Menú
Remedios caseros para el dolor de estómago
SOLUCIONES NATURALES

Remedios caseros para el dolor de estómago

Descubre estos remedios caseros para el dolor de estómago, notarás el alivio.

Sara Poyo Lorenzo

Todo el mundo en su vida ha sentido alguna vez dolor de estómago, es uno de los dolores más comunes que existe junto con el de la cabeza. Normalmente no es grave y no hay de que preocuparse, suele pasarse solo y con el tiempo, todo depende del tipo de dolor de estómago que tengas. De todos modos, si tienes dudas sobre si los signos que tienes podrían ser o no graves pulsa aquí, descubrirás las causas de por qué duele la barriga. Claramente, si los dolores son anómalos deberás ir al médico porque los siguientes remedios caseros seguramente no surtirán efecto. Piensa que dolores demasiado fuertes pueden ser señales de apendicitis, úlceras, infarto coronario, etc.

Por otro lado, al ser un problema frecuente, hay muchos remedios caseros con los que se ha comprobado su eficacia. Por eso, si sospechas de que el dolor se estómago es un dolor benigno los siguientes consejos pueden resultarte útiles para aliviar las molestias.

Es uno de los dolores más comunes que existe Es uno de los dolores más comunes que existe

1- Calor en el estómago

-Mediante un baño: Uno de los remedios caseros más famosos y baratos es aplicarte calor en la zona dolorida, todo lo caliente te aliviará debido a que los músculos se destensan. Por eso, si tenemos tiempo y queremos procurarnos un buen descanso podemos darnos un baño de agua caliente.

2-Tumbarte de costado: Si no tenemos tiempo para un baño o simplemente no nos apetece la opción más socorrida es ponerte paños calientes en el estómago y tumbarte de costado. Esta acción, aunque es sencilla te va a aliviar porque una de las causas principales del dolor de estómago son los gases, al estar tumbados de esta manera conseguiremos que salgan más fácilmente y se liberarán.

Mientras estás tumbado apriétate un cojín contra la barriga, cuidado con hacerte daño. El objetivo es transmitir calor a la tripa porque de esta manera los músculos de la zona abdominal se destensarán. Además del cojín pueden usarse cojines, almohadillas o toallas calientes. Las podemos calentar pasando un par de minutos la plancha por encima ¡Ten cuidado y no te quemes!

3-Beber infusiones calientes

Es uno de los remedios caseros estrella para el dolor de estómago cuando la causa es un exceso de ácido en la barriga, tal vez por una digestión demasiado pesada. Por eso, todo tipo de infusión te asentará la barriga y aligerará la digestión.

-Manzanilla: es una de las plantas que más se utiliza como infusión para el dolor de estómago. Es debido a que tiene propiedades antiinflamatorias. También acelera el proceso de digestión, y lo mejor de todo es que es fácil de encontrar en cualquier supermercado.

-Jengibre: es una raíz que también tiene las propiedades antiinflamatorias de la manzanilla. Para beneficiarte de ella tienes que hervirla durante un par de minutos y dejarla infusionar tapada, es importante que la tomes caliente, o al menos tibia.

 La manzanilla es una de las plantas que más se utiliza como infusión para el dolor de estómago. La manzanilla es una de las plantas que más se utiliza como infusión para el dolor de estómago.

-La menta: la menta es una planta que aparte de aportar frescura a nuestro aliento estimulará la segregación de la bilis. Por eso, si la tomamos la digestión será más rápida. La mejor opción es tomarla en forma de infusión aunque en farmacias también hay pastillas naturales que puedes llevar encima y tomar si no estás en casa. Es útil por ejemplo si vas a comer fuera ese día.

-Hinojo: aparte de ser muy cotizada en la cocina para aportar sabor a tus platos también se le conoce por ser altamente digestiva, especialmente indicada para los cólicos del estómago.

4- Masaje para calmar el dolor de estómago.

Uno de los remedios caseros preferidos por todo el mundo para el dolor de estómago. La idea es tumbarte en la cama o en el sofá y que alguien te haga un masaje por toda la zona del estómago y tripa. El masaje se debe de dar de izquierda a derecha de forma concéntrica y la mano tiene que pasar por toda la zona abdominal. Puedes usar aceites como el de menta que anestesian los músculos y al absorberse aumentará la segregación de bilis porque se incrementa el flujo de sangre que irriga el estómago y tripa, acelerando así la digestión. Es importante que se echen templados.

5- Y para comer... ¡sopa!

Si estas sufriendo un reflujo por una digestión pesada obviamente la mejor opción es no comer nada durante un tiempo. Sin embargo, si tienes hambre podemos tomar una sopa de pollo y así evitar otras comidas que sean más grasas o pesadas La sopa tiene tres ventajas frente a otras comidas. En primer lugar te va a hidratar, algo que no viene mal si has sufrido gastroentiritis, segundo, al estar caliente relajará los músculos del estómago, y por último, aportará energía a tu cuerpo

Por otro lado, algo que no es para nada recomendable son las comidas grasas porque caerán pesadas en el estómago. En general, las gaseosas, los fritos y la bollería pueden producirte diarrea temporal si tienes dolor de estómago. Por eso, lo mejor es que tomes comidas blandas durante unos días, como el arroz integral hervido (no contiene tanto almidón) lácteos y embutidos suaves.

6- Ejercicios para aliviar el dolor de estómago.

Dolor de estómago y ejercicio no suena compatible, pero nada más lejos de la realidad porque con los ejercicios adecuados conseguiremos relajar los músculos de la zona y a la vez acelerar la digestión. Para ello vamos a realizar los llamados "ejercicios de bicicleta": Túmbate sobre tu espalda e imagina que estás pedaleando una bici pero al revés, suena un poco complicado pero con algo de practica lo conseguirás sin problemas, si no también puedes pedirle a alguien que te ayude cogiéndote por los pies, de manera que funcione como guía de los movimientos que tienes que hacer. La idea es provocar el movimiento de los intestinos con estos ejercicios y a la vez que se caliente la zona.

7- Jugo de aloe vera

Por último, el jugo de aloe vera es una alternativa sana y natural. Esta planta tiene todo tipo de propiedades medicinales y entre ellas se encuentra la de aliviar el dolor estomacal. Se puede comprar en herbolarios y algunas farmacias pero puedes hacerlo tú en casa de manera sencilla si tienes acceso a la planta. Solo necesitarás hojas de aloe vera maduras (al menos de dos años) y un cuchillo para quitarles los pinchos, pelarlas y sacarles la pulpa. Después pásala por la batidora. Puedes beber medio vaso al día solo o mezclado con otros zumos.

Artículos recomendados

1 Comentario

Kiara

22/10/2017 16:06

Hay que tener mucho cuidado con los niños que son a los que mayormente les afecta más los dolores estomacales, por supuesto, es que cuando están pequeños no saben como lidiar con esto y no tienen tantas defensas para poderse recuperar pronto. Yo por eso le doy Toddler Magic Tea de Secrets of Tea a mi hijo, porque además de ser un té completamente natural y sin azucares, ni conservantes, es kosher. Ya tengo varias semanas dándoselo y es buenísimo porque mejora el tracto intestinal y también mejora el sueño.