y comienza a disminuir. Es la dolencia más común del cordón espermático aunque solo afecta a 1 de cada 4.000 hombres de todas las edades, siendo los más propensos a padecerlo los niños.

Los testículos se encuentran unidos al escroto por un cordón, conocido como cordón espermáticoLos testículos se encuentran unidos al escroto por un cordón, conocido como cordón espermático

Lo que hay que tener en cuenta es que es un problema de gravedad de emergecia, es decir que si encuentras los más mínimos síntomas debes acudir al médico lo antes posible, ya que una detección muy tarde de la torsión testicular podría significar la pérdida de uno de tus testículos, que tendrían que extirparte.

Causas

No existen unas causas claras para que se produzca la torsión testicular si se conoce que se deba a ningún problema genético. La mayoría de los casos en los que se diagnostica es en pacientes que ya han padecido algún problema en el tejido escrotal o que han recibido un golpe o han realizado un ejercicio pesado.

Hay hombres en los que los testículos no se encuentran unidos a la piel del escroto y por tanto se encuentran en movimiento constante, por lo que es más fácil que se pueda llegar a producir la torsión testicular.

Síntomas

El síntoma más claro de que se puede estar produciendo una torsión testicular es un dolor intenso en uno de los testículos y la inflamación del escroto de la zona afectada. Hay que tener en cuenta que esto no tiene por qué ser esencialmente un síntoma directamente relacionado con esta dolencia, ya que hay otros problemas como las infecciones testiculares que tienen los mismo síntomas, por lo que la mejor opción es acudir inmediatamente a un consultorio médico u hospital.

Estos síntomas pueden dar lugar a otros como dolor abdominal, sensación de tener un testículo más alto que otro, naúseas, vómitos y mareos.

Diagnóstico y tratamiento

Si se padecen alguno de estos síntomas, lo que hay que hacer es acudir inmediatamente a un médico. Para diagnosticar si se trata de un caso de torsión testicular, lo primero que se realizara es un examen físico en que se palpara la zona y se verá incluso la reacción que tenemos al pellizcar la parte interna del muslo, para saber si está habiendo algún problema de riego sanguíneo débil.

Para tener una visión más clara de lo que está ocurriendo en el caso de que haya dudas, se llevará a cabo una ecografía duppler para revisar esa circulación de la sangre en la zona y si llega de forma correcta al testículo. Para descartar que se trata de una infección, se realizará una analítica de sangre y de orina. Como última opción y en casos muy extremos se llevará a cabo una escanografía nuclear, donde se introducen mediante una infección unas pequeñas proporciones de yodo radiactivo para ver con claridad la circulación de la sangre en la zona.

Los tratamientos variarán de la gravedad de la situaciónLos tratamientos variarán de la gravedad de la situación

En el caso en que ciertamente estemos ante un caso de torsión testicular, los tratamientos variarán de la gravedad de la situación. Hay casos conocidos como torsión y distorsión en los que el cordón espermático vuelve a su posición solo, sin necesidad de hacer nada, aunque son la minoría de los casos.

En la situación en que haya que intervenir, se intentará en la medida de lo posible de forma manual llevar el testículo a su posición habitual, sin necesidad de cirugía. Pero la realidad es que la mayoría de los casos necesita de una cirugía urgente para salvar el testículo, ya que el resultado varía en cuestión de horas. Es una cirugía menor en las que se realiza un pequeño corte en el escroto para desenroscar el cordón espermático y volver a coser el testículo al interior de la piel del escroto para evitar que se produzcan otras torsiones en el futuro.

En el caso en que haya habido un largo periodo entre los primeros síntomas y la asistencia médica, puede darse la situación de que la torsión testicular haya producido un paro en el flujo sanguíneo a través del cordón. En este caso el testículo queda afectado y la única opción es extirparlo quirúrgicamente. Esta operación es conocida como orquiectomía.

A los hombres a los que se les ha tenido que extirpar por completo el testículo se les suele colocar una protésis en su lugar para evitar problemas estéticos que puedan afectar a su autoestima. Esto no significa que quede afectada la producción de espermatozoides o testosterona, por lo que el hombre no tendrá que renunciar a la paternidad en el futuro.

Artículos recomendados

Comentarios