Menú
Cómo prevenir hongos en verano
INFECCIONES

Cómo prevenir hongos en verano

Los hongos en verano son bastante habituales, descubre cómo prevenirlos para no tener que padecer estas dolencias.

Sara Poyo Lorenzo

El verano es la época de ir a la playa, a la piscina, a hacer rutas... Es el momento en el que las personas disfrutan el buen tiempo para estar al aire libre y realizar un sinfín de actividades. Sin embargo, a veces esto también conlleva consecuencias negativas. Por ejemplo, uno de los problemas por los que acude al gente en verano son los hongos: en los pies, en los genitales, uñas... La mayoría de ellos pueden cogerse en lugares públicos por motivos que desconocíamos. Para evitarlos hay que conocerlos a fondo.

Hongos más comunes en el ser humano

-Tiña o pie de atleta. Es uno de los más frecuentes. Pueden aparecer por una higiene deficiente o por lesiones en el pie o las uñas que no se han cuidado bien (poca transpiración, higiene, calzado cerrado, etc). También pueden aparecer en otras partes de la piel humana porque normalmente buscan localizaciones cálidas y húmedas como los pies, ingles o los genitales. Son fáciles de contagiar a otras personas, sobre todo cuando se ignora la higiene.

La mayoría de ellos pueden cogerse en lugares públicos por motivos que desconocíamosLa mayoría de ellos pueden cogerse en lugares públicos por motivos que desconocíamos

-Pitiriasis versicolor. Es un tipo de hongo que afecta a los brazos, cuello y tronco, en forma de manchas circulares de color blanco o rosáceas, son bastante visibles. Suele aparecer debido a la humedad y el calor del verano. Tienden desaparecer según se acerca el invierno para volver a aparecer al año sigiente. Son un incordio pero al menos no son contagiosas de unas personas a otras.

-Hongos vaginales o candidiasis. La candida albicans es un hongo que vive en los intestinos, boca y en el tracto vaginal de hombres y mujeres sanos, sin embargo, la falta de higiene, una dieta deficiente o que abusan de anticonceptivos orales u cierta clase de medicamentos pueden desarrollarlos. Sus síntomas son ardores, dolor al orinar y al tener relaciones íntimas.

-Aspergilosis. Hongo que afecta a los pulmones y que pueden derivar a oras enfermedades como reacciones alérgicas u infecciones.

Cómo prevenir hongos en el verano

Una vez que ya conocemos los tipos de hongos más comunes para prevenir el contagio

1- Mantener una buena higiene.

El calor y la humedad del verano hace que sudemos más, por lo tanto es importante que extrememos la higiene con el objetivo de impedir la proliferación de hongos. Si vamos a las piscinas deberemos ducharnos antes y después de salir de ella. Usaremos un jabón un poco más ácido de lo habitual para las zonas íntimas (entre 5 y 5,5 de pH), así mantenemos la barrera ácido que protege la vagina de la proliferación de bacterias. También se debería evitar el uso de aceites y jabones perfumados.

2- No andar descalzos nunca.

En piscinas debemos usar siempre chanclas para ir de un lado a otro, aunque sean distancias cortas. Los charcos que se acumulan alrededor de la piscina son un cumulo de bacterias, un pliegue o una pequeña herida en la planta del pie son el lecho ideal para que las bacterias decidan instalarse ahí. Cuando una persona tiene hongos y se les descama la piel los restos de bacterias pueden estar sobreviviendo ahí, por lo tanto pueden contagiarse a otra persona si hay contacto directo. Solo con pisar el mismo charco o compartir una toalla se puede contagiar la enfermedad.

3-Cuidar especialmente los pies.

Siempre debes de llevar calzado transpirable y calcetines de algodón, nunca de manteriales sintéticos que lo ahoguen. Las zonas del cuerpo en las que se cncentra el sudor son más propensas a los hongos, por eso también deberás enjabonarlos, aclararlos y secarlos bien cuando te duches. Por otra parte, es recomendable eliminar las durezas de los pies que hace que se reseque la zona. Eliminarlas con una piedra gómez y después nutrirlas por la noche es la mejor forma de cuidar nuestros pies y prevenir que se instalen estos microosganismos molestos entre los pliegues y grietas.

4- Protégete durante las relaciones sexuales.

Usar preservativo es la mejor manera de prevenir y no contagiar a los demás. Las mujeres pueden sufrir candidiasis y los hombres balanitis (es la inflamación del glande). Las embarazadas deben extremar la precaución porque tienen más altos los niveles de estrógenos debido a su condición. El estrógeno favorece la formación de glucógeno en el tracto vaginal y por lo tanto se dan las condiciones perfectas para que las bacterias candida crezcan y se reproduzcan. Otra forma de evitar la candidiasis para la mujer (aparte de extremar la higiene) es no ponerse ropa interior apretada y de materiales sintéticos, evitar las medias y darse baños de espuma durante mucho tiempo.

5-No compartas material de aseo.

Aquí se incluye todo tipo de material: toallas, chanclas, peines, gorros, bañadores, gafas de agua... Los hongos pueden aparecer en casi cualqier parte del cuerpo, hasta en el cuello cabelludo.

6- Mejora tu sistema inmune.

Si tienes un sistema inmune debilitado tendrás mas proabilidades de contraer una enfemedad, incluidos los hongos. Para ello asegúrate de tomar fruta y verdura fresca a diario y mantener una cantidad balanceada de carbohidratos, grasas y proteínas. Los carbohidratos simples como azúcares no deberían predominar en tu dieta. También las personas diabéticas o con sobre peso tienen más posibilidades de padecerlos y deben cuidar mejor la dieta.

Vigila si alguien de tu familia o amistades tiene una infecciónVigila si alguien de tu familia o amistades tiene una infección

Por otro lado, puedes incorporar un complejo vitamínico de forma temporal para aumentar tus defensas, aunque la mejor manera de obtenerlas es comiendo frutas y verduras de manera tradicional. No debes tampoco olvidarte de la importancia del agua, debes mantenerte hidratado durante todo el día, para saber si lo estás haciando bien fíjate en tu orina, si tiene un aspecto amarillo pajizo continua así. Si el amarillo es intenso es señal de que necesitas beber más agua.

7-Evita el contagio y extensión.

Vigila si alguien de tu familia o amistades tiene una infección, a veces incluso los afectados no se dan cuenta y pueden contagiarla a otras personas. El contagiado puede tener un buen sistema inmune y no notar apenas las consecuencias, sin embargo, esa infección puede llegar hasta otra persona cercana que tenga peores defensas y afectarle gravemente.

Si eres tú el afectado toma las medidas necesarias apra que no se extienda más por tu cuerpo: lava las toallas después de su uso.

-Usa la ropa solo una vez.

-Usa dos pares de medias o calcetines al día si sudas mucho.

-Si tienes hongos en el cuero cabelludo utiliza un champú médico especial (de venta en farmacias) para evitar su extensión a otras partes del cuerpo.

Artículos recomendados

Comentarios