Menú
Descubre la verdad sobre la cetosis
PROBLEMAS DE SALUD

Descubre la verdad sobre la cetosis

La cetosis es más común de lo que te puedas imaginar pero no todo el mundo sabe lo que es. No pierdas detalle.

Inmaculada Jiménez Peral

Las famosas dietas milagro son aquellas que nos prometen que vamos a adelgazar en un tiempo récord, realizando verdaderas atrocidades en nuestro organismo y teniendo unas consecuencias muy perjudiciales para nuestra salud, llegando en casos más extremos incluso a la muerte.

En los últimos tiempos se ha puesto muy de moda las dietas cetogénicas. Básicamente estas consisten en reducir el consumo de hidratos de carbono en nuestra alimentación para que cuando realicemos ejercicio, nuestro organismo no posea glucosa a través de la cual obtener energías y tenga que utilizar las reservas de grasas para ello. Este tipo de dietas, llevadas a cabo bajo la supervisión de un médico o especialista en la materia pueden ser muy beneficiosas, ya que gracias a ellas podemos perder peso de forma efectiva. Pero hay que tener cuidado en llevar este tipo de dietas por nuestra cuenta, ya que podríamos llegar a sufrir un estado de cetosis en el que las consecuencias pueden ser muy perjudiciales para nosotros.

La cetosis es el estado que alcanza el cuerpo cuando llevas a cabo una dieta muy baja en hidratos de carbonoLa cetosis es el estado que alcanza el cuerpo cuando llevas a cabo una dieta muy baja en hidratos de carbono

¿Qué es la cetosis?

La cetosis es el estado que alcanza el cuerpo cuando llevamos a cabo una dieta muy baja en hidratos de carbono y aprovecha las grasas como método de obtención de energía. Esto provoca que los riñones y el hígado emitan unas sustancias llamadas cuerpos cetónicos que son expulsados a través de la orina y que pueden convertiste en perjudiciales para la salud.

No solo podremos padecer cestosis si hacemos una dieta pobre en hidratos de carbono, también tenemos riesgo de convivir aquellos con una diabetes de tipo 1, o insulinodependientes, y aquellos que consuman grandes cantidades de alcohol en su día a día. Esto es debido a que los riñones y el hígado no funcionan bien al cien por cien y no son apaces de sintetizar de forma correcta los nutrientes, por lo que expulsan a través de la orina los cuerpos cetónicos.

Muchas veces, si no es a través de un análisis de orina no sabemos que podemos padecer cetosis, pero podemos padecer otros síntomas que nos avisan de que algo no va bien en nuestro organismo como son:

- Aumento en el color de la orina. Esta se vuelve de un amarillo mucho más intenso del normal, ya que la presencia de los cuerpos cetónicos en esta crean ese efecto amarillento tan desagradable.

- Deshidratación. Cuando llevamos una dieta muy baja en hidratos de carbono, nuestro organismo como mecanismo de defensa entra en estado de deshidratación.

- Mal aliento. La halitosis es un síntoma muy común entre las personas que padecen cetosis porque también se eliminan cuerpos cetónicos a través del aliento. Es algo parecido a un sabor metálico constante en la boca.

- Dolor de cabeza y mareos. Esto es debido a que nuestro cerebro funciona gracias a la acción de la glucosa, por lo que al tener escasez de ella, podemos sentirnos un poco desorientados y faltos de energía.

 Los cuerpos cetónicos también se expulsan a través del sudor Los cuerpos cetónicos también se expulsan a través del sudor

- Falta de apetito. Al consumir sobre todo proteínas y grasas, estas son sustancias mucho más saciantes que los Hidratos de carbono, a la misma vez que muy difíciles de digerir, por lo que sentiremos una falta de apetito constante.

- Sudor muy fuerte. Como en los casos anteriores, los cuerpos cetónicos también se expulsan a través del sudor, por lo que el olor de este también es más fuerte.

- Pérdida de músculo. cuando llegamos a un estado de cetosis extrema el organismo en vez de obtener energía a través de las grasas, comienza a hacerlo a través de los músculos, por lo que es muy común que las personas que padecen cetosis adelgacen de forma muy rápida.

Llevar una dieta equilibrada en la que incluyamos todo tipo de alimentos y nutrientes es esencial para tener una vida sana. Obsesionarnos con tener un cuerpo diez, no lleva por buen camino, ya que todas las obsesiones en la vida son muy malas.

Artículos recomendados

Comentarios