Menú
Qué es y para qué sirve enalapril

MEDICAMENTOS

Qué es y para qué sirve enalapril

¿Sabes para qué sirve el medicamento enalapril? A continuación te contamos cuándo se debe tomar este fármaco.

Rocío Lázaro Juárez

El enalapril es un fármaco utilizado en el tratamiento de la hipertensión y algunos tipos de insuficiencias cardíacas y renales crónicas. Este medicamento es un inhibidor de la enzima convertidora de angiotensina, que interfiere en el proceso mediante el cual se estimula la secreción de aldosterona y aumenta el volumen sanguíneo. Su estructura es similar a la de otros fármacos de esta clase como el captopril o ramipril, aunque el enalapril fue el primer miembro de este tipo de inhibidores llamados dicarboxilato.

El consumo de enalapril está indicado para el tratamiento de la hipertensión arterial El consumo de enalapril está indicado para el tratamiento de la hipertensión arterial

Este fármaco actúa previniendo la formación de una hormona llamada angiotensina II, una de las responsables del control de la presión arterial. La angiotensina II es una sustancia que evita que tengamos hipotensión pero en algunas personas esta hormona no funciona de manera correcta o como debería, muchos pacientes que tienen hipertensión presentan niveles de angiotensina II por encima de lo necesarios para mantener una presión arterial normal. De esta manera, el enalapril es una forma de disminuir dicha presión arterial en aquellas personas que se encuentran en esta situación.

Quién y cómo debe usar el enalapril

El consumo de enalapril está indicado para el tratamiento de la hipertensión arterial y para aquellos pacientes que presentan alguna de estas enfermedades o quieren controlar algunas de estas situaciones: reducción de la presión arterial, reducción de la proteinuria -pérdida de proteínas en la orina-, tratamiento para la insuficiencia cardíaca y reducción de la progresión de la insuficiencia renal crónica. Además, es importante saber que no se debe utilizar este tratamiento durante el embarazo, ya que puede causar grandes daños al feto. El enalapril está contraindicado en pacientes con antecedentes de reacción alérgica a cualquier inhibidor de esta clase y tampoco se debe prescribir este medicamento a los pacientes con estenosis bilateral de la arteria renal, niveles sanguíneos de potasio por encima del límite o durante la lactancia. Por otro lado, debemos saber que el enalapril no interfiere con la efectividad de los anticonceptivos hormonales.

Este medicamento se comercializa en tabletas de 5 mg, 10 mg y 20 mg y a través de varios nombres, el más conocido es el Renitec. La dosis inicial y recomendada debe ser de 5 mg a 10 mg, 1 vez al día, hasta que se obtenga el control de la presión arterial deseado. Después la dosis diaria máxima recomendada es de 40 mg al día, administrada en 1 o 2 veces al día. Además, los alimentos no interfieren en la absorción de la tableta. Sin embargo, en los pacientes que presentan graves problemas de insuficiencia cardíaca o proteinuria, la dosis indicada es la más alta que cada persona pueda tolerar, respetando siempre el límite de 40 mg por día. En niños, las dosis también dependerán del peso corporal de cada uno. La tolerancia y acostumbrarse a este medicamento suele ser muy rápida, por tanto obliga a cambiar su dosificación de manera continua o de fármaco.

Este medicamento se comercializa en tabletas de 5 mg, 10 mg y 20 mgEste medicamento se comercializa en tabletas de 5 mg, 10 mg y 20 mg

Por último, debemos tener en cuenta que a pesar de ser un fármaco seguro, el enalapril presenta algunos efectos secundarios bastante frecuentes y comunes como sensación de ardor, ronquera, dificultad para tragar, malestar general, mareos, aparición de salpullidos o edemas sobre todo en los miembros inferiores, vómitos o tos. Casi el 10% de los pacientes que usan enalapril pueden desarrollar un cuadro de tos seca y constante que suele presentarse en la 2 semana desde que se inicia el tratamiento, aunque puede tardar en aparecer hasta 6 meses. También se debe evitar el consumo conjunto del enalapril con los siguientes fármacos: antiinflamatorios, litio, rasilez, alopurino o medicamentos de la clase de los ARA II, que pueden aumentar el riesgo de hiperpotasemia e hipotensión.

Artículos recomendados