Menú
Qué es el trastorno disocial y cómo identificarlo
TRASTORNOS

Qué es el trastorno disocial y cómo identificarlo

Descubre qué es el trastorno disocial, en qué consiste y cómo se puede identificar para encontrar soluciones

Sara Poyo Lorenzo

Los trastornos de la personalidad son los trastornos donde hay una serie de características patológicas que afectan principalmente a la personalidad del individuo, de manera que vienen adheridas a él desde edades muy tempranas. No se sabe muy bien por qué aparecen ni su causa pero el enfoque más extendido es el biopsicosocial. Es decir, es el conjunto de variables biológicas, psicológicas y ambientales que rodean a la persona las que hacen que se desarrolle uno.

El trastorno disocial o antisocial de la personalidad es un tipo característico de trastorno donde se presentan conductas repetitivasEl trastorno disocial o antisocial de la personalidad es un tipo característico de trastorno donde se presentan conductas repetitivas

El trastorno disocial o antisocial de la personalidad es un tipo característico de trastorno donde se presentan conductas repetitivas y disruptivas donde se incumplen normas sociales propias de la edad y se violan los derechos de los demás. Al estar vinculado a la personalidad aparecen usualmente en la niñez y acompañan al sujeto toda su vida, como en otros trastornos de ese tipo. Por otro lado el trastorno disocial es un claro ejemplo de que no en todos los trastornos de la personalidad hay un sufrimiento adherente, pues el disocial disfruta causando dolor o al menos es invulnerable al daño que ejerce.

Se caracteriza porque hay una falta de empatía hacia los demás. Puede confundirse con el trastorno disocial en niños y adolescentes, que es muy parecido, con la diferencia de que el pronóstico es mejor, pero normalmente los trastornos disociales que no se tratan a tiempo acaban evolucionando y persistiendo. Cuanto más temprana sea la edad de aparición más complicaciones posteriores habrá en el tratamiento y peor será su pronóstico. Cuando la persona alcanza ya los 18 años y no existe una mejora es cuando se dice que tiene un trastorno disocial (o antisocial) de la personalidad, digamos que un trastorno disocial es una forma "edulcorada" de llamar a lo mismo (no es muy ético etiquetar a un niño con una personalidad antisocial desde el principio).

Según el manual DSM de los trastornos mentales los criterios para considerar que una persona lo tiene son:

- Agresiones repetitivas y recurrentes de personas, animales o cosas.

- Destrucción grave de la propiedad ajena o propia.

-Robos.

-Miente compulsivamente y/o estafa a otras personas, a veces solo por diversión.

-Gran impulsividad, son incapaces de planear el futuro.

-Son muy irresponsables por lo que no suelen durar mucho en los trabajos.

-Agresividad. Se irritan con facilidad y una vez que lo hacen pueden volverse agresivos.

-No tienen remordimientos.

Como reconocer un trastorno disocial de la personalidad

1- Falta de arrepentimiento

Una persona con un trastorno disocial sabe que lo que hace está mal pero no tiene remordimientos, puede pedir perdón o mostrarse arrepentido pero en el fondo no lo siente, lo único que siente es el castigo que se le va a imponer por haberlo hecho, de manera que puede intentar mentir para librarse de ello. Cuando hablamos de niños con un trastorno disocial se les pillará fácilmente la mentira, sin embargo, algunos adultos son muy manipuladores y es bastante difícil.

2- Falta de amigos significativos

Estas personas tienen problemas para establecer relaciones profundas con otras personas, no son muy empáticos por lo que básicamente permiten tener a otras personas a su lado para utilizarlas, para sacar beneficio de algo (para que les ayuden, para subir su estatus, para cubrir sus impulsos...).

Por otro lado, estas personas no tienen porque ser antipáticas sino que todo lo contrario, hay algunas que son muy sociables y que parecen llevarse bien con todo el mundo (las más inteligentes), sin embargo es pura fachada y solo lo hacen para mantener esa relación por otro tipo de intereses.

3- En contra de lo establecido

No siguen las normas porque sienten que no encajan y no las entienden. Por tanto son chicos que tienen problemas en clase y hay un alto porcentaje de abandono escolar, no porque no tengan capacidad, normalmente suele ser porque al no estudiar ni implicarse con lo académico poco a poco se van quedando atrás respecto a sus compañeros, las lagunas de aprendizaje se van acrecentando hasta que llega a un punto es muy difícil superar los estudios, a todo esto se les une la falta de motivación y el deseo de desafiar la autoridad.

4- Agresividad

De forma física y psicológica. De forma física suelen implicarse en robos o peleas. De forma psicológica usan las amenazas, chantajes e insultos.

Otra característica que llama la atención es que estas personas solían torturar animales de pequeños porque les llama la atención o les gusta, según pasan los años esta práctica pierde interés para ellos.

5-Gran impulsividad

Son personas que se piensan muy poco las cosas, se dejan guiar por sus impulsos y no piensan en las consecuencias. Hay muchas hipótesis que hablan de deteriores cognitivos en las zonas frontales de la corteza cerebral (la que se encarga de cierta manera de sopesar las decisiones) pero la verdad es que hay una gran variabilidad de causas y es difícil determinar solo una.

El tratamiento es complicado porque las personas que lo tienen no buscan ayuda psicológicaEl tratamiento es complicado porque las personas que lo tienen no buscan ayuda psicológica

Por otro lado, son muy irresponsables, no porque no tengan capacidad para ello si no porque no preveen las consecuencias o simplemente les da igual. Para ellos, caer en las drogas es muy fácil por esa dificultad en controlar sus impulsos y la falta de reflexión en el futuro.

6- No aprenden de la experiencia

Personas que tropiezan una y otra vez con la misma piedra, repiten los errores del pasado una y otra vez. Por eso en las cárceles, hay un gran índice de reincidentes que tienen este trastorno.

Tratamiento del trastorno disocial de la personalidad

El tratamiento es complicado porque las personas que lo tienen no buscan ayuda psicológica, más bien al contrario, se sienten cómodas con su forma de ser y no quieren cambiar. Para ellas el problema lo tienen los demás porque quieren cortarle la libertad. Solo irán a terapia por obligación, por orden judicial o por contentar otras personas pero en cuanto puedan se escabullirán. A partir de la mediana edad algunos pueden mejorar y son más flexibles a la hora de aceptar ayuda.

El principal objetivo que el terapeuta debe buscar con estas personas es que desarrollen interés por implicarse en como su comportamiento daña a los demás y aumentar las responsabilidades sobre él y respecto a otras personas. El objetivo final es aumentar la empatía de la persona.

Artículos recomendados

Comentarios