Menú
Consejos para prevenir la gripe y el resfriado en invierno
GRIPE Y RESFRIADO

Consejos para prevenir la gripe y el resfriado en invierno

El invierno es para muchos sinónimo de resfriado o gripe, es posible prevenir caer enfermo siguiendo unos pequeños consejos.

Noelia Rodríguez Alvarez

El invierno es para muchos sinónimo de resfriado o gripe. En cuanto el tiempo empieza a cambiar y las temperaturas bajan el frio nos hace caer en la enfermedad. Para muchos es difícil pasar estos meses sin su kit de pañuelos de papel y medicinas, pero lo cierto es que es posible prevenir caer enfermo siguiendo unos pequeños consejos que veremos a continuación.

Lo primero es saber distinguir entre gripe y resfriado, porque los virus son diferentes y también su tratamiento y qué hacer para prevenir que nos afecten. Por lo general, conocemos como resfriado común a la enfermedad que tenemos cuando padecemos continuamente estornudos y congestión nasal. Pueden aparecer otros dolores como el de garganta o el de cabeza, consecuencia de los efectos de todos los anteriores. Y no es lo suficientemente grave como para impedirnos desarrollar nuestra vida normal, aunque sí que hace que cualquier tarea nos resulte más incómoda.

Lavarnos las manos puede ayudarnos a prevenir contagios de gripe y resfriadoLavarnos las manos puede ayudarnos a prevenir contagios de gripe y resfriado

La gripe, sin embargo, se considera una enfermedad más seria porque, además de los síntomas del resfriado incluye fiebre, dolor general, especial sensibilidad al frío en forma de escalofríos e incluso puede venir acompañado de mareos y/o diarrea. La gripe tiene diferentes modalidades que van variando de año en año. Afecta a todo nuestro cuerpo por lo que nos imposibilita desarrollar nuestra vida con normalidad y cuando está en su punto álgido apenas podemos salir de la cama. Lo bueno es que puede durar apenas tres días, mientras que el resfriado se prolonga durante una semana sin mayor problema.

Vacuna para la gripe

Debido a esta variedad en las modalidades de la gripe las vacunas no son igual todos los años. La vacuna es el mejor modo de prevenir caer en la gripe, aunque puede tener efectos secundarios igual de indeseables que la propia gripe y tampoco es un remedio que funcione al cien por cien.

La vacuna está recomendada para todas aquellas personas con alto índice de probabilidad de coger esta enfermedad y también aquellos a los que podría suponerles un riesgo para su bienestar, como ancianos, embarazadas o gente con problemas respiratorios. Aunque no te encuentres en ese grupo puedes solicitar a tu médico de cabecera vacunarte y estudiará tu caso particular.

Sin embargo has de saber que esa vacuna no te evitará coger un resfriado durante el invierno, ya que al tratarse de diferentes virus no le afecta en lo más mínimo y eres igual de vulnerable a esta enfermedad que si no te hubieras vacunado.

Qué provoca estas enfermedades

Casi todos nosotros padecemos resfriado durante el invierno y lo normal es que sea en más de una ocasión. Las razones son varias, más allá de que estemos bajos de defensas o vitamina C y nuestro cuerpo esté más débil para luchar contra los virus. Además de procurar estar lo más sanos posibles hay otras cosas que se pueden hacer para prevenir caer enfermo.

Tanto el resfriado como la gripe son virus, lo que supone que se contagian de una a otra persona. Así, es fácil que cuando alguien se pone malo en clase o en la oficina al final acaben cayendo todos sus compañeros. En este sentido lo mejor para prevenir el contagio es extremar la higiene al máximo.

Así, lávate la manos de manera habitual, incluso utiliza gel desinfectante. Procura no entrar en contacto con gente que haya contraído la enfermedad -salvo que sea imposible- y evita tocarte la cara. Ojos, nariz y boca son los lugares por los que las bacterias entran a nuestro cuerpo de una manera más rápida.

Es importante tener un sueño reparador y evitar estar estresado continuamente. El cansancio también hace mella en nosotros y facilita que nos pongamos enfermos. ¿Es casualidad que el resfriado nos llegue el fin de semana o cuando vamos a disfrutar de unos días libres? No, no lo es. Se debe a que tras unas jornadas estresadas el cuerpo 'se relaja' sabiendo que va a descansar y no planta cara a los virus que lo tienen fácil para llegar hasta nuestro organismo.

En la medida de lo posible hay que evitar aquellas situaciones en que exponemos a nuestro cuerpo a cambios bruscos de temperatura, como mojarnos cuando llueve o tener la temperatura de la calefacción muy alta en casa creando un gran contraste con la percepción que tenemos en la calle, donde por lo general hace frío.

Es común que los niños se contagien entre ellos en el colegioEs común que los niños se contagien entre ellos en el colegio

El tabaco e incluso el alcohol -a pesar de ser un remedio casero para el resfriado y la gripe- también debilitan nuestras defensas, nos hacen más proclives a tener gripes o resfriados. Y tampoco es recomendable abusar de los antibióticos, porque llegará un momento en que dejarán de ser efectivos. En este sentido, además, es importante utilizar el medicamento correcto cuando se está enfermo. No son los mismos los que sirven para tratar el resfriado común que los que se usan para combatir una gripe.

Cuando los demás están enfermos

Ya os comentamos anteriormente que tanto la gripe como el resfriado común son virus que se contagien de unas personas a otras, así que es fácil caer enfermo cuando se está cerca de gente que tiene una de estas enfermedades. Es entonces cuando se hace necesario extremar las precauciones más si cabe.

Esto es especialmente importante cuando se tienen niños pequeños. Ya se sabe que cuando uno se pone malo el resto de la clase le seguirá más tarde o más temprano. Los más pequeños juegan y se tocan entre ellos constantemente sin ser conocedores de que se transmiten virus de unos a otros. Y luego actúan del mismo modo en casa, con lo que contagian a hermanos y padres.

En el caso de que un niño esté enfermo es importante extremar las precauciones para evitar que contagie a otro miembro de la familia. Y si en el colegio hay una epidemia de gripe puede ser recomendable que no acuda durante unos días, cabría la posibilidad de que se librara de ella.

Enfermedad todo el año

Asociamos el resfriado y la gripe con el invierno y el frío, pero no son virus que se puedan dar únicamente en esta temporada. Aunque sí es cierto que es cuando son más frecuentes, en parte porque nuestras defensas suelen estar más bajas. Sin embargo habremos de extremar las precauciones y seguir los concejos que vimos anteriormente durante todo el año si no queremos caer enfermos.

En verano o en primavera, cuando los días son más cálidos y dejamos de preocuparnos por este tipo de enfermedades, es fácil también caer en un resfriado o en una gripe. Y resulta igual, e incluso más incómodo, que en invierno.

Artículos recomendados

2 Comentarios

Javi RA

22/11/2017 17:24

Por lo que he leído yo diría que lavarse las manos lo más posible es la clave https://es.treated.com/blog/que-podemos-hacer-para-prevenir-la-gripe-precauciones-y-estilo-de-vida

Pia

19/01/2016 19:03

El consejo de las manos es para mí de los más importantes. Además, es definitivo, el consumo de frutas y verduras es indispensable sobre todo a la hora de una enfermedad, por cierto comparto con ustedes este espacio http://www.1001consejos.com/como-evitar-enfermedades-en-tiempo-de-frio/ con algunas infografías sobre prevenir el frío. Además la variedad de recetas de hoy en día provoca que principalmente las verduras se disfruten.