Menú
Qué son los tics y por qué aparecen
TICS NERVIOSOS

Qué son los tics y por qué aparecen

Los tics nerviosos pueden aparecer tanto en adultos como en niños, pero, ¿qué son y por qué aparecen?

Irmina Merino Vidal

Seguramente en muchas ocasiones habremos oído hablar de los tics nerviosos. Son acciones que realizan involuntariamente algunas personas, por un motivo u otro, y les cuesta mucho controlarlos, lo que hará que realicen estos gestos, movimientos, ruidos o repitan estas palabras fuera de lugar.

Al ser realizados de manera involuntaria es probable que la persona que los tiene se encuentre incómoda en más de una ocasión o que aquellos que le rodean no comprendan siempre su comportamiento. Por eso, es importante conocer qué son realmente los tics y por qué aparecen, para poder tratarlos en los casos en los que las personas quieran intentar controlarlos en la medida de lo posible y para que aquellos que no los sufren puedan llegar a comprender por qué los tienen aquellas personas que los padecen.

Qué son los tics nerviosos

Los tics son movimientos o acciones corporales que se realizan de manera involuntaria y de forma repetida por parte de la persona afectada. Estos pueden ser guiños en los ojos, abrir y cerrar la boca, movimientos bruscos de cabeza, en los brazos, resoplar, silbar, carraspear o incluso decir palabras aleatorias en voz alta en momentos indeseados.

Algunos niños desarrollan tics en su etapa de crecimiento debido a algún problema durante el partoAlgunos niños desarrollan tics en su etapa de crecimiento debido a algún problema durante el parto

Algunos niños desarrollan tics en su etapa de crecimiento debido a algún problema durante el parto, como el posible tabaquismo o consumo de alcohol por parte de la madre, el bajo peso al nacer, etcétera. En algunos de estos casos estos tics pueden desaparecer a medida que los niños se van haciendo mayores, pero en otros puede que sean debidos por otras razones y sea más difícil eliminarlos de su día a día.

Por qué aparecen los tics nerviosos

Como comentábamos, algunos niños tienen tics nerviosos a causa de problemas durante el embarazo o tras su nacimiento. Algunos de ellos al crecer pierden los tics que habían tenido de pequeños, pero sería conveniente que el médico siguiese controlando estos casos, ya que pueden tener efectos más adelante en otros aspectos de su vida.

Existen otros motivos por los cuales niños y adultos pueden padecer tics nerviosos. Algunos de estos tics pueden ser pasajeros, como en el caso de los nervios o el estrés que nos pueden generar el conocido tic en el ojo, según el cual tenemos la sensación de que nos tiembla el párpado, pero otros tics pasajeros pueden ser causados por dolencias psicológicas como el trastorno obsesivo compulsivo, por el cual el paciente necesitará realizar una terapia con un profesional de la salud mental con tal de poder modificar su conducta y evitar estos tics.

 Los tics aparecen a más personas de lo que a simple vista nos podríamos llegar a imaginar Los tics aparecen a más personas de lo que a simple vista nos podríamos llegar a imaginar

Sin embargo, otras de estas causas que pueden causar los tics no estén relacionadas con la conducta, sino que se deban a otros factores, como sucede con aquellas personas afectadas por el síndrome de Tourette, los cuales suelen tener tics fónicos y físicos más notables que en el resto de los casos mencionados, pero que esto no significa que no puedan hacer una vida normal. Eso sí, puede que se sientan observados en más de una ocasión y necesiten la ayuda de un profesional de la salud mental con tal de poder convivir con este síndrome y los tics que este les genera. En algunos casos también es probable que además de la terapia se les pueda llegar a recetar alguna medicación, pero esto siempre dependerá de cada caso en concreto y de la opinión que tenga el médico sobre cuál es el mejor tratamiento.

Por lo tanto, los tics aparecen a más personas de lo que a simple vista nos podríamos llegar a imaginar y para algunos de ellos forman parte natural de su vida diaria. Si son causados por el estrés o por alguna causa psicológica tratable con una modificación de la conducta, como rebajar el nivel de nervios o evitar ciertos comportamientos, es probable que puedan aprenderse a controlar, pero en otros casos como en el mencionado síndrome de Tourette u otros síndromes psiquiátricos o psicológicos la terapia será distinta y la manera de controlar los tics o aprender a vivir con ellos también.

Artículos recomendados

Comentarios