Menú
Cómo evitar tener resaca
RESACA

Cómo evitar tener resaca

Tener resaca no es plato de buen gusto para nadie, por eso descubre algunos consejos para poder evitarla aunque te pases un poco bebiendo alcohol.

Mikel Venys Ezkurra

La resaca es una consecuencia directa de haber consumido alcohol en exceso. Puede producirse por tres motivos diferentes:

-Intoxicación por acetaldehído: Este metabolito tóxico está presente en las bebidas alcohólicas. Si consumimos demasiado alcohol esta sustancia puede permanecer durante horas en nuestra circulación.

-Disminución de glucosa sanguínea: Cuando bebemos alcohol las vías enzimáticas del hígado están ocupadas metabolizando el etanol por lo que sufrimos una caída de glucosa en el cerebro y en otros órganos. Este es el motivo por el que sentimos malestar.

-Deshidratación: El consumo de alcohol inactiva la producción de una hormona llamada ADH (hormona antidiurética). Los riñones filtran al día unos 180 litros de sangre y agua al día. De estos 180 litros solo orinamos 1 o 2 al día. Esto se debe a que la ADH controla la cantidad de agua corporal. Como cuando bebemos alcohol esta hormona se encuentra inactiva orinamos mucho más llegando a la deshidratación, culpable de que sintamos la boca seca o tengamos dolor de cabeza al día siguiente. La ADH vuelve a ser producida por el sistema nervioso central cuando el nivel de alcohol disminuye en nuestro cuerpo pero para entonces ya hemos eliminado demasiada agua.

Los síntomas de la resaca son muy diversos y muy molestosLos síntomas de la resaca son muy diversos y muy molestos

Los síntomas de la resaca son muy diversos y muy molestos. Destacan los mareos, las náuseas el cansancio, el dolor de cabeza fuerte e intenso, los dolores de estómago o la incapacidad para concentrarse. Hay una serie de consejos que puedes seguir si no quieres sufrir sus efectos:

Bebe con el estómago lleno

Algo básico para no tener resaca o tenerla en menor grado es tener el estómago lleno. Come abundantemente antes de ingerir alcohol .Si bebes alcohol con el estómago vacío el alcohol te afectará más rápido y quizás te emborraches antes de lo que pensabas. Además de esto de dañaras el estómago pudiendo padecer úlceras. Lo más recomendable es consumir una comida rica en grasas y carbohidratos ya que ambos ayudan a absorber el alcohol y protegen el estómago. Si quieres comer sano y no quieres tomar alimentos como la pizza o la pasta puedes elegir el pescado azul que contiene ácidos grasos saludables (salmón, trucha, caballa).

También puedes tomar una cucharada de aceite de oliva para incrementar tu nivel de grasas, si esto te resulta muy desagradable puedes echarla sobre una ensalada o mojar un trozo de pan en ella. Las proteínas también son adecuadas ya que el estómago tarda más tiempo en digerirlas por lo que estará lleno mientras bebemos alcohol. De la misma manera intenta ingerir alimentos ricos en vitaminas como la vitamina B, B6 o B12 ya que nuestro cuerpo utiliza muchas vitaminas y nutrientes cuando metaboliza el alcohol. Cuando llegues a casa también es recomendable que repongas energías comiendo algo. Los dulces por ejemplo repondrán tus niveles de glucosa.

Bebe mucha agua

Como ya hemos explicado antes, la resaca puede producirse por una fuerte deshidratación. Puedes evitarlo bebiendo agua durante la noche. Por ejemplo alternando una copa de alcohol con un vaso de agua. De esta manera mantendrás a raya la deshidratación. También es recomendable beber una gran cantidad de agua justo antes de irse a la cama y al despertarse.

Bebe más despacio

Cuanto más despacio bebas, menos alcohol consumirás y cuanto menos alcohol consumas menos resaca tendrás al día siguiente.

Toma una sola clase de alcohol

No mezcles bebidas diferentes. Por ejemplo si te has tomado una copa de ginebra, procura solo beber ginebra el resto de la noche ya que cada alcohol tiene unos aditivos, saborizantes y otros elementos que mezclados con los de otro tipo de bebida alcohólica pueden causar una gran resaca. Por este motivo debes evitar beber cocktails debido a que normalmente mezclan más de un tipo de alcohol.

Elige alcohol de color claro o transparente

Las bebidas de color oscuro como son el brandy, el whisky, el bourbon, algunos tequilas o el ron tienen una concentración más alta de un tipo de toxinas llamadas congéneres. Estas toxinas pueden incrementar tu resaca por lo que será mejor que te decantes por bebidas de color claro como el vodka o la ginebra.

No mezcles alcohol con bebidas light

Mezclar alcohol con bebidas light como cola light o limonada o naranjada light no es una buena idea en absoluto ya que estos refrescos no tienen azúcar ni demasiadas calorías y de esta manera el alcohol va directamente a la sangre.

No mezcles el alcohol con bebidas que contengan burbujas

Las bebidas con gas, también llamadas bebidas carbonatadas hacen que nuestro cuerpo absorba más rápido el alcohol por lo que nos emborrachamos antes y al día siguiente nuestra resaca será mayor. Esto ocurre porque los gases llevan a que la válvula pilórica se abra y el alcohol acceda rápidamente a los intestinos. Por lo tanto bebidas como el champán, la cerveza o el vino espumoso son letales para nuestra resaca del día siguiente.

Teniendo en cuenta estas indicaciones la mejor opción es mezclar nuestra bebida alcohólica con zumo de frutas ya que no contiene gas y contiene azucares y vitaminas naturales que retrasarán la absorción del alcohol.

No fumes mientras bebes

Beber y fumar a la vez produce que se libere dopamina en nuestro cerebro. Esto hace que el cuerpo se sienta relajado pero cuando el efecto de bienestar termina, la sensación de malestar es más intensa.

El oxígeno consigue que en nuestro organismo aumente la capacidad de nuestro hígado para expulsar toxinasEl oxígeno consigue que en nuestro organismo aumente la capacidad de nuestro hígado para expulsar toxinas

Consume bebidas de calidad

Las bebidas alcohólicas de marcas reconocidas suelen ser producidas con mas cuidado y poseen una menor proporción de congéneres que las de mala calidad también conocidas como bebidas de garrafón o de relleno.

Da un paseo

El oxígeno consigue que en nuestro organismo aumente la capacidad de nuestro hígado para expulsar toxinas. Si después de consumir alcohol das un largo paseo a casa estarás contribuyendo a tener una resaca menor al día siguiente.

Intenta dormir todo lo que puedas

Si te acuestas después de haber ingerido una gran cantidad de alcohol es probable que no descanses correctamente. Después de levantarte, bebé agua, come algo y vuelve a la cama a intentar dormir un rato más.

Haz ejercicio

Cuando la resaca es inevitable puedes salir a hacer ejercicio ya que esto te ayudara a eliminar toxinas y ha provocar que el alcohol se elimine antes de tu organismo.

A pesar de estos consejos generales, el alcohol afecta de manera diferente a cada persona y no lo olvides: la única forma garantizada de no tener resaca es no beber alcohol en absoluto.

Artículos recomendados

Comentarios