Menú
10 cosas que no sabías del Síndrome de Tourette
NIÑOS

10 cosas que no sabías del Síndrome de Tourette

El Síndrome de Tourette es un trastorno neurológico que provoca la aparición de tics motores y vocales.

Carolina Avedano

El síndrome de Tourette es un trastorno neurológico, de origen genético, que se desarrolla en la infancia y en la adolescencia. Este trastorno se caracteriza porque la persona comienza a tener una gran cantidad de tics, causados por alteraciones en los neurotransmisores.

Muchas personas asociarán el síndrome de Tourette con el decir palabras malsonantes de forma continuada e involuntaria, sin embargo, sólo el 10% de los afectados tienen este síntoma: el trastorno es mucho más que eso. Hoy, presentamos una lista de cosas que puede que no supieras sobre este síndrome, cosas que te ayudarán a comprenderlo mucho mejor.

1. ¿De dónde viene?

El trastorno de Tourette debe su nombre al neurólogo francés Georges Gilles de la Tourette, quien recopiló nueve casos con estos síntomas en el año de 1885. Sin embargo, ya en 1825 otro médico francés, Jean Marc Gaspard, había descrito el caso de la duquesa de Dampierre, una noble de 86 años con esta enfermedad.

El Síndrome de Tourette no afecta a la inteligencia de los niños afectadosEl Síndrome de Tourette no afecta a la inteligencia de los niños afectados

2. Tipos de tics

Hay muchos tipos de tics. Para diagnosticarse este síndrome, la persona debe presentar tics motores y tics vocales. Los tics motores puede ser simples (se mueven determinados músculos de forma involuntaria y pueden ser un rápido parpadeo, fruncir el entrecejo, encogerse de hombros, mover la nariz o sacudir los brazos, por ejemplo) o complejos (en los que se ven afectados varios grupos musculares, llegando a saltar, retorcer el cuerpo, escupir, hacer gestos obscenos, patalear...).

Por otra parte, los tics también pueden ser de tipo vocal, es decir, emitiendo sonidos. Aquí también encontramos varios tipos, como la ecolalia, que es repetir lo que se oye; la coprolalia o decir palabras obscenas de forma totalmente involuntaria, imitar animales, aclararse la garganta, chillar sin motivo aparente...

3. El efecto del estrés

Estos tics se acentúan en situaciones de estrés y presión. Para parar los tics, hay que dar tranquilidad a la persona, sin hacer movimientos bruscos y hablando en un tono muy suave.

4. Suelen tener otros síndromes asociados

La mayoría de las veces, las personas diagnosticadas con síndrome de Tourette tienen otros trastornos asociados como: déficit de atención e hiperactividad, obsesiones y compulsiones, dificultades del aprendizaje, depresión y ansiedad, alteración del sueño y de la alimentación, comportamiento autoagresivo o conductas adictivas.

5. Es más común en hombres

Este síndrome afecta a más al género masculino que al femenino, en torno a 3 o 4 niños por cada niña.

6. Hay varios famosos afectados

En nuestra historia hay muchos personajes famosos con síndrome de Tourette fueron Mary Hall de Gadsden, el Príncipe Condé de la corte de Luis XIV, los escritores Samuel Johnson y Henry Miller y el célebre músico Mozart.

Los síntomas del Síndrome de Tourette suelen remitir en la adultezLos síntomas del Síndrome de Tourette suelen remitir en la adultez

7. El trastorno puede desaparecer solo

El síndrome de Tourette puede ser algo crónico, es decir, que los tics perduren para toda la vida. En la mayoría de los casos los pacientes presentan síntomas severos durante los primeros años de adolescencia y van mejorando en cuanto van haciéndose más mayores, hasta desaparecer por completo en la etapa adulta.

8. No altera a su inteligencia

Este síndrome no afecta para nada a la esperanza de vida de la persona, y además se ha observado que las personas con síndrome de Tourette tienen un cociente intelectual normal, o en muchos casos superior a la media.

9. Hay 25.000 casos en España

Según el doctor Emilio Fernández, profesor titular de Pediatría de la Universidad de Barcelona y fundador del Servicio de Neuropediatria del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona, en su obra "Entender los Tics" explica que hay unos 25.000 niños con el Síndrome de Tourette en España.

10. La musicoterapia es muy efectiva

La musicoterapia es uno de los tratamientos que mejor funcionan para calmar la sintomatología del síndrome de Tourette. El lenguaje musical, al no necesitar de signos corporales o de la palabra, promueve la libre expresión de las emociones. De esta manera, la música cobra entonces un valor que va más allá de la experiencia estética: adquiere valor comunicativo y facilita el alivio y la elaboración de situaciones conflictivas.

Artículos recomendados

Comentarios