Menú
BIENESTAR EMOCIONAL

Qué hacer cuando sientes que tienes una bomba emocional a punto de estallar

Sentirse al límite es como sentir una bomba emocional a punto de estallar, ¿qué puedes hacer cuando esto sucede? Tu salud emocional necesita que manejes la situación.

Mª José Roldán Prieto

La vida te puede hacer sentir que hay veces que llegas al límite, que no puedes más... que estás a punto de estallar. Cuando esto ocurre tu salud emocional está en juego y es importante que sepas las estrategias adecuadas para manejar esta situación y que puedas encontrar un bienestar emocional que te haga sentir de nuevo en equilibrio. Eres capaz de levantarte de nuevo, incluso cuando sientes que te has caído a lo más profundo de un pozo. Si quieres, puedes conseguirlo.

Sentirse al límite es común y puede ocurrirte en diferentes etapas de tu vidaSentirse al límite es común y puede ocurrirte en diferentes etapas de tu vida

Analiza la situación

No pienses que nunca más te sentirás así, porque eso no es real. Sentirse al límite es común y puede ocurrirte en diferentes etapas de tu vida, por eso es imprescindible que descubras qué puedes hacer para que aprendas a manejar la situación de la mejor forma posible. Tienes que analizar la situación actual para saber qué es lo que te está haciendo sentirse así, cuál es el detonante de tener esa bomba emocional dentro de ti.

Si crees que has llegado a un punto de no retorno, debes encontrar ese camino que tienes bajo tus pies. Si tu vida gira todo entorno al trabajo y al dinero y no tienes tiempo de cuidar tu estado emocional, ¿cómo no vas a sentirte así? Es muy importante cuidar tu salud emocional para que tu vida vuelva a cobrar sentido. Si hay algo que te hace sentir mal, deberás descubrir qué es para poder ponerle solución cuanto antes.

Acepta que no puedes controlarlo todo

Es hora que te des cuente de que hay cosas en tu vida que simplemente no puedes controlar. Cuando te des cuenta de esto, te sentirás con una gran liberación dentro de tu ser. Esto incluye el ambiente a tu alrededor, lo más cercano a ti. No eres un ser con poderes sobrenaturales, a pesar de que te encantaría tener poderes divinos. No es así.

Coge un papel y un lápiz y escribe una liste de lo que puedes controlar y lo que no puedes en la situación que te hace sentir así de mal. Es hora de poner la ansiedad a un lado y controlarla. Céntrate únicamente en lo que sí puedes cambiar y así poder buscar soluciones. Podrás construir una buena solución en lo que sí puedes hacerte cargo, y en lo que no, no pienses más en eso, porque no depende de ti.

Busca apoyo

Es muy importante que encuentres soluciones donde puedas expresar tus emociones y tratar lo que te ocurre de una forma sana, segura y proactiva. Busca apoyo en personas de confianza, puede ser una persona de confianza, escribiendo un diario (disminuye el estrés y potencia la autoestima), utilizando tus aficiones como la música, la pintura o el deporte. Además, hacer deporte es una buena manera de apoyarte a ti mismo, porque podrás dejar toda la negatividad fuera de tu corazón.

Escucha a tu corazón, descubre qué es lo que te apetece hacer y simplemente, hazloEscucha a tu corazón, descubre qué es lo que te apetece hacer y simplemente, hazlo

Dedica tiempo para ti

El tiempo es escaso y muy preciado y es vital que te lo dediques a ti. Organiza tu vida de forma que puedas tener tiempo para ti, para tus intereses, para hacer cosas que te gustan: meditar, atención plena, aficiones... Si no lo haces, puedes estar seguro que esa bomba emocional explotará antes de lo que te imagines, y lo peor... Te sentirás mal por no haber puesto remedio antes.

Escucha a tu corazón, descubre qué es lo que te apetece hacer y simplemente, hazlo. Presta atención a tu ser, disfruta del oxígeno extra que eso te produce. Las aficiones te distraerán de tu vida cotidiana y te permitirán ser tú mismo, eliminando el estrés que te encuentres por el camino. Eres capaz de conseguir todo lo que te propongas, como encontrarte bien y disfrutar de un buen equilibrio emocional.

Artículos recomendados

Comentarios