Menú
¿Tiene algún riesgo someterse a pruebas radiológicas?
PRUEBAS RADIOLÓGICAS

¿Tiene algún riesgo someterse a pruebas radiológicas?

Las pruebas radiológicas no suponen un peligro porque se realizan con poca frecuencia.

Jesús Castaño Pérez

La pruebas radiológicas contienen radiación ionizante, la cual se mide en mSv, y existen unos limites que no deben sobrepasarse. Siempre que estemos por debajo de ellos no habrá problema para la salud.

Existe un miedo a realizar pruebas radiológicas por el riesgo de radiación asociado a ellas. Hay que tener en cuenta que tu médico no te va a solicitar pruebas radiológicas indiscriminadamente, este solicitará las pruebas necesarias para el diagnostico de tu dolencia.

Hoy en día los aparatos de rayos X, con la evolución tecnológica, han sufrido mejoras importantes, con lo cual las radiación dispersa es menor, disminuyendo así el riesgo para el paciente y los trabajadores. El limite en la radiación ionizante es de 100 msv en cinco años para un trabajador, estos portan un dosímetro con el cual se puede medir dicha dosis.

La dosis a la que están sometidos los apcientes es muy pequeñaLa dosis a la que están sometidos los apcientes es muy pequeña

La dosis para los pacientes es mínima ya que normalmente se realizan una prueba cada mucho tiempo, cuando los trabajadores realizan elevado numero de pruebas diagnósticas al día.

Todos estamos expuestos a la radiación natural, de la tierra, del sol, de los aparatos electrónicos, depende en la zona que vivamos y de la altitud, podemos absorber mas o menos radiación, por tanto la radiación es algo normal en nuestra vida, siempre y cuando este dentro de unos rangos normales y de seguridad.

Los pacientes de especial atención en las pruebas radiológicas son:

- Los niños y adolescentes. Debido al crecimiento y formación de sus aparatos reproductores o gónadas, se debe de proteger con un protector gonadal de plomo.

- Las mujeres embarazadas. Es importante advertir a tu médico y al técnico de rayos antes de realizar la prueba radiológica que estás embarazada, para que estos valoren el riesgo beneficio de dicha prueba. Si la prueba radiológica es de una extremidad, estos te facilitan el llamado mandil de plomo para proteger el resto del cuerpo.

Toda mujer embarazada cuando acude a un centro medico, debe identificarse como tal, ya que a la hora de dar un tratamiento o una prueba diagnóstica, esto se debe tomar en consideración.

Tipos de pruebas radiológicas

Hay muchos estudios radiológicos, pero los mas comunes son:

- Radiología general. Son las llamadas placas de rayos normales, son de una proyección o dos y son las que menos riesgo de radiación producen. Dentro de la radiología general, existen pruebas que por la zona de exposición, constituyen un mayor riesgo debido al os órganos expuestos a ella. Por ejemplo, una radiografía de muñeca siempre tendrá menos dosis radiación que una radiografiá de abdomen.

- Escáner o T.A.C. Son muchas radiografiás a la vez que van sumándose y generan imágenes como cuando cortas un salchichón, en rodajas. Producen mas riesgo de radiación que las anteriores.

- Arteriografía venosa. Es el estudio mediante contraste de las arterias del cuerpo, tiene mas riesgo en dosis de radiación por que el equipo de rayos esta dando escopia mientras el radiólogo introduce el catéter.

La exposición puntual a radiación no conlleva riesgosLa exposición puntual a radiación no conlleva riesgos

Existen mas pruebas radiológicas que no producen radiación y por lo tanto menos riesgo:

- Ecografía. Es producida por ultrasonidos y no causa radiación.

- Resonancia Magnética. Se realiza por medio de fuerzas magnéticas y no produce radiación alguna, la única precaución a tener en cuenta es no introducir objetos metálicos, ya que la fuerza que ejercen sus imanes puede convertir el objeto metálico en un proyectil dentro del cuerpo.

La exposición puntual a la radiación ionizante no da lugar a problemas de salud, pensemos que la realización de una radiografiá de tórax, constituye el mismo riesgo que la radiación que absorbemos de forma natural durante 10 días en nuestra vida diaria. La exposición a un escáner posee la dosis de radiación equivalente a la dosis que absorbemos durante 3 años de nuestra vida.

Por tanto este tipo de radiaciones conviven con nosotros diariamente y solo son dañinas para nuestra salud en caso de que de un exceso en la realización de pruebas. Con todo esto queremos recordar que si el médico no considera oportuno la realización de una radiografiá, él en ese momento esta sopesando el riesgo o beneficio de esta, y la necesidad de hacerla o no.

Las pruebas radiológicas no constituyen un riesgo en sí, el riesgo esta en realizar pruebas repetidamente en el tiempo, pero hay que recordar que el médico valorará esta antes de solicitar alguna.

Artículos recomendados

Comentarios