Menú
¿Qué es el Trastorno Límite de Personalidad?
ENFERMEDADES MENTALES

¿Qué es el Trastorno Límite de Personalidad?

El TLP se caracteriza por patrones prolongados de emociones inestables. Aún así, debido a la multitud de síntomas variados que puede presentar, su diagnóstico es difícil y muchas veces se suele confundir con otros trastornos del ánimo.

Iván Martínez de Miguel

Hoy nos toca hablar sobre un tema peliagudo, uno de esos que cuesta enfocar por el desconocimiento que a menudo tiene la sociedad sobre el mismo. El Trastorno Límite de la Personalidad no debe confundirse con otros trastornos parecidos, para que no lo hagas te damos las claves para saber qué es, cuáles son sus causas, sus síntomas, su diagnostico y su tratamiento.

¿Qué es el Trastorno Límite de la Personalidad?

El Trastorno Límite de la Personalidad es "una afección mental por la cual una persona tiene patrones prolongados de emociones inestables", o al menos así lo describen en cualquier web especializada en medicina. Aunque este tipo de enfermedad mental tiene muchos matices y aclaraciones para comprenderla como es debido.

Al Trastorno Límite de la Personalidad también se le denomina trastorno fronterizo de la personalidad o borderline. Un término que hemos escuchado en más de una ocasión y nada tiene que ver con una enfermedad mental, sino con otra terminología diferente. Es usado para delimitar el grado de inteligencia, la puntuación obtenida en las pruebas de inteligencia cuando el resultado suele ser inferior al 'normal' establecido.

En el Trastorno Límite de la Personalidad la inteligencia nunca se ve afectada, pero si lo hace la parte emocional o el control de los impulsos. Afecta en su mayoría a las chicas, de hecho el porcentaje es de 3 casos frente a 1 de los hombres. Se suele desarrollar a una edad bastante temprana y comienza a manifestarse en la adolescencia o incluso antes.

Posibles causas del Trastorno Límite de la Personalidad

Como una enfermedad mental es difícil delimitar correctamente cuáles son las causas que desarrollan el Trastorno Límite de la Personalidad. Sin embargo se ha acotado una serie de cuestiones que se relacionan con factores familiares, sociales y genéticos que podrían ser el origen de la afección:

- Vida familiar disociada.

- Comunicación incompleta con tu familia.

- Tipos de abandono desarrollado en la etapa infantil o juvenil.

- Diferentes abusos: sexual, físico o emocional.

Cómo se manifiesta el TLP: síntomas

No es fácil diagnosticar el Trastorno Límite de la Personalidad a una persona con problemas mentales ya su sintomatología suele variar de manera constante. Una vez el profesional cualificado ha dado con la enfermedad , los síntomas que manifiestan los pacientes suelen ser comunes en la mayoría de los casos. Estos son algunos de ellos:

Inestabilidad: es la característica principal que manifiestan las personas que sufren un Trastorno Límite de la Personalidad. Tienen un estado de ánimo muy diferente, con momentos de felicidad y ataques de ira o ansiedad al momento siguiente. Otros sentimientos que produce esta inestabilidad es el miedo al abandono, la soledad, el vacío y el aburrimiento que incluso pueden llevar a autolesionarse.

Dudas: algo que se manifiesta de manera muy común también en este trastorno son las continuas dudas sobre cualquier cosa. Ya sea sí mismo, otra persona, su trabajo, su vida, su familia o su manera de afrontar el futuro, lo cual se reflejará en sus cambios continuos de aficiones e intereses.

[

Las personas con TLP tinenen a dudar sobre cualquier cosaLas personas con TLP tinenen a dudar sobre cualquier cosa

Continuas rupturas: la convivencia con una persona que padece Trastorno Límite de la Personalidad resulta muy complicada debido a su inestabilidad constante. De ahí que haya rupturas en su vida donde la otra parte (ya sean amigos, familia o parejas) no aguanten más en una relación que puede llegar a ser muy "asfixiante".

Comportamientos extremos: su manera de ver la vida y de vivir unas veces felices y otras en un estado de ira hace que pongan en riesgo su propia existencia. Tendrán comportamientos extremos motivados básicamente por su impulsividad y su búsqueda de dar sentido a las cosas que le rodean.

Nivel académico inferior: aunque no afecta a su inteligencia, es cierto que su nivel académico será algo inferior al presentado por sus compañeros debido a su inestabilidad. Si hablamos de ámbito laboral mostrarán algunas dificultades en los trabajos que requieran un esfuerzo constante.

Qué hacer si sospechamos que lo padecemos: diagnóstico y tratamiento

Lo primero que se debe hacer para saber cómo tratar correctamente a una persona que padece Trastorno Límite de la Personalidad es un buen diagnóstico. De ellos se encargarán los especialistas basándose en una evaluación psicológica y valorando todos los síntomas que el paciente puede tener ver a simple vista.

Una de las primeras dificultades es diseñar ese tratamiento idóneo ya que el Trastorno Límite de la Personalidad suele ir acompañado de otros trastornos psicológicos o mentales. En diferencia a otras enfermedades, esta afección produce un gran sufrimiento a quien lo padece y sus allegados; de ahí que generalmente sea el paciente quien quiera comenzar el tratamiento por su voluntad.

Los objetivos del tratamiento del TLP son la mejora de la comunicación interpersonal y un mayor control de las emocionesLos objetivos del tratamiento del TLP son la mejora de la comunicación interpersonal y un mayor control de las emociones

El tratamiento comenzará por los síntomas que provoquen mayor malestar a la persona implicada. Derivado de la inestabilidad del paciente habrá que tratar en primer lugar el posible consumo de drogas, los intentos de suicidio o la depresión que son algunos de los más frecuentes.

Algunos de los objetivos que se persiguen con el tratamiento de una persona con Trastorno Límite de la Personalidad son: la mejora de la comunicación con otras personas, conseguir su independencia emocional para tener opiniones y valores propios, aumentar su autoestima para valorar sus virtudes y defectos, combatir las ideas suicidas y llegar a tener un control de la ira, la impulsividad, el estrés y la frustración.

Artículos recomendados

Comentarios