Menú
Conoce 6 mitos sobre el tabaco
TABAQUISMO

Conoce 6 mitos sobre el tabaco

Fumar es un hábito extendido y aceptado en nuestra sociedad, aunque cada vez hay más personas concienciadas de sus consecuencias negativas. Pero, ¿conoces todos los mitos que conciernen al tabaco?

Inmaculada Jiménez Peral

El tabaquismo es un hábito que acompaña a la sociedad desde hace muchos años y forma parte de nuestras vidas, aunque por suerte, cada vez menos. Hace varias décadas, estaba muy bien visto cuando las personas fumaban porque era un signo de clase alta en la sociedad, pero tras muchos estudios hemos podido descubrir que el tabaco es una de las principales causas que provoca la muerte a los humanos en la actualidad.

El tabaquismo es un hábito que acompaña a la sociedad desde hace muchos añosEl tabaquismo es un hábito que acompaña a la sociedad desde hace muchos años

Desafortunadamente existen muchos mitos acerca de este hábito que hace que muchos de nosotros caigamos en la tentación sin saber las consecuencias que este puede legar a tener para nuestra salud. Desde Bekia, queremos dar a conocer algunos de los mitos que existen acerca del tabaco y poder así concienciar un poco más a las personas de lo perjudicial que puede llegar a ser para la salud. El tabaco mata.

Conoce 6 mitos sobre el tabaco

1. El tabaco rubio es más sano que el negro

Esto es totalmente falso, ya que los dos tipos de tabaco son igual de malos para la salud porque contienen muchas sustancias nocivas que pueden afectar a nuestro organismo de manera negativa.

2. Fumar menos de 5 cigarrillos no es malo

No existe una dosis de cigarrillos mínima que asegure que nuestra salud no va a sufrir con este hábito. Este es uno de los mitos más expandidos en la sociedad, por lo que lo mejor es reducir la dosis de tabaco a cero. Cada organismo es un mundo y puede afectarle de manera diferente.

3. Puedo fumar durante el embarazo

En muchas ocasiones se recurre al mito que es mejor aliviar la ansiedad fumando para que la ansiedad no afecte al feto. Esto es una aberración ya que la ansiedad puede vencerse de muchas manerasy las consecuencias del tabaco, en la mayoría de las ocasiones son irreversibles para el feto.

4. Dejar de fumar engorda

Este es también uno de los mitos relacionados con el tabaquismo que más se ha propagado.Es cierto que cuando se deja de fumar puede engordarse un poco debido a que la ansiedad que antes saciábamos con un cigarro, ahora lo hacemos con algo de comer. Pocas son las personas que cuando dejan de fumar engordan más de 4 kilos, por lo que es un riesgo que puede asumirse, teniendo en cuenta la cantidad de ventajas que posteriormente vamos a notar en nuestra salud, cuando llevemos tiempo sin llevarnos un cigarrillo a la boca.

5. Respirar el humo no es malo

Entre las estadísticas de las personas que padecen o han padecido cáncer de pulmón son aquellas que, aunque no hayan fumado, han tenido relación con el tabaco porque hayan vivido momentos cerca de personas que sí tenían este hábito.

Hay muchas personas que fuman porque creen que este hábito les ayuda a mejorar la concentraciónHay muchas personas que fuman porque creen que este hábito les ayuda a mejorar la concentración

6. Fumar ayuda a la concentración

Hay muchas personas que fuman porque creen que este hábito les ayuda a mejorar la concentración. Esto, lejos de ayudar a las personas a concentrarse, ha quedado demostrado que provoca el efecto contrario. Las personas que fuman durante muchos años presentan un obstáculo en la rapidez mental y la capacidad memorística.

Por tanto, estos mitos en muchas ocasiones nos ayudan a excusarnos para no dejar el hábito de fumar y esto puede conseguir que nuestra salud se resienta. Muchos estudios han demostrado que el tabaco no ofrece nada bueno a la salud de las personas, aunque solo fumen esporádicamente. Para ello, lo mejor es no empezar a fumar nunca y, en el caso que ya tengamos al tabaco presente en nuestras vidas lo mejor es dejarlo en cuanto antes ya que este afecta a nuestra salud, a la forma de relacionarnos con los demás e, incluso a nuestro aspecto físico.

Artículos recomendados