Menú
Alergias primaverales: causas, síntomas y remedios
ALERGIAS PRIMAVERALES

Alergias primaverales: causas, síntomas y remedios

Cualquier persona que sea alérgica sabe lo difícil que es lidiar con los síntomas de la alergia, pero, ¿sabes todo acerca de las alergias primaverales?

Héctor Félix Lasheras Diez

Todos los alérgicos sabemos lo difícil que se hace lidiar con los síntomas de las alergias primaverales: te pican y te escuecen los ojos, te lloran, se hinchan, la nariz no para de gotear, estornudas tanto que casi no puedes acercarte a zonas con mucha vegetación, porque te quedas sin aire, y se te irrita la garganta. Y eso no es lo peor, si no que el polen y el polvo están por todas partes, no solo en zonas de alta vegetación. En la ciudad siempre descubrimos zonas adornadas con flores, cualquier parque y cualquier arbolillo nos hace huir de las alergias primaverales.

También es cierto que el polvo está presente en cualquier época del año, pero en ésta época el aire caliente y el buen tiempo, puede hacer que el polvo tenga mayor impacto en tu organismo y tengas que tomar más precauciones con la limpieza de tu casa o de tu lugar de trabajo para que dicho polvo no se sume a los estragos del polen.

Este periodo de sufrimiento alérgico comienza en Febrero y se alarga hasta comienzos de verano, tiempo que se hace, para muchos, una odisea. Y es que no solo es molesto, muchas personas que padecen fuertes alergias primaverales pueden acabar por caer enfermos de bronquitis o incluso neumonía, o tener episodios de asma estacionales que pueden darse con mucha intensidad, por lo que, en esta temporada del año, si eres alérgico, tienes que tener más cuidado que nunca con los lugares que visitas y cuidarte mucho, sobre todo para no acabar teniendo que pasar uno de esos malos ratos provocados por la alergia.

Así que, en caso de que necesites consejo sobre las cosas que puedes tener en cuenta a la hora de enfrentarte al polen primaveral, a las gramineas, o a cualquier partícula que la primavera traiga, estos son algunos tips que te pueden dar resultado.

1. Limita el tiempo que pasas fuera de casa

Cada primavera, todos los árboles producen billones de pequeñas partículas de polen que acaban lanzando al aire, las cuales se esparcen y acaban revoloteando por todos lados, provocando que muchas personas acaben por estornudar sin parar cuando, al respirar, dichas partículas terminan por colarse en la nariz y los pulmones, provocando la reacción alérgica.

Por estas razones, quedarse en casa, sobre todo en los días con más viento, puede ayudar a reducir en impacto alérgico y a parar de estornudar en gran medida.

Hay formas de poder tratar las alergias primaverales para que no sean tan molestasHay formas de poder tratar las alergias primaverales para que no sean tan molestas

También es muy útil evitar salir durante las horas más tempranas de la mañana, ya que es el momento en que la cantidad de polen en el ambiente es más alta.

Por otro lado, cuando salgas, procura llevar gafas o gafas de sol para evitar que el polen se te meta en los ojos y produzca ese picor tan molesto. Si nada te funciona puedes intentarlo con una mascarilla para la boca y la nariz, que filtrará las partículas.

Cuando llegues a casa, para evitar que el efecto del polen siga su curso, es recomendable que te duches, te aclares el pelo y te cambies la ropa, así eliminarás los posibles restos que se hayan quedado adheridos a ti y, por tanto, dejarás de impregnar también tu casa. Procura ducharte antes de ir a dormir para evitar cubrir las sábanas con las partículas adquiridas en la calle que puedas haberte llevado a casa.

2. Prueba con los antihistamínicos

Los antihistamínicos son medicinas empleada para rebatir y reducir los síntomas de la alergia, y puede ayudar tanto a adultos como a niños a sobrellevar las temporadas en que éstos síntomas son más agresivos. Bloquean la respuesta de la nariz ante las alergias y normalmente hacen su efecto en menos de una hora, haciendo que se deje de estornudar paulatinamente y minimizando picores y posibles flujos nasales.

Los antihistamínicos de nueva fabricación no tienen ningún efecto secundario, sin embargo, algunos antihistamínicos más antiguos pueden producir somnolencia, por lo que tendrás que leer el contenido del prospecto con detenimiento.

Para alergias más agresivas, normalmente no solo se recomiendan antihistamínicos de ingestión oral, si no que suelen compaginarse con esprays para la nariz, que actúan en unos cuantos días pero son, probablemente, opciones cuyo efecto tiene una duración más larga.

Si nada te da resultado, tu médico puede recomendarte un tipo de inyecciones que palían rápidamente los síntomas de tu alergia, ya que funcionan como los antibióticos: contienen una pequeña cantidad de polen que se inyecta en tu organismo y ayuda al cuerpo a crear resistencia ante él, sin embargo el tratamiento consiste en una inyección al mes durante 3 o 5 años.

3. Anticípate

Si eres consciente de que se acerca peligrosamente la primavera y comienzas a estornudar como un aviso innegable de que la alergia va a comenzar a darte la lata, anticípate a ello y comienza con tu medicación antes de que aparezcan dichos síntomas para que la medicina ya esté en tu organismo cuando éste lo necesite. Una o dos semanas antes de que empiece la temporada de primavera estará bien.

4. Cambio de hábitos en casa

Los cambios simples pueden marcar la diferencia en tu hogar. Cerrar las ventanas, usar aire acondicionado en vez de ventiladores corrientes, dejar los zapatos a la entrada y no pasar con ellos al interior del hogar, limpiar el suelo con aspiradora frecuentemente y pasar el polvo más de lo habitual, así como cambiar las sábanas con mayor frecuencia (¡Sin secarlas al aire libre! Porque pueden impregnarse de polen y polvo mientras cuelgan fuera) .

Los cambios de hábitos en casa y en tu día a día serán eficaces para tu bienestarLos cambios de hábitos en casa y en tu día a día serán eficaces para tu bienestar

Todas estas pautas que puedes seguir en temporada alta de la primavera te ayudarán a controlar tus síntomas, a dejar de estornudar y a reducir al máximo los efectos de las alergias primaverales.

Por otro lado, si eres fumador, lo mejor será que dejes de fumar mientras dure ésta temporada, porque lo único que conseguirás será agravar los síntomas y hacerte un flaco favor. Y aunque el tabaco nunca te vaya a hacer ningún bien, en ésta época del año será especialmente malo, ya que obstruirá tus vías respiratorias y te hará más difícil lidiar con los efectos de la primavera.

Artículos recomendados