Menú
Qué es un queratocono
PROBLEMAS VISUALES

Qué es un queratocono

El queratocono puede afectar a los ojos de diferentes formas, una de ellas consiste en que la córnea adopta una forma de cono en lugar de ser esférica lo que causa la distorsión de la vista.

Coral Ferrero Ibáñez

Son muchas las enfermedades que pueden afectar a los ojos de diferentes maneras. El queratocono es una de ellas y consiste en que la córnea adopta una forma de cono en lugar de una esférica, lo que causa distorsión en la vista. El campo de la oftalmología ha desarrollado tratamientos para ayudar al paciente con su condición.

¿Qué es el queratocono?

Como hemos apuntado, el queratocono es una enfermedad ocular en la que la córnea, de una forma normalmente esférica, cambia de forma adelgazando progresivamente y transformándose a una apariencia cónica.

El queratocono no entra dentro de las enfermedades consideradas raras aunque tampoco es de las más comunes; generalmente la sufre 1 de cada 2000 personas. La edad a la que se empieza a diagnosticar es en la adolescencia y se trata de una condición con una gran base genética. Sin embargo, los factores ambientales también pueden poner en riesgo la salud de nuestros ojos. Frotarse mucho los ojos puede ser un factor que intervenga en la forma de la córnea, y aunque no está del todo probado, utilizar lentillas de mala calidad también puede ser peligroso. Las alergias pueden ser uno de los motivos; las personas que padecen de queratocono con alergias son más numerosas que la población general. Además las alergias conducen al escozor de ojos, lo que a su vez conlleva a frotárselos.

El queratocono es una enfermedad de los ojos muy poco comúnEl queratocono es una enfermedad de los ojos muy poco común

Así mismo, el estrés oxidativo también puede ser responsable de esta enfermedad, ya que las córneas que están dañadas por el queratocono no tienen la habilidad de auto-recuperarse como la tienen las córneas normales. Al ser en general descubierto el queratocono en la adolescencia, muchos profesionales de la oftalmología han relacionado esta enfermedad con las hormonas.

¿Cuáles son sus síntomas?

Los primeros síntomas del queratocono pueden confundirse con condiciones típicas que pueden sufrir los ojos como la vista cansada o la miopía. La visión borrosa y la no mejora de la vista tras varios cambios en las gafas pueden indicar que el problema del queratocono se está desarrollando.

Otros síntomas que se pueden encontrar entre las personas afectadas son dolor de cabeza y de ojos, irritación y fatiga ocular, excesiva sensibilidad a la luz, dificultad para ver de noche o visión de halos alrededor de luces y sombras. También pueden darse casos de mala visión o doble visión en un ojo repentinamente y de distorsión en objetos cercanos y lejanos.

El diagnóstico del quertatocono debe hacerlo el oftalmólogoEl diagnóstico del quertatocono debe hacerlo el oftalmólogo

Como los síntomas parecen comunes al principio es complicado diagnosticar el queratocono. Se requiere de un profesional de la oftalmología para acertar la valoración. Para ello, el doctor realizará un examen con una lámpara de hendidura en la córnea, el anillo de Fleischer, que es un anillo de color hierro que rodea al cono y en las estrías de Vogt, que aparecen tras el adelgazamiento de córnea. Así mismo el doctor puede medir la curvatura de la córnea para conseguir un mejor diagnóstico. Esto se hace con una topografía corneal, que realiza una fotografía de la córnea y la analiza en cuestión de segundos.

¿Cuál es el tratamiento?

El primer paso que se lleva a cabo para tratar a alguien con queratocono es encontrar las gafas adecuadas para su condición o en su defecto, lentes de contacto. En casos menores esto puede dar resultado y no es necesario tomar más medidas. Aunque de normal se recetan lentes semirrígidas actualmente existen unas nuevas lentes blandas en el campo de la oftalmología que están hechas con hidrogel de silicona y que están construidas de tal manera que se adaptan perfectamente al ojo y mejoran la visión sin causar molestia alguna. Otra manera de usar las lentes es con la técnica "piggyback", es decir, una lente semirrígida se coloca encima de la base de una lente blanda, con el fin de que resulten más cómodas de aplicar y llevar.

Otro procedimiento para tratar el queratocono es la inserción en la córnea de unos pequeños anillos semicirculares de plástico, lo que cambia la forma y el lugar del cono, además de ayudar a mejorar la visión. Una medida que también puede llevarse a cabo es el CXL (reticulación de la córnea); en ella se aplica colágeno en la superficie del ojo, lo que ayuda a frenar la evolución del queratocono. El PTK es otro tratamiento que suaviza la cicatriz y ayuda a sentir menos incomodidad al llevar las lentillas.

Como último recurso se encuentra el trasplante de córnea, lo que conlleva necesitar a un donante de córnea con la que reemplazar a la del paciente. Este procedimiento lo tienen que llevar a cabo entre el 15 y el 20% de los pacientes diagnosticados con queratocono. Puede resultar una decisión difícil que tomar pero se realiza cuando la córnea se ha vuelto peligrosamente delgada o cuando el paciente se ha quedado prácticamente sin visión para poder realizar una vida normal. Una vez se hayan acabado todas las posibilidades referentes a las lentes de contacto es cuando se pasa a valorar el trasplante de córnea.

Artículos recomendados

Comentarios