Menú
¿Afecta el trabajo a turnos a la salud?
SALUD LABORAL

¿Afecta el trabajo a turnos a la salud?

Las personas que trabajan a turnos tienen que cambiar constantemente sus ritmos de sueño y vigilia, y esto les afecta.

Xose Llosa

A la hora de abordar las consecuencias del trabajo a turnos, lo primero que debemos tener claro es qué es exactamente trabajar en turnos. El artículo 36 del Estatuto de los Trabajadores especifica que el trabajo a turnos es la sucesión de diferentes horarios de trabajo en un mismo puesto y en periodos rotativos de días o semanas. Hemos de observar que aquí en la legalidad de la normativa laboral, el trabajo a turnos no contempla las rotaciones de horario por meses. Hay tres tipos de trabajo a turnos:

- Discontinuo: cuando se alternan turnos de mañana y tarde, quedando fuera de esta organización laboral noche y fin de semana.

- Semi-continuo: turnos de mañana, tarde y noche, pero descanso los fines de semana.

- Turno continuo: Mañana, tarde y noche, los siete días de la semana.

El trabajo nocturno es aquel que engloba entre las diez de la noche y las seis de la mañana, según el Estatuto de los Trabajadores.

Nuestro organismo, nuestro metabolismo, genera unas rutinas y unos horarios: siempre tenemos hambre a horas similares, nos vamos a la cama a horas parecidas, e incluso si no ponemos el despertador nos levantamos más o menos a la misma hora. Esto son sólo algunos ejemplos de los ciclos bajo los cuales se rige nuestra actividad orgánica. Alterar los horarios de trabajo altera los ciclos del sueño, lo que desencadena un estado de fatiga con un impacto sobre la vida del trabajador, tanto a nivel físico, como psicológico y social.

Durante el turno de noche suelen aumentar los accidentes laboralesDurante el turno de noche suelen aumentar los accidentes laborales

Impacto físico

Los efectos somáticos son los efectos que se manifiestan en el organismo como consecuencia de la alteración de los ritmos biológicos. Lo más común e inmediato son los problemas gastrointestinales: los cambios de turno de trabajo desencadenan un cambio de hábitos alimenticios, que tienden a generar un empobrecimiento de nuestra nutrición, tendiendo a comer más alimentos precocinados y altos en contenido calórico. También advierten las autoridades laborales, un incremento del consumo de tabaco, café y otros excitantes para combatir el sueño. Esto, a nivel intestinal, puede causar digestiones pesadas, gastritis, colitis, flatulencia, aumentos de peso e incluso úlcera de estómago.

Impacto psicosocial

El trabajo por turnos implica que el trabajador haga vida a horas en las que sus miembros cercanos, familia y amigos, están ocupados en sus labores del día a día. Una persona que trabaja de noche, duerme y vive de día, momento en el que probablemente el resto de miembros de sus círculos cercanos estarán trabajando. Esto genera un deterioro en sus relaciones sociales y familiares. Además, fruto de la fatiga causada por su condiciones laborales, es muy probable que se presente una tendencia a la irascibilidad, por lo que nos topamos con un doble impacto: escasez de relaciones socio-familiares, y un detrimento en la calidad de esas relaciones.

- Trastornos psicológicos vinculados a la fatiga causada por el trabajo a turnos:

El trabajo a turnos también desencadena la presencia de trastonos psicológicos. Entre los más habituales tendríamos que detenernos en estrés laboral, depresión y fatiga crónica (estado perpetuo de sensación de cansancio y agotamiento).

Accidentalidad laboral

Fruto de la fatiga decaen los reflejos y la atención en el trabajo, por lo que en el turno de noche es cuando mayor proporción de accidentes laborales tienen lugar. En la medida que el trabajador tenga control sobre su trabajo, debe evitar una carga excesiva de trabajo en los horarios nocturnos.

El trabajo a turnos puede causar fatiga al alterarse los ritmos circadianosEl trabajo a turnos puede causar fatiga al alterarse los ritmos circadianos

Un condicionante general

Al final, la idea general con la que debemos quedarnos es con que el trabajo por turnos genera una alteración integral en la vida del trabajador. Hacemos esta distinción entre somático, psicológico y psicosocial a modo explicativo, pero los tres ámbitos están íntimamente relacionados y potencialmente alterados. Por ejemplo: una persona que trabaja a turnos puede sentirse muy cansada e irritable, lo que deteriora su relación conyugal y puede desembocar en una sintomatología depresiva. En todos estos procesos siempre están envueltos los problemas gastrointestinales.

Otro ejemplo, el deterioro de los hábitos alimenticios de un trabajador por turnos puede generar sobrepeso en esa persona, que ve deteriorado en este punto su autoestima, lo que puede desembocar en otros trastornos psicológicos subyacentes. El mensaje final es que la desestabilidad causada altera varios factores que se entrelazan entre sí, generando un impacto sobre el conjunto de la vida del trabajador, y por extensión de sus círculos cercanos.

Recomendaciones y precauciones

Estos riesgos, que no se pueden perder de vista, pueden ser prevenidos de manera bastante efectiva, y estas son algunas de las pautas que nos propone el Instituto nacional de seguridad e higiene en el trabajo:

1. Cuidar la dieta evitando las grasas en exceso y controlar el peso.

2. Mantener un horario regular de comidas.

3. Realizarse chequeos médicos con mayor frecuencia.

4. Intentar tomar parte en el reparto y confección de los planes de turnos de tu empresa.

5. Intentar conseguir un espacio silencioso y oscuro para dormir en casa.

6. Hacer ejercicio.

7. Evitar el alcohol, el consumo de tabaco o el abuso de otras sustancias como café.

8. Crear un plan de adaptación la vida familiar y social en consenso con tus familiares y amigos. Evitar perder el contacto intentando adaptar los horarios.

Artículos recomendados

1 Comentario

Maria

14/08/2016 19:32

Trabajar de noche rompe matrimonio y problemas de salud