Menú
Qué es la violencia obstétrica
EMBARAZO

Qué es la violencia obstétrica

La violencia obstrética puede darse y es necesario conocerlo para poder evitarlo. Las mujeres embarazadas tienen que ser respetadas.

María González

La violencia obstétrica está relacionada con el maltrato que sufre la mujer durante el embarazo y son realizadas tanto por el sistema sanitario privado y público. Este tipo de violencia se puede sufrir durante el período de gestación, el parto, pero también hasta posteriormente. Y es que se considera que se esta sufriendo cuando las mujeres pierden la autonomía y la capacidad de decidir sobre cualquier cosa que suceda durante el período de gestación.

Al fin y al cabo la violencia obstétrica se trata de una forma de violencia Al fin y al cabo la violencia obstétrica se trata de una forma de violencia

¿Cuándo se sabe que estás sufriendo violencia obstétrica?

En primer lugar hay que destacar que muchas veces este tipo de violencia no se sabe que se está sufriendo debido a la falta de información. Y es que puede empezar con ciertos comentarios que pueden herir a una mujer embarazada, e incluso, impedir que se exprese durante todo este proceso.

También puede darse cuando no se facilita la asistencia sanitaria a tiempo o el abuso de medicación cuando no sería necesario. Además de intervenciones quirúrgicas sin que haya una justificación. También pueden darse ciertas prohibiciones acerca de la comida que tampoco tienen razones para darse.

Todo este tipo de situaciones que consideramos normales porque creemos que cualquier cosa que el médico especialista nos diga se regirá siguiendo será siguiendo las indicaciones prescritas por el ministerio de sanidad, pero realmente son decisiones que se están tomando sin que tu opinión como persona a decidir sobre el futuro de tu hijo cuente.

¿Puede causar daños psicológicos?

Al fin y al cabo la violencia obstétrica se trata de una forma de violencia y como tal y como muchos otras clases diferentes siempre dejan algún tipo de secuelas psicológicas, que en muchas ocasiones va mucho más allá de lo emocional, y pueden llegar incluso a ser físicas.

Y es que muchas mujeres durante el embarazo tienen que sufrir que las hablen de malas maneras, aunque es un tipo de violencia de la que aún no está muy concienciada la sociedad, y de la que tampoco se tiene mucha información, existe y puede dejar grandes secuelas.

¿Se puede considerar violencia de género a la violencia obstétrica ?

Hay opiniones para todos los gustos, y es que hay de los que opinan que no se trata de violencia de género, ya que únicamente la mujer es capaz de dar a luz y también defienden la postura de que se cumplen los protocolos por el bien de la mujer embarazada.

Pero por otro lado existe un sector cada vez mayor que considera que esto no es así, ya que se considera que muchas veces la opinión de las mujeres embarazadas queda relegada a un segundo plano, sin que esta tenga demasiada importancia.

Muchas mujeres durante el embarazo tienen que sufrir que las hablen de malas manerasMuchas mujeres durante el embarazo tienen que sufrir que las hablen de malas maneras

Legislación

Hay a muchas personas que a día de hoy le sigue costando reconocer que la violencia obstétrica existe, por lo que a nivel de que exista una ley que regule este tipo de violencia todavía es difícil de encontrar, y más concretamente en España, porque otros países ya cuentan con ella.

En nuestro país existe la Estrategia de Atención al Parto Normal que fue redactada por el Ministerio de Sanidad en el año 2007, a pesar de ello, aún no tiene mucha repercusión e implantación en nuestra sociedad.

En esta se concreta que el contacto de una madre con su bebé debe ser permanente mamá-bebé, es decir, que no se debe separar a la madre de su bebé al nacer. Tampoco se debe acostar a una mujer durante el parto boca arriba, además de no poder hacer que caminen durante el parto, además también queda registrado que se debe fomentar de manera inmediata el amamantamiento. Por otra parte, se debe de tener en cuenta todos los aspectos por lo que pasa una mujer desde psicológicos hasta sociales, y se tiene que tener en cuenta su derecho a opinar sobre lo que prefiere tanto durante el parto como a posteriorí.

Artículos recomendados

Comentarios