Menú
Remedios caseros para combatir el dolor muscular
DOLORES

Remedios caseros para combatir el dolor muscular

El dolor muscular es frecuente en muchas personas, por eso es importante saber algunos remedios caseros para poder combatirlo en el momento que lo padezcas.

Cristina López Reques

El dolor muscular es muy frecuente en las personas, ya que las causas pueden ser muy variadas: desde una lesión por hacer ejercicio a una sobrecarga o tensión por mantener una mala postura corporal. Estos dolores pueden aparecen en cualquier lado, ya sea en la espalda, cuello, pierna...

Este dolor puede llegar a ser muy fuerte e incómodoEste dolor puede llegar a ser muy fuerte e incómodo

Este dolor puede llegar a ser muy fuerte e incómodo, haciendo que no puedas realizar movimientos. Por eso, es importante tratarlo cuanto antes. Los remedios caseros son muy útiles para aliviar el dolor muscular y tienen ventajas frente a los medicamentos. Por ejemplo, no tienen efectos secundarios. Aunque eso sí, pueden tardar más en hacer efecto. Recuerda que si el dolor persiste, tendrás que acudir al médico para que compruebe cuál es la causa del dolor y si hay que tratarlo con algo más que los remedios caseros.

Aplicar calor

Lo primero que puedes hacer para tratar de calmar el dolor es aplicar una bolsa de agua caliente sobre la zona. El calor ayuda a relajar el músculo y, por tanto, a reducir el dolor. Coloca compresas de agua caliente, con cuidado de que no queme la piel, y la inflamación ira disminuyendo. En la ducha, puedes poner el agua muy caliente y pasar la alcachofa durante unos minutos en la zona afectada.

El romero

Esta especie seguro que la utilizas en la cocina pero quizás nunca hayas pensado que tiene otros usos. Sin embargo, es muy útil para aliviar el dolor muscular.

Podrás hacerlo de diferentes formas. Puedes hervir romero en agua y después empapar una toalla o una compresa en esa agua para colocarlo sobre la zona del dolor. Debe estar caliente pero que no queme la piel. También puedes tomar un baño en el que haya ramas de romero diluidas y ayudará a reducir los calambres y dolores.

Por último, te recomendamos un aceite de romero casero. Es muy fácil hacerlo, aunque tienes que anticiparte al dolor, ya que debe reposar durante un mes. Llena un bote de romero seco y limpio. Añade aceite de oliva hasta que cubra todo el romero. Tapa el bote y déjalo en un lugar sin luz durante al menos un mes. Cuando esté listo solo tendrás que colar el aceite y empezar a masajear la zona del dolor con él.

Vinagre de manzana

Realizar un baño con agua tibia y unas tazas de vinagre de manzana también puede ayudar a aliviar el dolor muscular. Este es otro de los remedios caseros fáciles de hacer y más efectivos, te va a ayudar a relajar tus músculos. También puedes suprimir el baño si la zona en la que tienes el dolor se puede sumergir en un recipiente con el agua y el vinagre. Deberás dejarlo reposar durante un largo rato, aproximadamente 30 minutos. Si es una zona difícil, como el cuello, colocar una toalla empapada en la mezcla.

Valeriana

Sin duda esta planta ofrece efectos relajantes y sedantes, ideal para aliviar los músculos contracturados y la tensión. La forma más fácil de usar es haciendo una infusión de valeriana. Aunque te recomendamos que debido al efecto sedante que tiene la tomes durante la noche. Además, te ayudará a combatir el estrés y la tensión mental, así como a dormir mejor.

Manzanilla

La manzanilla es otra planta con la que podrás hacer otro de los remedios caseros recomendado para luchar contra el dolor muscular. Sus propiedades antiinflamatorias combatirán el dolor, evitará los calambres y relajará los músculos. Su acción es eficaz y más suave que la valeriana ya que no será tan sedante.

Su elaboración es muy sencilla, al igual que cualquier infusión. Hierve agua y añade una cucharada de flores de manzanilla. Déjalo reposar durante 5 minutos, cuando más tiempo más efecto, para después colarlo y beberlo.

Lavanda

Esta bonita flor lila posee grandes propiedades para muchas enfermedades y dolencias. Por eso, te la recomendamos también para aliviar el dolor muscular.

La forma más eficaz de esta planta es en aceite. Para elaborarlo necesitaras tener flores frescas de lavanda. Las tienes que poner sobre un recipiente y dejarlas secar en un lugar donde no haya humedad y que las de la luz directa. Necesitas también aceite de almendras que puedes comprar o hacerlo tú mismo. El aceite de oliva también puede servir aunque no será un resultado tan bueno. Una vez secas las hojas de lavanda, machácalas un poco, sin llegar a estropearlas. Ahora tendrás que introducir en una cazuela el aceite de almendras. Añade 3 tazas de aceite por 1 de lavanda. Calienta el aceite y cuando este caliente añade la lavanda y dejarlo en el fuego durante un par de horas. Una vez listo, cuélalo e introdúcelo en un recipiente cuando no esté caliente y podrás empezar a masajear la zona del dolor muscular.

Pimienta de cayena

Con este ingrediente te ocurrirá lo mismo que con el romero. Quizás lo hayas usado para cocinar pero nunca hayas pensado que puede ayudarte a combatir el dolor muscular. La pimienta de cayena tiene propiedades antiinflamatorias también, por lo que te ayudará a reducir el dolor y aliviar tus músculos.

Añadiéndola en las comidas ya servirá para reducir el dolor. Sin embargo, puedes hacer una especie de aceite, como remedios caseros, que será más eficaz. Mezcla unas cucharaditas de cayena en polvo con aceite de oliva. Cuando este bien mezclado, aplícalo sobre la zona afectada y masaje durante unos minutos. Después, sin quitar la mezcla, tápalo con una venda y déjalo durante un par de horas para que su efecto sea mayor.

Potasio

Por último, te recomendamos que comas alimentos con potasio, ya que su deficiencia puede causar debilidad muscular, calambres y fatiga. Como sabes, el plátano es uno de los alimentos que más potasio contiene. Si comes diariamente un plátano maduro proporcionará a tu cuerpo la cantidad necesaria para mantener los músculos sanos.

Si comes diariamente un plátano maduro proporcionará a tu cuerpo la cantidad necesaria para mantener los músculos sanos. Si comes diariamente un plátano maduro proporcionará a tu cuerpo la cantidad necesaria para mantener los músculos sanos.

Además, el romero, como otras hierbas aromáticas y especias, contienen también mucho potasio. Por tanto, como te hemos recomendado, utiliza los remedios caseros dichos anteriormente pero también come alimentos ricos en potasio, ya que la alimentación sana es esencial para evitar problemas físicos, entre ellos el dolor muscular. Otro consejo es realizar ejercicio de forma frecuente, así como realizar yoga, ya que ayuda a relajar el cuerpo y que los dolores no aparezcan.

Artículos recomendados

Comentarios