Menú
Qué es el Síndrome de Guillain-Barré, posible complicación del Zika
VIRUS ZIKA

Qué es el Síndrome de Guillain-Barré, posible complicación del Zika

El síndrome de Guillain-Barré, que ataca al sistema nervioso provocando parálisis, está siendo relacionado últimamente con el virus Zika.

Sandra Ramírez Cherbuy

Recientemente, la Organización Mundial de la Salud ha reconocido que también existen hallazgos del aumento de casos de síndrome de Guillain-Barré en zonas afectadas por el virus del Zika. Por eso, vamos a explicar un poco en qué consiste esta enfermedad y cómo se relaciona con el virus del Zika.

¿Qué el síndrome de Guillain-Barré?

Es un trastorno inmunitario en el que el sistema de defensa del cuerpo (el sistema inmunitario) ataca parte del sistema nervioso. Esto conlleva que se inflamen los nervios y haya debilidad o parálisis muscular.

Temas relacionados
Concretamente incide en la mielina, la capa aislante que cubre los nervios. Lo que ocurre es que los nervios se vuelven incapaces de transmitir señales de manera exitosa. Ante esto, los músculos comienzan a no responder sufriendo debilidad en las extremidades de los pacientes. La insensibilidad suele empezar en los pies y avanza hacia el resto del cuerpo, hasta el rostro. Los síntomas pueden empeorar de manera muy rápida.

Asimismo, el cerebro recibe menos señales sensoriales del resto del cuerpo, por lo tanto el enfermo empieza a perder sensibilidad ante el calor, el dolor, las texturas, etc.

Uno de los grandes problemas de este síndrome es que la inflamación llegue hasta los nervios del tórax y del diafragma, que impedirá al paciente respirar con normalidad.

Se desconoce la causa exacta del síndrome y puede presentarse a cualquier edad, siendo más común entre las mujeres y hombres de entre 30 y 50 años. La OMS estima que la incidencia anual del síndrome de Guillain-Barré oscila entre 0.4 y 4 casos por 100,000 habitantes por año.

Este síndrome afecta al sistema nervioso, inflamándolo y produciendo parálisisEste síndrome afecta al sistema nervioso, inflamándolo y produciendo parálisis

Síntomas y Tratamiento

Los síntomas del síndrome de Guillain-Barré pueden empeorar de manera muy rápida. Es posible que pasen solamente algunas horas hasta que aparezcan los síntomas más graves, pero también es común que la debilidad vaya aumentando durante varios días.

La debilidad muscular o la parálisis afecta ambos lados del cuerpo. Como hemos dicho antes, en la mayoría de los casos, esta debilidad comienza en las piernas y luego va ascendiendo a los brazos y manos.

En fases no tan agresivas, la persona que padece la enfermedad sufre parálisis, pero tras meses de convalecencia la enfermedad puede desaparecer espontáneamente. En cambio, en su fase más aguda puede llegar a ser mortal.

Algunos de los síntomas son: Pérdida de reflejos en brazos y piernas, entumecimiento y hormigueo, parálisis, sensibilidad muscilar, movimiento descoordinado, hipotensión arterial, visión borrosa, dificultad para mover músculos, contracciones musculares.

No existe cura ni medicamentos de eficacia demostrada para paliar los efectos de la enfermedad. El tratamiento que se suministra a estos pacientes está encaminado a reducir los síntomas y acelerar la recuperación.

Lo más común es administrar un tratamiento de inmunoterapia llamado aféresis o plasmaféresis, un método mediante el cual se saca sangre entera del cuerpo y se procesa de forma que los glóbulos blancos y rojos se separan del plasma. Luego as células de la sangre se devuelven al paciente sin el plasma, para que el organismo lo sustituya. Este tratamiento implica eliminar o bloquear los anticuerpos que atacan las células nerviosas. Otro tratamiento es la inmunoglobulina intravenosa (IgIV), que es inyectar el anticuerpo directamente.

Ambos tratamientos son igualmente efectivos y van encaminados a conseguir un alivio más rápido del paciente. Pero no existe ninguna ventaja para el uso de ambos tratamientos al mismo tiempo.

Cuando los síntomas sean más graves, en el que caso de la inflamación en el tórax y el diafragma, se necesitará un tratamiento más fuerte que será suministrado en el hospital ya que se centrará en la prevención de complicaciones. Estos podrán incluir un soporte respiratorio, suministro de anticoagulantes, analgésicos para tratar el dolor, fisioterapia para mantener los músculos y las articulaciones saludables, entre otros tratamientos.

Si los síntomas se agravan, harán falta sesiones de fisioterapia y analgésicos para mantener los músculos y articulaciones en un estado saludableSi los síntomas se agravan, harán falta sesiones de fisioterapia y analgésicos para mantener los músculos y articulaciones en un estado saludable

La recuperación del síndrome de Guillain-Barré puede llevar varias semanas, meses o incluso años, y con frecuencia puede provocar una discapacidad prolongada (entre un 5-10%) que requiere de una fuerte rehabilitación. Aún así, la mayoría de las personas (80%) sobreviven y se recuperan por completo.

Su relación con el virus del Zika

La coincidencia entre ambas enfermedades se detectó en 2013/2014 durante un brote de Zika en la Polinesia Francesa. En ese momento, de todos los pacientes afectados por el virus del Zika, 74 presentaron síndromes neurológicos o autoinmunes, y 42 de ellos fueron clasificados como síndrome de Guillain-Barré.

También, en julio de 2015, en Brasil se detectaron pacientes con síndromes neurológicos con un historial reciente de infección por el virus del Zika.

En noviembre de ese año, el Centro de Investigación Aggeu Magalhães de la Fundación Oswaldo Cruz del estado de Pernambuco analizaron 224 muestras de lo que pensaban que era el dengue, pero 10 de las muestras estaban infectadas por el virus del Zika. Estas 10 muestras pertenecían a pacientes que desarrollaron síntomas de Guillain-Barré.

Asimismo, en Honduras desde el 16 de diciembre se ha registrado un millar de personas infectadas con zika, y en ese tiempo han tenido 13 casos de Guillain-Barré.

Parece que los pacientes que han tenido dengue y zika, enfermedades que son transmitidas por el mismo mosquito del género Aedes, luego presentan síntomas de Guillain-Barré.

La OMS reconoce la coincidencia ''espacio-temporal'' del zika y del síndrome de Guillain-Barré, pero, al no tener suficientes datos, no establece un vínculo directo entre ambos males. Lo que hacen, en cambio, es recomendar a todos los países afectados por el Zika que aumentan la vigilancia de este síndrome y de cualquier síntoma neurológico.

Ya se ha anunciado que El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) ha empezado un estudio en Brasil para determinar la relación que existe entre el virus del Zika y el síndrome de Guillain-Barré.

Artículos recomendados

Comentarios