Menú
Qué hacer si te mareas en un viaje
VIAJAR

Qué hacer si te mareas en un viaje

Descubre qué puedes hacer si te mareas en los viajes, ya sea en coche o en cualquier otro medio de transporte.

Coral Ferrero Ibáñez

Ahora que llega el buen tiempo nos invaden las ganas de coger cualquier medio de transporte y viajar para conocer otros lugares. El coche, el tren, el autobús o incluso el avión y el barco son algunas de las opciones pero podemos encontrarnos con un problema muy molesto que puede estropear nuestro viaje: el mareo. Si eres de las personas que no pueden evitar marearse cuando viaja (junto a los demás síntomas que conlleva) sigue leyendo porque te damos algunos consejos para que esta molesta sensación no te arruine tu aventura.

Los síntomas más frecuentes que pueden aparecer son los mareos, las náuseas y los vómitosLos síntomas más frecuentes que pueden aparecer son los mareos, las náuseas y los vómitos

¿Por qué se sienten mareos en los viajes?

Sentirse mareado mientras el cuerpo está en movimiento dentro de un vehículo es una experiencia muy común entre las personas, especialmente en los niños. El motivo reside en que mientras que el equilibrio, dentro del oído, recibe señales de que se está llevando a cabo movimiento (incrementado por las curvas o los baches del camino) la vista no lo hace. Esto envía señales confusas al cerebro y por lo tanto se desarrolla el malestar.

Los síntomas más frecuentes que pueden aparecer son los mareos, las náuseas y los vómitos, pero también pueden manifestarse dolores de cabeza y de estómago, extrema salivación o sudoración e incluso hiperventilación en casos agudos. Sin embargo no dejes que este inconveniente frene tus ganas de viajar, ya que existen técnicas para prevenirlo.

¿Cómo actuar frente a los mareos?

Puede ser complicado impedir totalmente los mareos que se producen mientras viajamos, pero ciertamente se puede paliar su intensidad. Estos son algunos consejos que puedes practicar cuando viajas en cualquier vehículo, ya sea por tierra, aire o mar:

- Vigila lo que ingieres antes de ponerte en movimiento: esto incluye tanto la comida como la bebida. Si crees que algo te puede sentar mal porque ya lo has experimentado previamente no tientes a la suerte y no lo consumas. Evita subir al vehículo con el estómago totalmente lleno, así como las comidas que lleven picante o sean especialmente grasas y pesadas. Llévate alguna bebida con gas, ya que ayudan a calmar los estómagos alborotados.

- Es recomendable alejarse de los olores fuertes; propician la aparición de las náuseas.

- Si tienes la posibilidad elige el asiento donde experimentes el menor movimiento posible. Si viajas en coche lo mejor es ser el propio conductor, pero si no se puede el asiento de al lado es el más conveniente. Si utilizas el avión la localización más aconsejable es al centro, sobre el ala. Y en el barco ocurre lo mismo, intenta permanecer en el centro y mantén la vista en el horizonte.

- En el caso de que tengas la oportunidad abre la ventana para que entre aire fresco.

En los viajes largos aprovecha la menor oportunidad para salir, tomar aire fresco y estirar las piernasEn los viajes largos aprovecha la menor oportunidad para salir, tomar aire fresco y estirar las piernas

- No intentes leer o incluso ver una película mientras dure el viaje ya que esto envía más señales confusas al cerebro y no puede conciliar lo que el cuerpo siente con lo que está viendo. En su lugar trata de cerrar los ojos y dormir.

- Aunque es posible que te aburras no mires otros vehículos en movimiento o las olas si estás en alta mar. Como hemos indicado es mejor si cierras los ojos o mantienes la vista en el horizonte (o en su defecto en un punto fijo).

- Cuando viajes en tren intenta obtener un asiento en el que tu postura acompañe la dirección en la que vaya al tren. Si te sientas en sentido contrario es más probable que aparezca el mareo.

- En los viajes largos aprovecha la menor oportunidad para salir, tomar aire fresco y estirar las piernas.

- Los sonidos también pueden llegar a ser muy molestos, por eso aléjate de los ruidos de motores en los vehículos.

- Si crees que con estas técnicas no es suficiente existen medicamentos específicos para prevenir el mareo en los viajes. El dimenhidrinato (Biodramina) es de los que más se utilizan ya que resulta generalmente efectivo pero también se encuentran la cinarizina (Stugeron) o la tietilperazina (Torecan). Sin embargo, como pueden provocar somnolencia no deben de tomarla los conductores ni tampoco los niños menores de 2 años, aunque estos aún no suelen sentir mareos al viajar. Para su mayor efectividad es aconsejable que se tomen dos horas antes de emprender el viaje. En los menores la dosis ha de ser menor que en la de los adultos y que se especificará en el prospecto de la medicación.

Recuerda que pese a las náuseas o el mareo el malestar pasa en poco tiempo y pronto podrás disfrutar de tu viaje.

Artículos recomendados

Comentarios