Menú
La salud bucodental tras la menospausia
DIENTES SANOS

La salud bucodental tras la menospausia

La pérdida de estrógenos y progesterona afecta a encías y dientes, te contamos cómo evitar sus consecuencias.

Héctor Félix Lasheras Diez

La menopausia, que suele comenzar entre los 45 y 55 años, viene asociada con bajadas en los niveles de estrógenos, disminuyendo el efecto antinflamatorio que esta hormona tiene en el cuerpo femenino. Esto afecta directamente a las encías y al igual que con el estrógeno, la progesterona también se reduce, disminuyendo la densidad ósea, generando osteoporosis y disminuyendo la densidad del hueso mandibular lo que afecta directamente a la salud bucodental.

Este déficit de estrógenos en la mujer produce alteraciones muy significativas en la salud bucodental: menor secreción salivar, cambios en la composición química de esta, síntomas de sequedad y ardor...

Estos factores van a hacer que empieces a notar molestias nuevas en la boca, con la llegada de la menopausia. Las molestias que más destacan los médicos y que resultan más comunes son:

- Gingivitis atrófica: con una palidez anormal en las encías y la boca en general.

- Gingivoestomatitis posmenopáusica: caracterizada por encías brillantes y secas, sangrados fáciles y color que varía entre el pálido y rojo. Malestar bucal, con sensación de ardor, sequedad y mal sabor de boca.

- Adelgazamiento de la mucosa bucal: volviéndose esta más frágil.

- Recesión gingival: Hace que la raíz del diente quede expuesta y aparezcan problemas de sensibilidad o caries radiculares.

- Sequedad bucal o xerostomía: Un problema que, aunque no muy grave, resulta muy incómodo, pudiendo derivar en síntoma de la boca ardiente.

- Perdida de hueso alveolar y reabsorción del reborde alveolar: La merma del hueso alveolar en la mujer influye directamente en la salud bucal, pudiendo hacer, en los casos más graves que perdamos los dientes.

La periodontitis es una de las afecciones más graves que podemos tener tras la menopausiaLa periodontitis es una de las afecciones más graves que podemos tener tras la menopausia

El problema más grave, y sobre el que nos extenderemos más, es la periodontitis. Existe una asociación entre la periodontitis y la osteoporosis, en mujeres con problemas previos de encías, que se verían agravados con la llegada de la menopausia. En el caso de las mujeres mayores de 65 años, un tercio de ellas, se puede tratar con el médico la posibilidad de utilizar terapias de sustitución hormonal, combinando estrógenos y progesterona, como una medida eficaz para protegernos frente a la perdida dentaria y reducir los sangrados gingivales.

Otras afecciones bucodentales

Además de las enfermedades comentadas anteriormente, debemos tener en cuenta los medicamentos de la rama de los bisfosfonatos, que pueden generar una enfermedad denominada osteonecrosis de los maxilares. Es importante que en caso de que te estés tratando con estos medicamentos avises a tu dentista antes de comenzar algún tratamiento de salud bucodental.

También debemos mantener los niveles de placa baja. Eso significa una higiene bucal exhaustiva y visitas más regulares al dentista para realizar revisiones y limpiezas.

Otro cambio importante es en caso de que consumas anticonceptivos. Estos, están compuestos por hormonas sintéticas similares a los estrógenos y a la progesterona de la mujer. Suelen generar inflamación en las encías, y aunque no sea un problema "grave" sí que resulta molesto por su duración en el tiempo. La inflamación de encías se asocia también a las alteraciones en los vasos sanguíneos y los tejidos colindantes reduciendo la capacidad de recuperación de los tejidos.

También se van a producir cambios importantes en la composición de las bacterias bucales, comenzarán a salir zonas oscuras en las encías conocidas como melanosis gingival y aumentarán fruto de la sensibilidad de las encías y de los cambios en la saliva, mayores y más frecuentes infecciones bucales.

