Menú
Síntomas de la anemia
FALTA DE HIERRO

Síntomas de la anemia

Existe algunos signos de la anemia que no se puede pasan por alto porque si tienes anemia requerirá que vayas al médico para que te hagan una evaluación.

Héctor Félix Lasheras Diez

Los signos de una deficiencia de hierro en sangre o anemia normalmente pueden ser vagos y esconderse de la mirada habitual, pero lo cierto es que son la forma más común de percibir la anemia. De hecho, en la primera consulta, la mayoría de los pacientes son correctamente diagnosticados con esta afección simplemente describiendo los síntomas que vagamente perciben.

El hierro es un mineral esencial, así que si tienes una deficiencia de éste mineral, tu cuerpo no será capaz de producir el número correcto de glóbulos rojos sanos. Estos glóbulos rojos llevan consigo la hemoglobina, una proteína rica en hierro que reparte el oxígeno desde tus pulmones al resto de los tejidos del organismo.

Para percatarse de si se tiene alergia, está bien conocer qué síntomas se asocian con ésta afección, sobre todo porque en muchas ocasiones algunos tardan su tiempo en desarrollarse. Aquí te exponemos unos cuantos:

La fatiga es uno de los primeros síntomas de la anemiaLa fatiga es uno de los primeros síntomas de la anemia

La fatiga

La fatiga es uno de los primeros signos de que podemos estar padeciendo anemia, pero no es solo esa sensación de lentitud que se nos pone cuando estamos muy cansados al acostarnos muy tarde o esa sensación de estrés y cansancio tan pesada. No, es una fatiga diferente. Los pacientes normalmente se quejan del constante y pesado cansancio de sus huesos o de que les resulta difícil encontrar las fuerzas para moverse cuando se quedan mucho tiempo estáticos.

Así que si notas cansancio las 24 horas del día y parece que no pasas de la media noche sin caerte a cada paso que das y esto afecta a tu calidad de vida, ve a hacerle una visita al doctor, porque puedes estar desarrollando los primeros síntomas de la anemia.

Piel pálida

Una de las mejores maneras de descubrir si eres anémico es atendiendo al color de tu piel, y es que la falta de hierro hará que tu piel pierda coloración y se vea de un color blanquecino y casi enfermizo. Mira la membrana mucosa de tus ojos, a la que normalmente se refiere la gente como la línea que separa las pestañas inferiores del ojo en si. Éste área es un área vascular, así que si está pálida, es un signo de que no estás procesando el hierro suficiente que tus células necesitan para llevar el oxígeno por tu cuerpo. Además, si la piel de la palma de tu manos puede verse especialmente pálida también, así como la piel bajo tus uñas, que puede volverse más pálida de lo normal.

Te falta el aliento

Si sientes que no puedes respirar suficiente especialmente durante el ejercicio, mientras subes las escaleras o cuando estás cargando con algún tipo de peso, es probablemente un buen signo de que tu cuerpo no está recibiendo el oxígeno que sus células necesitan recoger de tu sangre. Si te sientes habitualmente mareado, con dolor de cabeza o como con microdesmayos ve al médico inmediatamente y coméntaselo ya que son signos muy relacionados con ésta dolencia.

Palpitaciones

Si tu corazón va a mil por hora sin hacer nada especial en ese momento, o sientes palpitaciones o sientes un sonido repiquetear en tus oídos cuando te acuestas, puede significar que tu corazón está por encima de sus capacidades y estará latiendo con más fuerza para intentar recoger más oxígeno. Además pueden darse casos en los que sientas palpitaciones irregulares o un murmullo extraño al escuchar los latidos del corazón si eres anémico.

Ansiedad

Si tu corazón va demasiado rápido puede hacerte sentir ansioso, pero si eres nuevo en eso de sentir ansiedad, se ha intensificado o parece que no hay una razón lógica para que te sientas así, puede significar que padeces anemia.

Adormilamiento

Tu cuerpo intentará suplir la falta de oxígeno de las células, robándoles oxígeno a las extremidades para alimentar a las zonas que más sufren la falta, por lo que puedes sentir tus manos cansadas, tus extremidades con falta de energía o incluso sentir frío todo el tiempo.

Períodos muy pesados y sangrado irregular

Una de las causas más comunes de la anemia en las mujeres son los fibromas uterinos, especialmente aquellos localizados en la cavidad interna del útero que pueden causar sangrados muy intensos, irregulares y dolorosos. No hay que confundir esto con los pólipos dentro del útero que pueden causar también sangrados muy intensos y dolorosos. Sin embargo la piel pálida y la falta de energías tras acabar la semana de sangrado pueden ser indicadores de que algo va mal con el oxígeno en sangre y de que puedes estar teniendo déficit de hierro.

El dolor de cabeza es otro de los síntomas más comunes de la anemiaEl dolor de cabeza es otro de los síntomas más comunes de la anemia

Cansancio cerebral

Si estás teniendo problemas para concentrarte, recordar cosas o no te sientes igual de avispado y rápido que siempre, puede no ser simplemente cosa de la edad, puedes estar teniendo un déficit de hierro. Recomendamos, de nuevo, estar muy atentos a la piel pálida en las zonas del cuerpo mencionadas.

Dolor de cabeza

Las migrañas y los dolores constantes de cabeza son síntomas comunes de la anemia. Así que si estás teniendo más dolores de lo normal y no eres capaz de aliviarlo con nada, ve al médico sin dudarlo.

Pérdida de cabello

De acuerdo con la Academia Americana de Dermatología, más de 80 millones de mujeres y hombres padecen una caída hereditaria del cabello, patología conocida también por "calvicie de patrón masculino". Sin embargo, si te estás cepillando el pelo y notas una caída del cabello fuera de lo normal y eres capaz de ver los jirones en el cepillo o si observas que tu cabello se vuelve más fino, podría ser síntoma de anemia. Aun así podría ser también un síntoma de falta de vitaminas o una condición hormonal como el hipotiroidismo, así que díselo sin duda al médico.

¿Y cómo te curas la anemia?

La alimentación es muy importante, come alimentos ricos en hierro como carne, alubias, fruta u ostras y toma suplementos si es necesario.

Ten en mente, de nuevo, que la piel pálida y el cansancio son los síntomas más notables y que primero sentirás si padeces anemia o si tienes deficiencia de hierro en la sangre.

Artículos recomendados

Comentarios