Menú
Beneficios para la madre de la lactancia materna

LACTANCIA MATERNA

Beneficios para la madre de la lactancia materna

Existen beneficios para la madre cuando alimenta a su bebé a través de la lactancia materna. Descubre cuáles son.

Inmaculada Jiménez Peral

De manera continua escuchamos y leemos acerca de las propiedades que tiene la leche materna en la alimentación y en el crecimiento de los bebés pero ¿Sabemos que beneficios tiene la lactancia en las madres? Tras muchos estudios, los expertos han revelado que la leche materna ayuda a las mujeres que acaban de ser madre a la recuperación del parto, a crear un vínculo con sus bebés y un largo etcétera de ventajas que desglosaremos a continuación.

Amamantar a nuestro bebé nos va a ayudar a mejorar y aumentar la rapidez con la que vamos a recuperarnos del partoAmamantar a nuestro bebé nos va a ayudar a mejorar y aumentar la rapidez con la que vamos a recuperarnos del parto

¿Cuáles son los beneficios para la madre de la lactancia materna?

Lejos de destacar las propiedades que la leche materna aporta al bebé, hoy vamos a resaltar los beneficios de la leche materna para las madres que están en el proceso de lactancia, ya que normalmente no los tenemos en cuenta y estos pueden ser decisivos a la hora de elegir qué tipo de alimentación vamos a darle a nuestro bebé.

1. Prevenir el cáncer

Uno de los beneficios menos conocidos por las madres que dan el pecho, es que la lactancia materna ayuda a reducir el riesgo de padecer cáncer de mama o el cáncer de ovarios. Mantener una lactancia ininterrumpida durante más de un año puede ayudar a reducir hasta un 28% la posibilidad de sufrir cualquiera de las versiones mencionadas de esta enfermedad.

2. Recuperación del parto

Amamantar a nuestro bebé nos va a ayudar a mejorar y aumentar la rapidez con la que vamos a recuperarnos del parto. La lactancia materna reduce la posibilidad de sangrado, a la misma vez que hace que el útero vuelva a su tamaño normal con mayor rapidez y previene la anemia.

3. Pérdida de peso

Cuando nos quedamos embarazadas y durante los 9 meses de gestación, en mayor o menor medida, todas las mujeres aumentan de peso. Pues bien, la lactancia materna puede ayudar a recuperar la figura que teníamos antes de quedarnos embarazadas. Esto se debe a que el proceso de la producción de la leche necesita unas 500kcal, por lo que si damos el pecho a nuestro bebé varias veces al día estamos favoreciendo este gasto calórico, consiguiendo así disminuir el peso de nuestro cuerpo.

La lactancia materna reduce el riesgo de padecer hipertensión tanto de  manera inmediata como en un futuro más lejanoLa lactancia materna reduce el riesgo de padecer hipertensión tanto de manera inmediata como en un futuro más lejano

4. Reduce el estrés

Cuando somos madres, nuestra vida cambia de manera radical. Tenemos que enfrentarnos a una nueva situación totalmente diferente a la que estábamos acostumbradas y en muchos casos esto puede generar en nosotras un estado de ansiedad o estrés que nos supera. La lactancia materna puede ayudarnos a combatir en cierta medida esta situación ya que cuando damos el pecho liberamos una hormona llamada oxitocina. Esta hormona tiene un efecto calmante y hace que puedas adaptarte a tu nueva vida con tu bebé. Por otro lado, la capacidad de poder alimentar a tu bebé solo con tu propio cuerpo es algo que a muchas mujeres les hace aumentar la confianza en sí mismas y les ayuda a fortalecer su autoestima.

5. Hipertensión

La lactancia materna reduce el riesgo de padecer hipertensión tanto de manera inmediata como en un futuro más lejano. Esto va a depender también del tiempo que alarguemos esta etapa de lactancia, por lo que a mayor periodo de amamantar a nuestro bebé, menor será el riesgo de padecer hipertensión a lo largo de nuestra vida.

Como hemos podido observar, la lactancia materna no es solo un hábito que tiene beneficios para la salud del bebé, ya que la mamá también tiene bastantes recompensas cuando se trata de alimentar al pequeño con su leche. Aparte de todo lo mencionado anteriormente también tenemos que destacar que cuando amamantamos a nuestro bebé estamos creando un vínculo de confianza y amor entre la madre y el niño o la niña, que podremos notar en un futuro en nuestra relación con ellos.

Artículos recomendados