Menú
Qué es una sacudida hípnica y por qué sucede
PROBLEMAS AL DORMIR

Qué es una sacudida hípnica y por qué sucede

¿Alguna vez has tenido una sacudida justo antes de quedarte dormido como si estuvieras a punto de caer? En Bekia te contamos por qué sucede y qué es.

Mª José Roldán Prieto

Es posible que alguna vez hayas tenido la desagradable sensación de que cuando estabas quedándote dormido/a sentías que te caías y te despertaste con un sobresalto. Esto es una sacudida hípnica o lo que es lo mismo, una mioclonía del sueño. Esto no es una enfermedad y no indica ningún tipo de trastorno del sistema nervioso subyacente. Estos espasmos musculares repentinos o sacudidas corporales se producen durante las primeras horas mientras duermes o cuando estás a punto de dormir.

Existen muchos conceptos erróneos ante esto y es nada menos, el 70% de la población mundial ha experimentado o experimenta estas sacudidas con frecuencia. Hoy, podrás saber qué es y por qué sucede.

Una de las causas de las sacudidas hípnicas se debe al estrésUna de las causas de las sacudidas hípnicas se debe al estrés

Cuáles son las causas de las sacudidas hípnicas

Aunque hay muchas investigaciones que buscan la causa exacta de por qué ocurre, debes decir que aún es algo desconocido. Sin embargo, existen algunos factores que pueden aumentar el riesgo de las sacudidas hípnicas. No te pierdas algunas de ellas:

- Si tienes ansiedad o estás estresado hay más probabilidades de que experimentes estas sacudidas mientras duermes.

- Si bebes alcohol o tomas cafeína justo antes de irte a la cama también podrías sufrir de estas sacudidas. Por lo tanto, es aconsejable que no tomes alcohol ni bebidas con cafeína justo antes de irte a la cama.

- Si realizas ejercicios pesados durante la noche también puede ocasionar que sufras de estas sacudidas mientras duermes. Esto podría deberse a una falta de calcio, magensio o hierro, sería ideal que te hicieras un chequeo para ver que todo marcha bien.

- Dormir en una posición incómoda o tener privación del sueño también puede hacer que tengas estas sacudidas musculares. Parece ser que puede ocurrir en estos casos porque una parte del cerebro todavía está activo cuando el cuerpo está un estado de relajación absoluto.

- El uso de medicamentos o drogas también pueden potenciar las sacudidas hípnicas.

Cuándo y por qué sucede

Las sacudidas hípnicas suceden cuando te quedas dormido/a demasiado rápido. Durante la primera etapa del sueño, el ritmo cardíaco y la respiración se hacen más lentas de forma gradual. Sin embargo, si estás agotado tu cerebro pasa por esa fase de forma más rápida. A medida que los músculos se relajan y el cerebro permanece activo, se crea una impresión de que te estás cayendo, lo que hace que el cerebro reaccione con una sacudida a causa de la química que produce para que te despiertes.

Por otra parte, en algunos casos, la deficiencia de ciertos nutrientes como el magnesio, el calcio y la vitamina B12 puede también dar lugar a estas sacudidas mientras estás dormido. Es muy importante averiguar por qué te ocurre, porque si por ejemplo es a causa del estrés, deberás utilizar técnicas de relajación para que el estrés no pueda contigo.

Las ocho horas de sueño son claves para evitar las sacudidas hípnicasLas ocho horas de sueño son claves para evitar las sacudidas hípnicas

¿Hay alguna forma de prevenir las sacudidas hípnicas?

Si alguna vez has experimentado una sacudida hípnica, sabrás de sobra que la sensación no es para nada agradable. Pero si sospechas que existen factores de riesgo y que está empeorando, puedes evitarlo haciendo algunos cambios en tus rutinas diarias.

- Asegúrate de completar tus ocho horas de sueño y dormir más o menos a la misma hora cada día y despertar también a la misma hora.

- Evita hacer ejercicio en torno a seis horas antes de ir a la cama.

- Toma algún tiempo para relajarte antes de dormir con técnicas de relajación o toma un baño caliente, también puedes leer antes de dormir.

- No bebas refrescos, café u otra bebidas con cafeína ante de ir a dormir. La misma regla se aplica a fumar o beber alcohol.

- Deshazte de los pensamientos estresantes o actividades que puedan darte preocupaciones.

- Ten una dieta variada que te proporcione suficiente magnesio y calcio, además tu dieta deberá ser sana y equilibrada.

Si los espasmos son demasiado frecuentes o te despiertan varias veces en la noche durante varias noches seguidas, entonces acude a tu médico.

Artículos recomendados

Comentarios