Menú
Trastornos del estado de ánimo en la maternidad
TRASTORNOS EMOCIONALES

Trastornos del estado de ánimo en la maternidad

Muchas mujeres durante el embarazo y después del parto pueden sufrir trastornos del estado de ánimo. ¿Qué son exactamente?

Mª José Roldán Prieto

La maternidad es una etapa muy importante en la vida de las mujeres, pero para algunas de ellas puede ser una etapa de bastante estrés que puede incluso, conducir a trastornos de humor en la madre. Los cambios de humor materno y los trastornos de salud de la madre antes y después del parto son bastante frecuentes y es muy importantes que se hablen con normalidad.

Las madres en muchas ocasiones aceptan como normal estar mal emocionalmente después de ser madre, pero no hay que normalizar estas situaciones y sobre todo, hay que buscar soluciones siempre que sea necesario. Nada menos que el 20% de las mujeres de todo el mundo sufren depresión postparto, siendo un número muy elevado.

La depresión prenatal (durante el embarazo) es más limitada que la depresión postparto, pero existen estudios que sugieren que la depresión durante el embarazo es incluso más alta, nada menos que el 39% de las mujeres embarazadas.

A quién afecta estos trastornos del humo

La Organización Mundial de la Salud dice que el 10% de las mujeres embarazadas y el 13% de las mujeres que acaban de dar a luz, tienen un riesgo alto de desarrollar un trastorno del estado de ánimo.

Los trastornos del estado de ánimo que es probable que se produzcan en el período prepartoLos trastornos del estado de ánimo que es probable que se produzcan en el período preparto

Los trastornos del estado de ánimo en las madres recientes pueden ocurrir durante el embarazo (prenatal) o en el período postnatal, hasta 12 meses después del parto. Los trastornos del estado de ánimo que es probable que se produzcan en el período periparto e incluyen la depresión y el trastorno bipolar, que puede presentarse con un episodio maníaco o depresivo.

Embarazo y parto

El embarazo es un momento vulnerable. Hay un aumento en las hormonas reproductivas durante el embarazo. El aumento de las hormonas reproductivas puede precipitar o empeorar un trastorno subyacente del estado de ánimo en las mujeres.

Además, el parto es un período muy intenso fisiológicamente y puede estresar enormemente a las mujeres. Después del nacimiento, hay un flujo de hormonas reproductivas y esto puede hacer que las mujeres tengan riesgo de depresión postparto e incluso de padecer trastorno bipolar o psicosis postparto.

Estresores y cómo afecta a la madre y al hijo

Existen numerosos factores estresantes psicológicos que pueden predisponer a la madre a un trastorno del estado de ánimo. Algunos de estos estresores son:

- Problemas económicos

- Problemas en la pareja

- Falta de apoyo social

- Cansancio extremo

Cuando una madre tiene un trastorno grave del estado de ánimo, puede tener una consecuencia como la incapacidad para cuidar de su hijo recién nacido o de los demás hijos en caso de que los tenga.

El estado de ánimo de una mujer con depresión u otros problemas puede llegar a ser impredecible y esto puede causar angustia en los niños. En la depresión severa, las madres pueden sentirse fatigadas y carentes de energía, por lo que las necesidades de sus hijos se pueden ver descuidadas. Las madres con trastornos del estado de ánimo severo necesitan apoyo y asistencia con el cuidado y crianza de los niños en la familia y además, apoyo psicológico para ellas.

Si una madre ha sido diagnosticada con depresión leve, puede tratarse con psicoterapiaSi una madre ha sido diagnosticada con depresión leve, puede tratarse con psicoterapia

Los episodios maníacos en el trastorno bipolar pueden estar asociados con un aumento en comportamientos riesgosos como la promiscuidad o el uso de sustancias tóxicas, que podrían afectar al feto durante el embarazo. El trastorno bipolar se ha asociado con anomalías placentarias y hemorragias antes del parto, anormalidades fetales, bajo peso en el bebé o nacimiento prematuro.

El tratamiento es esencial

Los trastornos del estado de ánimo no se resuelven espontáneamente y tienden a empeorar si no se tratan. La depresión no tratada, por ejemplo, puede acabar en síntomas severos como pensamientos suicidas, pensamientos de infanticidio o psicosis.

Por lo tanto, es esencial que las madres con depresión o las madres con un trastorno del estado de ánimo sospechoso lo identifiquen y busquen la búsqueda de ayuda profesional para que puedan recibir un tratamiento eficaz y que se sientan bien para cuidarse a sí mismas y a sus hijos.

Si una madre ha sido diagnosticada con depresión leve, puede tratarse con psicoterapia. En los casos moderados a graves de depresión, la madre puede necesitar ser tratada con medicación. El trastorno bipolar en el embarazo y en el período posnatal requiere medicación y una estrecha vigilancia por parte de un profesional de la salud, el psiquiatra.

Artículos recomendados

Comentarios