Menú
¿Se puede prevenir la alopecia?
CAÍDA DE CABELLO

¿Se puede prevenir la alopecia?

Muchas personas temen la llegada de la alopecia, pero, ¿se puede prevenir o es algo totalmente inevitable?

Marta Cabrera Benito

La alopecia es la pérdida anormal de cabello. Puede darse tanto en hombre como en mujeres, aunque lo más común es que afecte a los hombres, además en un porcentaje bastante algo en torno al 90% de estos. Aunque, en general, se habla de la alopecia para referirnos a la pérdida de pelo de la cabeza, también puede hacerse extensible a la disminución de la cantidad de éste en todas las zonas que tengan pelo, como cejas, genitales, brazos piernas...

Existen diversos tipos de alopecia y no todos se pueden combatirExisten diversos tipos de alopecia y no todos se pueden combatir

Existen diversos tipos de alopecia y no todos se pueden combatir, ya que o son irreversibles o ya es demasiado tarde. Por ello, para aquellos que no son tan agresivos, aquí te dejamos una serie de consejos a seguir. No siempre se puede combatir la alopecia, a veces es algo inevitable, pero es posible que, siguiendo unos determinados hábitos, ésta pueda aparecer mucho más tarde.

¿Se puede prevenir la alopecia? 10 consejos para evitarla

Como ya hemos dicho en la introducción, dependiendo del tipo de alopecia que tengamos, hay solución o no. Lo que está claro, es que la mayor parte de los casos pertenecen a un mismo tipo y que, si se siguen algunos consejos es posible que ésta se pueda retrasar o que no llegue a ser tan visible. La mayor parte de estos están dirigidos a los hombres, ya que son los mayores perjudicados, pero pueden hacerse extensibles a aquellas mujeres que tengan problemas de pérdida de cabello.

1. Champú anti caída. Aunque parezca algo evidente, no todas las personas que tienen principio de alopecia recurren a este producto para limpiarse el cabello. Muchas son las marcas que han comercializado este tipo de champú, pero no significa que todos sean válidos para nuestro problema. En caso de duda, lo mejor es acudir a nuestro dermatólogo para que nos aconseje.

2. Beber mucha agua. Al igual que el resto de las partes del cuerpo, nuestro cabello también necesita ser hidratado para lucir brillante y sano, además de ser más resistente. Por ello, sigue tu hábito de beber alrededor de los dos litros diarios de agua para así ayudar a combatir la alopecia.

3. No utilizar gorras. Este consejo puede hacerse extensible a todo tipo de complemento que se coloca en la cabeza. Cuando la llevamos cubierta, es posible que nuestro cabello se caiga del continuo roce que supone llevar un gorro, sombrero o gorra. Por otra parte, nuestro cabello necesita respirar, por lo tanto, no es bueno abusar de llevar la cabeza cubierta.

4. Trenzas y coletas flojas. Aunque normalmente son las mujeres las que llevan el pelo largo, no podemos olvidarlos de los hombres que optan por este look. Para todos ellos, es importante que no aprieten demasiado ni las coletas ni las trenzas. Al hacerlo, el pelo acaba cascándose y, cuando la presión está cercana a la raíz, el daño puede afectar al funículo.

5. Reducir el uso de secadores. De nuevo, puede hacerse extensible a más aparatos. Todos aquellos que produzcan calor perjudicarán seriamente a nuestro cabello. Por lo tanto, en el caso de que sea inevitable tener que usarlo, será necesario recurrir a los protectores de calor para que, aunque no se pueda evitar el daño, éste se vea disminuido al máximo posible.

 Independientemente de que sea verano o invierno, el sol afecta negativamente a nuestro cabello Independientemente de que sea verano o invierno, el sol afecta negativamente a nuestro cabello

6. Evitar el uso de fijadores de cabello. Todos estos productos, ya sean gominas o lacas, resecan mucho el cuero cabello haciendo que éste sea mucho más frágil y acabe rompiéndose sin llegar a crecer. Por esto, es necesario utilizarlos con control y si es estrictamente necesario, ya que los efectos posteriores no serán tan fáciles de resolver como tomar esta medida.

7. Cubrirse de sol. Independientemente de que sea verano o invierno, el sol afecta negativamente a nuestro cabello. Éste deberá ser protegido siempre y cuando vayamos a estar un tiempo prolongado expuestos a éste. El sol seca nuestro cabello a la par que lo puede llegar a quemar como ocurre con cualquier otra parte del cuerpo.

8. Evitar el estrés. Muchas veces, el estrés es la causa de la caída de cabello. Por lo tanto, es importante que, durante las situaciones de mayor estrés, poder controlar nuestros nervios para que nuestra apariencia física no se vea afectada. Por ello, busca estar calmado en la medida de lo posible.

9. Masajes. En muchas ocasiones, es necesario estimular el cuero cabello para que éste crezca más sano y fuerte. Para ello, existen una serie de masajes que estimulan el funículo y que, a la larga, debería suponer un beneficio para la salud de nuestro cabello y una forma de evitar o retrasar la alopecia.

10. Acudir al médico. Muchas veces, la alopecia tiene una razón médica que puede ir más allá de los meros consejos aquí expuestos para prevenir la caída de pelo. Por lo tanto, en caso de que no haya una razón aparente como puede ser el factor genético, acude a tu médico especialista para que te examine y pueda emitir un diagnóstico y un, posterior, tratamiento.

Artículos recomendados

Comentarios