Menú
Remedios caseros para blanquear los dientes
PRODUCTOS NATURALES

Remedios caseros para blanquear los dientes

Existe una gran variedad de alimentos y productos naturales capaces de devolver el blanco natural al esmalte dental y eliminar manchas.

Bea R

Desde hace años, el tema de la estética y la apariencia física ha jugado un importante papel en el estilo de vida de las celebrities y ahora, cada vez más, también en las personas de a pie. En un mundo donde la imagen es una seña de identidad y que habla de nosotros mismos, son muchos los tratamientos estéticos que se ofrecen para conseguir alcanzar la mejor versión de uno mismo y el blanqueamiento dental es uno de ellos.

Blanquear los dientes puede resultar muy costosoBlanquear los dientes puede resultar muy costoso

Blanquear los dientes puede resultar muy costoso y hay quien no quiere o no puede gastarse lo que pueda llegar a valer un tratamiento dental de estas características. Por eso, muchas personas acuden a los remedios caseros y a los productos naturales para conseguir igual o parecidos resultados. A continuación, te explicamos varios remedios caseros que puedes conseguir y aplicártelos tú mismo sin esfuerzo, baratos y que te proporcionarán excelentes resultados a la hora de blanquear dientes:

Usa bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio es uno de los productos más famosos y conocidos a la hora de blanquear el esmalte dental. Fácil de encontrar en cualquier supermercado, este producto es abrasivo y tiene la capacidad de eliminar por completo cualquier mancha que pueda haber en los dientes. También ayuda a hacer desaparecer bacterias o suciedad. Su efectividad se explica porque es uno de los ingredientes que muchas pastas blanqueadoras tienen en su interior.

Ahora bien, el bicarbonato de sodio es un potente producto que ayuda a blanquear el esmalte pero es importante saber que un uso excesivo del mismo puede llegar a dañar irreparablemente dicho esmalte. Bajo ningún concepto es recomendable usarlo a diario así que lo mejor es utilizarlo una vez a la semana o alternando semana si, semana no. Cuando se utilice, puedes mezclarlo con un poco de jugo de limón para potenciar los resultados y hacer que estos se vean antes.

Frutas como la fresa o el plátano

Muchas frutas tienen el poder de aclarar el esmalte dental e incluso rebajar el color amarillento de este en uno o dos tonos. Por ejemplo, el caso del plátano sirve para esta función es que es uno de los remedios caseros más conocidos. La monda o pela de este alimento posee ácido salicílico y también ácido cítrico que, juntos, son capaces de blanquear dientes de forma rápida. La técnica es sencilla, solo hay que restregar, después de haberse cepillado los dientes como de costumbre, el interior de la monda y la que estuvo en contacto con el plátano contra la dentadura. Algo bueno de esto es que no resulta tan dañino con el esmalte como el bicarbonato de sodio así que puedes utilizar este método las veces que quieras.

Otra fruta que también ayuda a mantener a raya el blanco natural de los dientes es la fresa. Para conseguir un blanqueado más profundo, lo único que debes de hacer es triturar un par de fresas y refregar la papilla resultante contra los dientes. De igual forma que con el plátano, esto puedes repetirlo las veces que quieras porque no daña en absoluto el esmalte. Ya sabes, ¡a comer muchas fresas!

Aceite de coco

Es sabido por todos que el aceite de coco tiene múltiples usos y muchos más beneficios. Como no podía ser de otra forma, este producto natural también es capaz de devolver el blanco natural de los dientes a una dentadura amarillenta y manchada por los excesos con el tabaco o el café. Si quieres resultados, el aceite de coco es una muy buena opción y lo puedes conseguir en supermercados o herbolarios.

Lo único que debes hacer con el aceite de coco es mezclar varias gotas con tu pasta de dientes habitual. El uso excesivo de este aceite puede llegar a dañar el esmalte natural de tu dentadura así que tampoco abuses de su utilización. El aceite de coco suele presentarse sólido así que, para mezclarlo con tu dentífrico, calienta en el microondas durante 1 o 2 minutos hasta que se haga líquido y puedas fusionarlo con facilidad con tu pasta de dientes.

El jugo de un limón

El poder blanqueador de un limón es muy potente y son muchas, sobre todo chicas, las que han utilizado el jugo de esta fruta para poder aclararse el pelo. Utilizar unas gotas de limón para aclarar el pelo es un remedio natural que se lleva utilizando años y si esta fruta es capaz de aclarar el cabello también puede hacerlo con el esmalte de los dientes y para conseguir que este pierda el color amarillo.

Para utilizar este remedio casero lo ideal es exprimir un limón en un vaso pequeño y, bien mezclarlo con la pasta dentífrica habitual o con un puñadito de sal o incluso con un poco de bicarbonato de sodio. Una vez tengas la pasta bien mezclada, utilízala como si fuera un dentífrico cualquiera. Lo único que variará será que tendrás que dejar reposar la mezcla unos 5 minutos (no más) o cepillarte los dientes todo ese tiempo. El limón, al igual que el bicarbonato de sodio es un producto altamente abrasador así que lo ideal será enjuagar bien una vez hecho el procedimiento y no repetir esto muchas veces por semana. Lo ideal será una vez a la semana para conseguir blanquear dientes de forma sana.

Alimentos a evitar

Ya que tu propósito es conseguir llegar a blanquear dientes naturalmente, también has de tener en cuenta qué alimentos son fatales para conseguir el blanco que deseas en tu dentadura. Aunque busques remedios caseros para blanquearlos, muchos de los productos habituales en la dieta de muchas personas pero con consumirlos moderadamente y no abusar de ellos, no habría problema si lo que quieres es preservar la blancura de tu dentadura.

El limón, al igual que el bicarbonato de sodio es un producto altamente abrasador El limón, al igual que el bicarbonato de sodio es un producto altamente abrasador

Los alimentos de los que no debes de abusar con el café o el té, intenta alternar los días consumiendo estos líquidos y prueba también a sustituirlos por zumos naturales o agua con un chorrito de limón. El vino tinto, la salsa de soja o el vinagre balsámico son también varios productos de los que no debes de abusar. Por norma general, los alimentos de color oscuro tienden a amarillear los dientes así que cuidado con ellos.

Artículos recomendados

Comentarios