Menú
¿Tu autoestima influye en tu salud sexual?
SALUD SEXUAL

¿Tu autoestima influye en tu salud sexual?

Descubre si el estado de tu autoestima afecta directamente a tu salud sexual o si no tiene mucho que ver.

Noelia Rodríguez Alvarez

Cuando tenemos alguna dolencia, algún problema que nos impide rendir con normalidad o o cualquier tipo de disfunción tendemos a buscarle una razón física, pensamos que algo tiene que fallar en nuestro cuerpo para que eso suceda, pero pocas veces pensamos en que eso que falla no son nuestras piernas ni cualquier órgano interno, sino la mente. Cómo nos sentimos tiene relación con todo lo que hacemos, aunque sea de escasa importancia.

Un dolor de barriga o problemas de espalda pueden deberse a nervios o estrés, del mismo modo que la forma en que nos vemos a nosotros mismos nos afecta, en nuestras relaciones sociales y en el ámbito más íntimo. ¿Puede la autoestima influir en la salud sexual? Sin lugar a dudas sí.

Una baja autoestima no sólo pone en riesgo tu salud sexual, sino que puede hacer que sea completamente inexistente Una baja autoestima no sólo pone en riesgo tu salud sexual, sino que puede hacer que sea completamente inexistente

El sexo, cuestión mental

El sexo no es sólo una cuestión física, sino que lo que deseamos, lo que ansiamos y lo que queremos influye mucho en el tipo de relaciones que tenemos y en si nuestra salud sexual está en buena forma.

Si tenemos una baja autoestima, si no nos creemos que somos capaces de estar con una persona o de poder hacer unas u otras cosas nuestra salud sexual se resentirá. Sin embargo, cuanto más seguros estemos de nosotros mismos y de nuestras posibilidades más rica, placentera y satisfactoria será.

Si no te sientes seguro de tu cuerpo, no crees que sea atractivo ni que puede despertar el deseo en otra persona te enfrentarás a los encuentros sexuales con inseguridad. De hecho puede que ni siquiera te enfrentes a ellos y que los evites por miedo a un rechazo o a sentirte incómodo.

Antes siquiera de alcanzar un grado de intimidad con otra persona una baja autoestima hace que por tu cabeza pasen ideas relacionadas con no dar la nota, con hacer el ridículo o con que simplemente la otra persona no te encuentre atractivo y no quiera dar el paso. Mientras estás pensando eso no puedes estar pendiente de otras cosas como disfrutar del flirteo, la expectación por un encuentro sexual o los juegos de seducción.

Una baja autoestima no sólo pone en riesgo tu salud sexual, sino que puede hacer que sea completamente inexistente porque te llegue a bloquear hasta tal punto que renuncies al sexo. Y aunque no sea así es capaz de hacer que se resienta. No disfrutas lo que deberías. Ni tú ni la persona con que compartas ese momento de intimidad.

¿Cómo influye?

La autoestima que tienes de ti mismo no tiene que ser real, de hecho no suele serlo. Puedes verte peor de lo que otros te ven. Y eso hace que tengas una predisposición al miedo, a pensar que va a salir mal. Así no se disfruta y, además, es muy probable que realmente salga mal. La autoestima es mental, pero afecta a la parte física de tu cuerpo.

Así, puede hacer que no responda como debería. Puede llegar al punto de que la presión impuesta derive en que no seas capaz de llegar al orgasmo, incluso que sufras un capítulo de impotencia. En caso de llegar a esta situación puede que se llegue a convertir en algo que no sea sólo puntual, sino que se prolongue y acabe siendo un problema que permanezca en el tiempo. Además, no sólo te afectará a ti, sino también a tu pareja.

Una autoestima baja o demasiado alta puede ser un problema en diferentes aspectos de nuestra vida, pero especialmente en lo referente a gozar de una buena salud sexualUna autoestima baja o demasiado alta puede ser un problema en diferentes aspectos de nuestra vida, pero especialmente en lo referente a gozar de una buena salud sexual

Una autoestima demasiado alta o demasiado baja

Pero no sólo la autoestima baja puede influir en tu salud sexual. Cuando la tienes muy alta, tu percepción puede ser superior que la que muestras. Te puedes creer mejor de lo que eres y con más posibilidades. Esto te da una seguridad en ti mismo que es muy buena y necesaria, porque te quita el miedo a fallar.

Pero el hecho de pensar que puedes creer hacer algo que no puedes puede suponer un fracaso a posteriori, cuando te des cuenta de que tus expectativas son muy superiores a la realidad. Esto puede hacer que disfrutes menos de lo que esperabas, pero además puede hacer que pases de tener una autoestima alta a una muy baja, por ver que has fracasado. Por lo que después puedes sufrir un bloqueo por miedo a cometer errores.

Una autoestima baja o demasiado alta puede ser un problema en diferentes aspectos de nuestra vida, pero especialmente en lo referente a gozar de una buena salud sexual. Tener seguridad en uno mismo, pero también es importante tener una percepción real de las situaciones para evitar desengaños que hagan nuestra salud sexual se resienta.

Artículos recomendados

Comentarios