Menú
¿Qué es el kinesiotaping o vendaje neuromuscular?
VENDAJE NEUROMUSCULAR

¿Qué es el kinesiotaping o vendaje neuromuscular?

Te contamos qué es el kinesiotaping, cómo se emplean los llamativos vendajes neuromusculares y para qué sirven

Carolina Avedano

Seguro que más de una vez has visto a gente por la calle con unas tiras de colores bajo la ropa. Esto es una práctica llamada kinesiotaping, o vendaje neuromuscular, una técnica japonesa que consiste en aplicar tiras de colores sobre la piel para aliviar dolor o ayudar a la recuperación en una lesión. Hace más de tres décadas que se utiliza y cada vez es más popular en Europa.

Ya hemos visto a muchos famosos que han utilizado este método para sus lesiones: Cristiano Ronaldo o Leo Messi acostumbran a usar kinesiotaping para mejorar el rendimiento muscular. Esto puede parecer una simple moda, pero esta técnica lleva perfeccionándose desde 1970 por Kenzo Kase, un famoso médico japonés.

¿Qué tipo de vendas se emplea en el kinesiotaping?

Las vendas que se utilizan para el vendaje muscular están fabricadas con algodón y son libres de látex. De esta manera, la piel respira y no hay alérgenos que puedan ocasionar problemas. Gracias a su adhesivo acrílico, que se activa con el calor del cuerpo, quedan adheridos a la piel sin problemas. Una de las ventajas de estas vendas es que pueden estirarse hasta un 140% de su longitud normal, por lo que el movimiento del paciente no se ve afectado y resulta realmente cómodo de llevar.

Se emplean vendajes especiales de algodón, transpirables e hipoalergénicosSe emplean vendajes especiales de algodón, transpirables e hipoalergénicos

Los colores de las vendas corresponden a dos motivaciones: algunos profesionales los utilizan sólo por estéticas, otros aprovechan también las ventajas de la cromoterapia. Sin embargo, los tonos más parecidos a los de la piel suelen ser los más demandados.

Básicamente, hay tres formas de colocar estas vendas. Aunque ya hay muchísimas variantes (en abanico, en malla, circulares...) las técnicas más utilizadas son el vendaje en "I" (donde se usa una única tira y está indicado para zonas pequeñas), vendaje en "Y" (para músculos más grandes), y vendaje en X (para músculos que realizan más esfuerzos).

La aplicación de las vendas puede ser utilizando el estiramiento de las mismas o sin él, todo depende del objetivo del vendaje. Cuando se usa sin estiramiento lo que se busca es mejorar y facilitar la circulación sanguínea y linfática. Cuando se decide estirar la venda, el objetivo es una corrección para que el músculo, la articulación o el ligamento trabaje bien.

Este tipo de vendajes, mal colocados, pueden producir molestiasEste tipo de vendajes, mal colocados, pueden producir molestias

Después de la aplicación del vendaje neuromuscular

Si el vendaje no está bien aplicado, puede llegar a producir calambres o contracciones excesivas, que se comenzarán a notar un par de horas después de su aplicación. Sin embargo, es normal que produzca picores al principio. Estos vendajes suelen mantenerse unos 3 o 4 días y son resistentes al agua, por lo que el paciente puede ducharse o nadar sin la necesidad de cubrirlos con plástico o retirarlos. No obstante, es recomendable no mojar las tiras hasta una hora después de su aplicación para asegurarse de que está bien pegado al cuerpo. Si no es posible esperar este tiempo, existen sprays especiales que ayudan a que la adherencia sea mucho más rápida.

Sin embargo, el vendaje neuromuscular no es indicada para todo el mundo. Hay algunas contraindicaciones: no se pueden aplicar encima de heridas, porque las vendas no son estériles; tampoco son indicadas para personas con hipersensibilidad cutánea, porque puede desarrollarse una reacción alérgica. Tampoco son indicadas para las personas que tienen trastornos de la piel como quemaduras, dematitis, psoriasis o eccemas. Por otra parte, para las personas que tienen tumores, trombosis y edemas no son recomendadas, ya que aumentan la presión sanguínea y puede llegar a ser contraproducente. Los diabéticos tampoco puede beneficiarse de las ventajas del kinesiotaping, ya que las vendas pueden alterar la absorción de la insulina. Por último, las embarazadas tendrán que buscar otra técnica: hay que evitar cualquier vendaje que afecte al útero o al eje hipófisis-hipotálamo-ovárico.

Artículos recomendados

Comentarios