Menú
Cómo evitar un golpe de calor en verano

GOLPE DE CALOR

Cómo evitar un golpe de calor en verano

Los golpes de calor pueden ser mortales para las personas, por eso es muy importante saber actuar ante estas circunstancias.

Ángela Ruiz Martínez

Con la llegada del verano la subida de las temperaturas en buena parte del país puede ser perjudicial para la salud. Por ello es necesario tener mucho cuidado y poner impedimentos para no sufrir un golpe de calor.

En concreto una insolación ocurre cuando la temperatura temporal sube por encima de los 40 grados. El organismo humano suele estar a unos 36 grados y medio y dispone de diversas medidas naturales para controlar esa temperatura. Por ejemplo el sudor es uno de ellas. Pero con la exposición a temperaturas demasiado elevadas es muy sencillo sufrir una insolación.

Hay diversas personas que son más propensas a padecer hechos de este tipo sobre todo en verano. Los niños son un ejemplo, sobre todo los más pequeños que no controlan demasiado el calor, por ello hay que estar muy pendientes de ellos. También los mayores de 65 años son los menos inmunes al calor así como los turistas que no están acostumbrados a las elevadas temperaturas de los países donde viajan. Por otra parte se debe cuidar las personas con problemas físicos o mentales ya que son también parte de los principales afectados por las altas temperaturas de verano.

Existen diversos síntomas para saber si se está sufriendo un golpe de calor. Conocerlas puede ayudarnos a nosotros mismos o ayudar a otros a que si la insolación se está iniciando no llegue a puntos extremos. Entre ellos por ejemplo se encuentran los mareos, las sudoraciones excesivas, la confusión o desorientación, el dolor de cabeza o la inconsciencia. También la piel seca y sobre todo los labios puede ser un símbolo de que estas perdiendo líquido por lo que es importante que si algo de esto te ocurre actuar con rapidez con las recomendaciones que te exponemos más abajo.

Los golpes de calor o las insolaciones son peligrosas para la saludLos golpes de calor o las insolaciones son peligrosas para la salud

Prevenciones a una insolación

Hay diversas maneras de evitar una insolación. En primer lugar es muy importante beber muchos líquidos, preferiblemente agua. Se recomiendan dos litros diarios. Un problema muy común es que no solemos beber agua en los momentos en los que pensamos que no tenemos sed y que por ello no es necesario pero debemos ingerir líquidos cada cierto tiempo y con cierta regularidad aunque no tengamos sed.

Sin embargo se recomienda no ingerir bebidas demasiado frías o demasiado calientes, que también pueden afectar a nuestra temperatura. Además las bebidas con cafeína o con demasiada azúcar son igualmente muy perjudiciales. Lo mismo ocurre con las bebidas alcohólicas que hacen que perdamos líquido y también nos suben la temperatura.

Tampoco es recomendable ingerir comidas demasiado pesadas. Estas hacen que se tenga una lenta y difícil digestión la cual causa la inmediata subida de la temperatura corporal. Por ello se recomiendan comer alimentos frescos y poco calóricos como verduras, ensaladas o frutas.

Aunque parezca que es obvio es muy importante buscar la sombra cuando estas en la calle. A veces no somos consciente de que andamos con el sol encima nuestra lo que puede agravar estas situaciones. Además es muy importante evitar salir a la calle en puntos máximos de calor, en especial entre las 12 de la mañana y las 17 horas.

En verano también debemos vestir con ropa ligera, de colores claros y preferiblemente de algodón ya que permite mejor la transpiración. Los colores oscuros además atraen y retienen más el calor. Pero por otra parte es importante protegerse la piel. Los sombreros, las gorras o las gafas de sol pueden servir de gran ayuda. Asimismo no debemos llevar vestimenta demasiado apretada que tampoco permite la transpiración correcta.

Prevenir es el mejor remedio conttra las insolaciones o los golpes de calorPrevenir es el mejor remedio conttra las insolaciones o los golpes de calor

Intentar no sufrir cambios bruscos de temperatura. No salir a la calle y ponerse al sol directamente sino ir aclimatando el cuerpo poco a poco.

Es básico además no realizar ejercicios físicos que supongan un esfuerzo demasiado elevado. Y muy importante no pasar demasiado tiempo en un vehículo cerrado sobre todo si no posee aire acondicionado. Cada año salen varios casos de personas que han fallecido por esta causa por lo que debemos ser muy conscientes.

En casa tampoco debemos sentirnos seguros del todo. Es verdad que es más fácil sufrir un golpe de calor en la calle pero se debe mantener la casa con una temperatura fresca haciendo uso del aire acondicionado o de los ventiladores.

Si es necesario realizar mucho ejercicio físico dedicar también un tiempo al descanso. Y lo que es muy importante al sentir los primero síntomas intentar realizar los hechos que narramos a continuación para que si se está comenzando a sufrir una insolación no vaya a peor.

Cómo actuar ante un golpe de calor

En el caso de que una persona sufra un golpe de calor es necesario realizar una serie de pasos que si los seguimos correctamente pueden incuso salvarle la vida a alguien.

En primer lugar lo que se debe hacer es colocar a la persona que está sufriendo la insolación a la sombra. Si es posible también donde menos calor haya siempre y cuando esté cerca ya que no se debe mover mucho a nadie en ese momento. Una vez situado en un sitio más fresco se le deben poner los pies en alto. Tras eso se debería llamar a urgencias.

En el tiempo en el que llegan los servicios sanitarios podemos realizar varias acciones en caso de que el tiempo de llegada sea muy alto. Primero se debe ofrecer agua para contrarrestar la pérdida de líquidos. Una buena solución es el agua con sal. También debemos intentar quitarle ropa para disminuir la temperatura corporal.

Si vemos que es posible y que la persona se encuentra mejor podemos intentar mover a la persona que ha sufrido la insolación a lugares donde haya aire acondicionado o un ventilador. Además para minimizar lo máximo con el golpe de calor se debe mojar con agua fría a la persona e ir controlándole la temperatura cada 15 minutos.

Para no tener que realizar estas acciones es importante seguir las recomendaciones previas. Cada verano son muchos los casos de insolaciones que ocurren en las épocas de más calor. Algunos de ellos incluso dejan a fallecidos. Por ello hay que tener mucho respeto al calor y evitar estos hechos.

Artículos recomendados