Menú
Remedios caseros contra el cloasma gestacional
EMBARAZO

Remedios caseros contra el cloasma gestacional

Descubre los remedios caseros que existen para el cloasma gestacional y así evitar que las manchas sean demasiado oscuras.

Sara Poyo Lorenzo

El cloasma gestacional es la aparición de unas manchas en el rostro en las mujeres embarazadas. Es bastante común y se produce como consecuencia de todos los cambios hormonales, metabólicos, inmunológicos y vasculares. No son dañinas ni para la madre ni para el bebé, sin embargo, pueden resultar antiestéticas para la mujer y sentirse incómodas con ellas.

Normalmente las manchas aparecen de forma moteada por el rostro, más frecuentemente en las mejillas, en los laterales del cuello, por encima de los labios o en la frente, son de color café y tienden a aparecer con más frecuencia en mujeres de raza negra que blanca, ya que por genética sus pieles tienden a producir una mayor cantidad de melanina.

No solo aparece en las mujeres embarazadas, también pueden aparecere en mujeres que estén tomando anticonceptivos o reciban algún tipo de tratamiento que aumente sus niveles de progesterona y estrógenos. Otras causas que aumentan su frecuencia de aparición es la exposición al sol o el uso excesivo de colonias y desodorantes, los aromatizantes de las sustancias químicas reaccionan con laluz ultravioleta y pueden contribuir a la aparición de estas manchas.

Normalmente las manchas aparecen de forma moteada por el rostroNormalmente las manchas aparecen de forma moteada por el rostro

Remedios caseros contra el cloasma gestacional

1- Esperar a la sombra

Es uno de los mejores remedios caseros que puedes hacer durante el embarazo, eso si, no apto para impacientes. Simplemente se trata de esperar y evitar la exposición directa con el sol. ¿Por qué? En la mayoría de las mujeres estas manchas suelen desaparecer tras el primer año de parto... Aparte de que los tratamientos médicos que hay no están recomendados si estás embarazada porque pueden dañar al bebé e incluso aumentar más los niveles de melanina, empeorando el problema.

2-Usar un maquillaje adecuado

Si sufres melasma no puedes usar cualquier tipo de maquillaje porque algunos cosméticos pueden empeorarlo en el caso de que ya lo tengas o incluso predisponerte a que lo tengas si eres vulnerable (por genética, porque tengas la piel oscura, por qué estés con una terapia hormonal, sea verano...). Por eso, pregunta a tu dermatólogo que tipo de maquillaje debes evitar para que no empeore tu melasma. Los productos cosméticos más recomendados son aquellos que tienen bloqueadores solares y que además son humectantes.

Por otro lado, si usas exfoliantes tal vez deberías dejar de hacerlo durante un tiempo porque al eliminar la capa cornea cutánea estás exponiendo a la melanina de forma directa al sol, favoreciendo así la formación de melasma.

3- Echarte mascarillas

Los remedios caseros que más se utilizan para el cloasma gestacional son las amscarillas cutáneas con ingredientes naturales, pero sinceramente no puedes esperarte grandes cambios y menos de la noche a la mañana. Pueden aclararte un poco la piel y disimular el cloasma gestacional pero lo más seguro es que no llegue a desaparecer del todo.

-Mascarilla de berenjena: pica una berenjena y aplástala hasta que formes una pasta densa, después tendrás que echártela sobre la cara y esperar un cuarto de hora hasta que haga efecto. Puedes usar esta mascarilla alternando los días.

-Mascarilla de miel y yogurt. Echa en un bol dos cucharadas de leche en polvo, dos cucharadas de zumo de limón exprimido y cuatro de miel. Te quedará una masa pegajosa que tendrás que dejar reposar sobre tu rostro al menos 20 minutos. Después lávate bien la cara y ponte una fina capa de yogurt natural por encima durante 10 minutos. Por último aclárate y sécate con pequeños golpecitos la piel, sin restregar.

-Mascarilla especial con cúrcuma. Esta mascarilla es efectiva porque la cúrcuma tiene entre sus beneficios la capacidad de aclarar la piel debido a sus propiedades despigmentantes. Para ello en un bol mezcla 10 cucharadas de leche entera, 5 cucharadas de cúrcuma molida y revuelve formando una suave crema. Si te ha salido muy líquida espésala con una cucharada de harina de garbanzos. Vuelve a remover y aplícatelo en las zonas afectadas durante 20 minutos aproximadamente. Pasado ese tiempo retíra los restos con agua fresca. Seguramente te habrá sobrado mucha mascarilla pero no te preocupes porque tendrás que ponértela a diario hasta que poco a poco vayan desapareciendo esas manchas.

-Mascarilla de cebolla y vinagre. Es útil pero no recomendada para todo el mundo, a algunas personas les puede irritar la piel y causarles picores. El método es sencillo, debes triturar una cebolla y mezclarla con un chorro de vinagre, después póntelo en las zonas afectadas de la piel durane 15 minutos. En el caso de que notes que te arde la piel es mejor que lo retires y te laves con abundante agua fresca.

4- Protegerte del sol a toda costa

El sol favorece la formación de cloasma, por eso es importante que protejas tu piel en todo momento, sobre todo en verano. Usa crema facial de factor 30 y tapa tu rostro con un sombrero de ala ancha . También deberías llevar siempre unas gafas de sol que protejan tus ojos y los anteojos. Además, es recomendable ir siempre por la sombra y evitar salir de 11:00 a 16:00 de la tarde que es cuando el sol proyecta sus rayos con más intensidad. Por último, si utilizas asiduamente el coche tapa por dentro sus cristales con papeles ahumados para bloquear las radiaciones ultravioletas y espera de 5 minutos antes de entrar en el coche, con las puertas abiertas.

Si usas exfoliantes tal vez deberías dejar de hacerlo durante un tiempoSi usas exfoliantes tal vez deberías dejar de hacerlo durante un tiempo

5-Come vegetales y verduras crudas

Algunas hortalizas y frutas de colores intensos como el pimiento, la zanahoraria y el tomate contienen potentes antioxidantes que detienen los radicales libres que se producen como consecuencia de la luz al entrar en contacto con nuestra piel. En general, todos los alimentos que contengan vitamina C y E ayudarán a reparar el daño que produce el melasma en tu piel. Los kiwis, las ciruelas y algunos frutos secos como las almendras y nueces son el combinado perfecto de antioxidantes que necesitas.

6- No abandones estos remedios caseros

Seguramente notes tu piel más aclarada un tiempo después de haberte iniciado en estos remedios caseros, sin embargo, no debes descuidarlos si no mantenerlos a largo plazo, por lo menos un par de meses más después del parto para garantizar su éxito. En el caso de que las manchas no hayan mejorado ncluso usando los remedios y siguiendo los consejos contacta con tu dermatólogo, una vez que se ha dado a luz puedes someterte a los tratamientos médicos.

Artículos recomendados

Comentarios