Menú
4 cosas que tu vagina dice de tu salud
FLUJO VAGINAL

4 cosas que tu vagina dice de tu salud

Descubre 4 cosas que tu vagina te está diciendo sobre tu salud y que no puede dejar pasar.

Mª José Roldán Prieto

Cuando una vagina está sana no debe picar, ni se debe sentir nada molesto. En cuanto hay un olor extraño o el flujo vaginal se vuelve diferente, entonces es probable que haya algo que no está bien en la vagina y que ella, te esté avisando de que hay algo en tu salud que está fallando. Aunque cada mujer es un mundo y por ejemplo el flujo vaginal puede variar dependiendo del momento del ciclo menstrual en el que te encuentres, no puede cambiar de forma repentina a lo que estás acostumbrada.

Si además, empiezas a desarrollar picores o dolores en la vagina, entonces habrá llegado el momento de investigar qué es lo que está ocurriendo. Hay algunas cosas que tu vagina te dice en cuanto a tu salud, por eso deberás estar atenta a los síntomas. A continuación vas a conocer algunas de las cosas más comunes que tu vagina puede decirte.

Una picazón ocasional de la entrepierna es normal y puede ser causado por el sudor o porque te hayas depilado y el crecimiento del vello te causa picazónUna picazón ocasional de la entrepierna es normal y puede ser causado por el sudor o porque te hayas depilado y el crecimiento del vello te causa picazón

Si te pica la vagina

Una picazón ocasional de la entrepierna es normal y puede ser causado por el sudor o porque te hayas depilado y el crecimiento del vello te causa picazón. Esto no tiene que ser problemático ni mucho menos.

Pero una vagina o vulva que pica es una señal de que algo no está bien. Si bien la necesidad de rascarse puede ser provocada simplemente por una reacción alérgica al jabón o al lavado corporal, también puede ser causado por vaginosis bacteriana, una infección por hongos o la tricomoniasis, una infección de transmisión sexual.

Para averiguar cuáles de estas infecciones podrían estar detrás de tu picazón y poder tratarlo adecuadamente necesitarás ir al médico para que te haga algunas pruebas sencillas.

Si tu vagina huele mal

En ocasiones puede que tu vagina huela peor por ejemplo si escoges mal la ropa, si sudas demasiado o si tienes la regla. Pero en realidad, la vagina limpia no debe oler mal porque si te ocurre deberás prestar atención a por qué pasa. Un olor desagradable podría ser debido a algo tan simple como una mala higiene o algo que has comido en tu dieta.

Pero también puede que un mal olor sea causado por una infección por hongos u otra condición infecciosa vaginal. Por eso, es necesario que si te huele mal acudas a tu médico para que encuentren el motivo exacto de ese olor.

Si tienes bultos en la vagina

Encontrar un bulto o bultos debajo en la vagina puede ser bastante aterrador. Pero en la mayoría de los casos, es totalmente benigno. Un pequeño bulto debajo de la piel de la vulva o la vagina puede ser simplemente una glándula bloqueada causada por una acumulación de líquido. Estos bloqueos, o quistes, por lo general se disuelven y desaparecen por su cuenta. Si un quiste se acompaña de dolor o continúa creciendo, entonces tendrás que acudir a tu médico por si hubiera la necesidad de drenarlo.

 Si un quiste se acompaña de dolor o continúa creciendo, entonces tendrás que acudir a tu médico Si un quiste se acompaña de dolor o continúa creciendo, entonces tendrás que acudir a tu médico

Las protuberancias parecidas a una espinilla o una erupción roja irregular en o cerca de los labios pueden indicar que hay folículos pilosos obstruidos o infectados, un efecto secundario común de afeitarse, encerar o usar polainas sudorosas durante horas. También podrían ser signos de una reacción alérgica, tal vez a un detergente nuevo lavado de ropa o del cuerpo. Tendrás que esperar unas semanas para ver si los bultos desaparecen por sí mismos y si no lo hacen o empiezan a molestar, entonces deberás acudir a tu médico para que valore qué ocurre exactamente.

Si tu flujo vaginal cambia

La cantidad, la consistencia y el color del flujo vaginal puede cambiar entre una mujer a otra por lo que es difícil decir exactamente lo que es normal. Puede pasar de blanquecino y claro a espeso y algo oscuro, a acuoso, etc. El flujo también puede cambiar dependiendo del momento del ciclo menstrual en el que te encuentras ahora mismo.

Pero un cambio bastante acusado en el color, la cantidad o el olor en comparación a cómo suele ser tu flujo habitualmente, deberá ser evaluado por un médico. Los cambios pueden deberse a cambios hormonales, a tu nivel de hidratación o a una infección.

Artículos recomendados

Comentarios