Menú
5 meditaciones para un día ocupado

ESTRÉS

5 meditaciones para un día ocupado

Descubre estas 5 meditaciones no convencionales para reducir tu estrés en cualquier momento. ¡Ya podrás estar tranquilo!

Mª José Roldán Prieto Mª José Roldán Prieto Psicopedadoga experta en aprendizaje y salud

¿Te piensas que para poder meditar necesitas de 10 minutos a 1 hora libre al día? Quizá también pienses que necesitas estar en una sala bien cuidada, sin distracciones, con un buen aroma a incienso, con una decoración excelente para la relajación... Nada de eso. Incluso si tienes la vida más ocupada del mundo, tú también puedes meditar si realmente te lo propones, solo tienes que saber cómo hacerlo.

Aunque es cierto que la meditación lleva tiempo, hay muchas personas que no disponen de demasiados minutos a lo largo del día. Pero la realidad, es que esto no debe ser un problema si percibes que la meditación no tiene que ser realmente tradicional. Si piensas que para meditar bien necesitas estar sentado/a en completo silencio y te imaginas a personas sentadas con piernas cruzadas, los ojos cerrados y diciendo OM todo el tiempo debajo de un árbol o en una habitación llena de velas, entonces pensarás que meditar, es imposible en tu vida. Pero la realidad es que nadie tiene tiempo para eso en la vida moderna que tenemos.

 Tú también puedes meditar si realmente te lo propones Tú también puedes meditar si realmente te lo propones

Debes olvidar todas esas ideas preconcebidas acerca de la meditación porque así, superando la barrera en tu mente de que no tienes tiempo, podrás hacer algunas meditaciones poco convencionales pero que te vendrán de fábula para tu estilo de vida ocupado. ¡Serás capaz de dominar tu mente y que tu cuerpo se sienta más saludable!

1. Meditación mientras conduces o vas al trabajo en transporte público

Muchas personas viajan al trabajo en coche o en transporte público y creen que ese tiempo es perdido. Pero la realidad es que puede ser un tiempo muy bien aprovechado porque puedes encontrarte a ti mismo. Puedes meditar sin necesidad de cerrar los ojos y sin perder tu atención a la carretera o a que no se te escape el autobús.

Cuando conduces, en lugar de centrarte en qué harás cuando llegues al trabajo, céntrate en tus mandos agarrando el volante, al sonido de las ruedas al girar o al viento, también puedes escuchar el sonido del motor. Esto es meditación. Si estás en un autobús o en el metro, lo mismo. Escucha los sonidos, el murmullo de las personas... esto también es meditar.

2. La meditación de la escucha neutral

Hay personas que se sorprenden del efecto calmante que tiene el simple hecho de. escuchar. Los entornos caóticos y estresantes pueden transformar tu estado de ánimo, pero también puedes sacarle beneficio y meditar. Si odias tu trabajo o un entorno con personas difíciles porque siempre hay voces, ruidos u otros sonidos que te hacen sentir mal, esta meditación es para ti.

Incluso si estás escuchando una conversación entre dos compañeros de trabajo, también hay una opción para que desconectes. En lugar de buscar el significado que te aportan los ruidos del entorno, simplemente escucha sin oír. Te darás cuenta que podrás percibir otros sonidos como el canto de los pájaros y el sonido de las bocinas de los coches dejará de ser problemático para ti. Esta es una forma poderosa de solidificar el hábito de la meditación, ya que no requiere nada más que el reconocimiento de los sonidos en tu alrededor.

3. La meditación de la observación

Esta meditación está especialmente diseñada para gente ocupada y no requiere más que tus ojos y un punto focal. Se sabe que mirando a la llama de una vela, o mejor aún, los ojos de otra persona pueden tener efectos radicalmente beneficiosos. Sin embargo, incluso si estás atascado en tu escritorio, simplemente escoge un punto focal y esto te ayudará a calmar un sistema nervioso tensado y devolverle la sensación de paz.

Otra técnica de observación recomendada consiste en cerrar los ojos y mirar el tercer ojo o la mitad de la frente. Si bien los científicos todavía no están seguros acerca de la verdadera función del tercer ojo, muchos han experimentado sus efectos transformadores. En teoría ayuda a generar nuevas ideas y avanzar a través de desafiantes problemas durante el día de trabajo.

4. La meditación de la limpieza

Al igual que en el caso de la conducción, la limpieza es una actividad que a veces tememos y damos por hecho que se debe hacer, es decir, creemos que es tiempo perdido pero realmente puede ser una gran beneficiosa para la salud y el estado de tu mente. No suele ser muy divertido, y los trabajos de limpieza parecen acumularse constantemente en casa: el patio, los platos, la ropa, etc.

Si bien puede parecer menos glamorosa que la imagen idealizada de un meditador zen, la limpieza puede ayudarte en tu meditación. El líder espiritual y monje budista, Thich Nhat Hanh, una vez habló de 'lavar los platos para lavar los platos'. Así, una oportunidad para meditar se esconde en cada esquina desordenada de tu hogar. También vale la pena señalar que a menudo se filtra el orden y la limpieza externos, en la vida lo que genera sentimientos de paz interior y claridad.

La clave para la meditación de la risa no es contenerseLa clave para la meditación de la risa no es contenerse

5. La meditación de las risas

Es posible que alguna vez hayas escuchado que la risa es la mejor medicina, pero esto no es solo una anécdota, es una realidad enorme. Cuando ríes, el nivel de la hormona del estrés en tu cuerpo, el cortisol se reduce. La clave para la meditación de la risa no es contenerse, sino permitirse reír a carcajadas y sin culpa. Ya sea que simplemente estés hablando sobre los eventos divertidos del día o viendo un video de risa, trata de mantenerte presente y consciente del proceso.

Son muchos los estudios de investigaciones que asocian la meditación con un cambio en la actividad de las ondas cerebrales. Por lo tanto, cualquier cosa que te ayude a reducir el estrés y lograr un buen nivel de concentración será beneficioso para ti porque técnicamente es un tipo de meditación. Usa tu imaginación para empezar a usar estas 5 técnicas de meditación creativas y nada convencionales para poder conectar contigo mismo y que tu vida diaria llena de estrés, no te afecte demasiado. A partir de ahora, si meditas de alguna de estas 5 formas (o de todas ellas) cada día, empezarás a darte cuenta de que comienzas a sentirte mejor contigo mismo, con el entorno e incluso que tu salud, se está empezando a beneficiar de la meditación.

Artículos recomendados