Así, las enfermedades concretas a las que vamos a ser más propensas con la llegada de la menopausia son las siguientes:

- El síndrome de ardor bucal: Es frecuente en mujeres que padecen la postmenopausia, cuando las menstruaciones ya han finalizado totalmente. Los síntomas más destacados del ardor bucal son: ardor intenso y sensación de quemazón en la lengua y los labios. En los casos más graves estos síntomas pueden reducir la capacidad de ingesta de comidas debido, mayoritariamente a la sequedad y al dolor que esto produce.

Boca seca: En este caso, las glándulas salivales productoras de la saliva, reducen su actividad, produciendo muy poco líquido, esto hace que tengamos la boca seca constantemente aunque tomemos líquidos. También se conoce como xerostomía y puede generar otros problemas a la hora de masticar, tragar, hablar o saborear alimentos, generándonos gran dolor y molestia, con cortes en los labios.

Gingivitis descamativa: En el período de la menopausia y durante la menopausia a causa de la bajada en los niveles de hormonas, se produce esta enfermedad. Consiste en la pérdida o separación de las capas externas de las encías. Al perderse las capas más interiores y sensibles quedan expuestas junto a los nervios, haciendo que cualquier contacto con alimentos y líquidos sea un auténtico calvario. Se puede dar el caso de que, el tejido de la encía que sujeta las piezas dentales se vuelva tan débil que se desprenda tan solo con tocarlo, al lavarnos los dientes. Este problema puede agravarse en una periodontitis.

Una buena higiene bucal es esencial para prevenir la aparición de enfermedades bucalesUna buena higiene bucal es esencial para prevenir la aparición de enfermedades bucales

Caries radiculares: Directamente relacionado con la gingivitis descamativa, las caries radiculares es una afección que deja a luz la raíz del diente, aumentando los factores de riesgo de infección y la falta de anclaje de las piezas dentales.

Enfermedades periodontales y pérdida de piezas dentales: Llegados a uno de los peores casos, los cambios de densidad en los huesos, es decir la osteoporosis puede crear un desgaste exceso. Esta falta de densidad ósea hará que el resto de enfermedades se acentué y volvamos a tener más posibilidades de perder piezas dentales.

Como paliar y evitar estos síntomas

Nos servirá de gran ayuda cambiar la dieta y enriquecerla con alimentos que contengan vitamina A, E y C. Estos fortalecen la piel y las mucosas, y se puede obtener mediante dietas concretas o suplementos específicos.

1. Escoge una pasta de dientes que tengan índices de abrasividad bajos o medios, así evitarás que las macropartículas de la pasta dañen tus encías. Elige también un cepillo de dientes con filamentos de nylon y poliamida, ya que no dañan el esmalte, y que preferiblemente tenga las puntas redondas y pulidas para evitar golpes contra dientes y encías que pueden dañarte aún más.

2. Acude regularmente al dentista. Generalmente con una o dos visitas anuales será suficiente, más si detectamos algún problema concreto. En estas visitas será importante concertar una revisión general y una limpieza de placa para evitar que esta se acumule detrás de los dientes generalmente, aunque mantengamos una buena higiene dental.

3. Utiliza productos específicos para el problema que padezcas y de calidad. Cómpralos en farmacias en vez de genéricos, pues notaras el ahorro a largo plazo evitando males mayores. Cuida con esmero tu higiene bucal, dedicando el tiempo necesario a la limpieza y utiliza colutorios adecuados.

4. Finalmente las terapias hormonales de reemplazo son una opción para mitigar los síntomas, ya no solo los problemas bucales que tratamos en este artículo, sino también otros asociados a la menopausia en general. Sin embargo, existen otras opciones más naturales, como el consumo de fitoestrógenos.

Artículos recomendados

1 Comentario

David. G.

02/06/2015 16:52

Somos Clinica Belarra, una clinica dental en Madrid, especializados en implantología, contando con las nuevas tecnologías y con materiales como la ceramica en los implantes para tener una boca de lo más natural, para más información contacte con nosotros : http://www.clinicabelarra.com/